Arrebátale a la vida lo que creas te mereces

Valeria Marcial

Va mi felicitación y reconocimiento por su gran trabajo a favor de la defensa de los Derechos Humanos de las Mujeres a todas las integrantes del Colectivo Equifonía por sus 12 años. ¡Vengan más años de feminismo transgresor, pacifico y libertario!
Una gira muy grata tuvo la oaxaqueña diputada federal Eufrosina Cruz Mendoza, en tierras veracruzanas. Y como en cada charla con ella, nos dejó enseñanzas, motivación e inspiración por su activismo por la luchas por la igualdad sustantiva, derechos de las mujeres indígenas y de las comunidades. Estuvo en Orizaba y en Xalapa, y también allá por Perote en el Rancho San Julián, donde fue muy bien recibida y arropada por la familia Yunes Zorrilla, quienes se caracterizan por su gentiliza y hospitalidad.

Eufrosina Cruz dio una charla en el aula magna de la Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana, sobre su libro “Los Sueños de la Niña de la Montaña” cuyas gestiones encabezó su homóloga Lorena Piñón Rivera, quien en casa, en compañía del director Alberto Cruz Silva, fueron los anfitriones.

Eufro la rompió con los chavos universitarios y la comunidad catedrática que se dio cita en el aula. Platicó de su lucha significativa y los incentivó a ser semilla de cambio. Porque desde luego, los cambios empiezan desde nosotros mismos, conminándolos a la responsabilidad y a la participación para una mejor sociedad y un mejor México. Muy a su estilo, bien sincera y franca, los retó a ser los promotores de las grandes transformaciones de este país y salir de la comodidad y levantar la voz ante inconformidades e injusticias. Revolucionaria, rebelde, arrebatadora y congruente, como siempre. En la pura esencia de una mujer que lucha por su libertad, autonomía y respeto. Se ganó los aplausos de los presentes. Repartió autógrafos y desde luego hubo fotos del recuerdo.
Nos platicó de su libro y de lo difícil que fue parirlo. Mismo que previamente fue presentado por la ex diputada Montserrat Ortega Ruíz, la maestra María Antonia Quiroz Morales y la Dra. Bertha Alicia Ramírez Arce, todo bajo la conducción del Dr. Jacobo Domínguez Gudini.
Así como “Los Sueños de la Niña de la Montaña” se están haciendo realidad, lo que se busca con esta lucha es que todas las niñas tengan oportunidad de crecer libres, seguras, protegidas y con acceso a lograr todo lo que se propongan. Fue así como con su relato ante los chavos, les refrendó que van por el buen camino, cuando se mantienen educando, estudiando, porque no hay duda de que la educación transforma.
Y es que la lucha de Eufrosina trascendió las fronteras de Santa María Quiegolani, Oaxaca, porque no claudicó en sus afanes. Decidida y en pie de lucha por la libertad, decidió arrebatar lo que por derecho plasmado en la Constitución nos corresponde a las mujeres, frente a la realidad de este país en el que existen comunidades en donde se invisibiliza a la mujer.
En su mensaje, nos recordó que definitivamente es posible arrebatarle a la vida lo que nosotros nos merecemos. A pesar de lo adversas que puedan ser las circunstancias sí se puede.
Eufrosina una mujer que cree en las corresponsabilidades para salir adelante ante los destinos ya escritos, rompiendo la cotidianidad, asumió que para pedir, exigir y hacer valer sus derechos también le correspondían obligaciones. Y fue así como logró visibilizar a las mujeres, logró mayores derechos para las indígenas de su comunidad y hoy en día, ha logrado no sólo beneficios para su entorno, sino para miles de mexicanos.
¿Qué has hecho para cambiar eso que no te gusta?, pone a reflexionar. Rematando su participación argumentando que romper paradigmas duele. “Y te quedas en soledad. Y ese es el reto. Preguntarte ¿qué tan dispuesto estás en quedarse en esa soledad, para ir por lo que quieres?, porque nada sucede por arte de magia. Para que me den soluciones tenía yo que volverme problema”.
Me despido de esta entrega lamentando que Eufrosina como tantas otras, por ser mujer sea un problema para el sistema. “China”, acá estamos otras rebeldes aguerridas. Gracias por ser inspiración para seguir acuerpando a las mujeres valientes que revelándose al patriarcado y al sistema, están dando la batalla por la igualdad, por el respeto y por llegar a los espacios de poder real.