Abrazos, no balazos y mucho “apapacho”

Monica Camarena

Parque Juarez

Nada nuevo que el presidente Andrés Manuel López Obrador salga en defensa de delincuentes, en septiembre del 2021, dijo que la violencia en México no pararía si únicamente se detienen a líderes de grupos criminales.

Lo anterior, lo dio a conocer con el pretexto de enaltecer el Programa Jóvenes Construyendo el Futuro, el cual por cierto, también ha resultado un fracaso en el combate a la inseguridad, pues dicho sector de la sociedad sigue siendo reclutado por bandas, muy a pesar de recibir dinero fácil del gobierno.

En esa ocasión, AMLO descubrió su verdadera estrategia que tiene como base no meterse con los delincuentes “Cuando me dicen de que está mal el que yo hable de ‘abrazos y no balazos’, yo digo que voy a seguir sosteniendo lo mismo, de que hay que atender las causas, que hay que atender a los jóvenes, ¿ustedes creen que sólo deteniendo a capos se va a resolver el problema? ¡No!”.

Apenas este jueves, el presidente confirmó que los ‘abrazos y no balazos’ serán permanentes lo que resta de su gobierno, ni siquiera importó que en Michoacán fueran perseguidos y expulsados miembros de la Guardia Nacional por parte de las bandas delincuenciales que mantienen secuestrado ese estado desde hace muchos años.

AMLO presuntamente defendió a miembros del ejército, pero al mismo tiempo envió un preocupante mensaje: “Cuidamos a los elementos de las fuerzas armadas de la defensa, de la Guardia Nacional, pero también cuidamos a los integrantes de las bandas; son seres humanos. Esta es una política distinta, totalmente distinta”.

Las palabras del presidente se dan en un momento muy difícil para México en cuestión de inseguridad, apenas en marzo de este año, de acuerdo cifras de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) el tercer mes del año había sido el más violento del 2022, con 2 mil 657 homicidios dolosos, 396 más que los contabilizados en febrero del mismo año.

Sin embargo, mayo superó por mucho a marzo, tomando en cuenta que el primer día del quinto mes, fue considerado el más violento del 2022, con 112 personas víctimas de homicidio doloso en tan solo 24 horas.

Los abrazos y no balazos de AMLO han venido a desatar a los incontrolables y a poner en absoluta indefensión a una sociedad que vive con miedo.