Viene una nueva era para las afores en México.

Tendrán que competir ferozmente y, en esa batalla, podrían consolidarse.

Y es que, ahora sí, el gobierno mexicano evaluará “quién es quién” sobre las comisiones que cobran a los trabajadores por administrar sus ahorros.

No sólo eso, a través del órgano regulador, la Comisión Nacional del SAR (Consar), establece una ruta para que las comisiones bajen de 0.98% actual a 0.70% al final de este sexenio.

Los ingresos de las afores se reducirán y los ahorros de los trabajadores tendrán que aumentar.

Se acabó la temporada de “vacas gordas” para las afores y el gremio, en su conjunto, está muy preocupado.

Las comisiones que cobran hoy son por casi 1% del monto total de los recursos que administran: 3.3 billones de pesos.

La última cifra que habrían obtenido por comisiones alcanza los 32,000 millones de pesos.

Criterios para definir

Le puedo adelantar que la junta de gobierno de Consar ya emitió los nuevos criterios para determinar si las comisiones de las afores son excesivas.

Aunque se publicarán hasta dentro de tres semanas en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

La Consar, que encabeza Abraham Vela, diseñó una metodología y definió una fórmula para calcular la trayectoria de ajuste de la comisión sobre los activos administrados por las afores. El propósito central es proteger los intereses de los trabajadores y que con el tiempo se reduzcan efectivamente las comisiones que cobran las afores a los trabajadores por administrar los ahorros en su cuenta individual.

La Consar diseñó una metodología en la que el criterio fundamental es la dispersión permitida entre la comisión autorizada más baja y la más alta.

Definió una fórmula para calcular una trayectoria de ajuste de la comisión sobre los activos administrados para la protección de los intereses de los trabajadores.

La idea es que la dispersión disminuya paulatinamente y, en consecuencia, las comisiones que cobran las afores a los trabajadores también se reduzcan.

AIR, exenta Cofemer

La Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer), que dirige Carolina Franco, ya revisó el acuerdo de la junta de gobierno de Consar por el que dicta política y criterios en materia de comisiones y la solicitud de exención de Análisis de Impacto Regulatorio (AIR) y dio su visto bueno para que la Secretaría de Hacienda, de Carlos Urzúa, y la Consar continúen con la publicación en el DOF.

La Cofemer, al no generar nuevas obligaciones o hacer más estricto su cumplimiento para los particulares y que no se modifican o crean trámites que signifiquen mayores cargas administrativas o costos de cumplimiento para los particulares, queda exenta del AIR.

Lo que viene es producto de la reciente reforma administrativa al sistema privado de pensiones.

Se dispuso en un artículo transitorio el objetivo de reducir las comisiones que cobran las afores. Aunque serán las propias empresas las que propongan el porcentaje de reducción, será la Consar la que decida si acepta o no.

El propósito de la autoridad es detener la caída que vienen registrando los rendimientos que ganan los trabajadores.

Y que, en adelante, comiencen a crecer nuevamente en beneficio de los propietarios de las cuentas individuales.

La intención es positiva, veremos cómo reaccionan las afores, agremiadas en la Asociación Mexicana de Afores (Amafore), que preside Bernardo González.

Al tiempo.

ATISBOS

DATO DURO. Un análisis de Citibanamex concluye que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha recibido el voto de confianza de los inversionistas extranjeros en el mercado bursátil mexicano, aunque no de los inversionistas locales.

La firma financiera se basa en las cifras de Banco de México, que indican que, en abril, los extranjeros trajeron flujos a la Bolsa Mexicana de Valores por 300 millones de dólares.

Se acumulan entradas al mercado bursátil por 2,460 millones de dólares en lo que va de este año 2019.

La cantidad es 23% superior respecto del mismo periodo del 2018.

Abril fue el cuarto mes consecutivo con flujos positivos.

Los flujos en el 2019 contrastan favorablemente contra el año más comparable, el 2013, cuando también hubo transición gubernamental.

Hace seis años, a estas alturas, ya había salidas de flujos por 800 millones de dólares.

De acuerdo con el análisis de Citibanamex, hace seis años había confianza absoluta en la administración de Enrique Peña Nieto, confianza que no se le ha dado o no se ha ganado el gobierno de López Obrador, al menos por parte de los inversionistas locales, ya que los extranjeros, de acuerdo con las cifras, le han dado su voto de confianza.

En lo que va del año al cierre de abril, el S&P/BMV IPC había subido 10.7% en dólares (7.1% en pesos).

El valor de la posición de los extranjeros en Bolsa, 151.6 mil millones de dólares, ascendió a 34.6% como proporción del valor de mercado total de la Bolsa en México, es un máximo histórico desde que la institución financiera tiene registro.