Boca del Río: labor humanitaria

Raul Lopez

Cosmovisión

Durante la presente pandemia, el ayuntamiento de Boca del Río, que preside Humberto Alonso Morelli, cumple importante labor a través de la entrega de alimentos y medicinas a las familias vulnerables en cumplimiento al largo aislamiento.

El alcalde boqueño, en su programa institucional, realiza una efectiva labor de ayuda a las familias vulnerables dotándoles principalmente de alimentos básicos en colonias populares.

La tarea de realiza en forma normal con personal identificado y vehículos oficiales, en horas de labores, sin importar riesgos y los peligros extremos por los intensos calores, el fin es de ayudar a la población de escasos recursos, y más a las personas de la tercera edad, que por el aislamiento se les dificulta salir y por lo mismo se evita que estén expuestos al contagio de Covid-19.

El procedimiento de entrega es transparente, como parte de un programa institucional y el personal a cargo del área de desarrollo social, justifica la entrega con previa identificación de algún miembro de la familia, esto con fines de cumplir con las políticas de fiscalización establecidas por el Orfis.

Por lo, que la intensión injustificada de pretender descalificar esta labor humanitaria de un programa institucional del Ayuntamiento de Boca del Río, y que forma parte del Programa Anual de Desarrollo, por el que se han tenido amplios reconocimientos a nivel nacional en el combate de la pobreza y más aún en la ayuda humanitaria que se otorga a la población vulnerable en los difíciles tiempos de la pandemia, va en contra de todo principio de solidaridad humana.

El presidente municipal de Boca del Río, Humberto Alonso Morelli, junto con su esposa Karla Robles, presidenta del DIF municipal, han logrado llevar a la gente más necesitada varios programas encaminados a dar todo el apoyo a mujeres, personas de la tercera edad, además de niños y jóvenes, con amplios resultados muy positivos en una auténtica labor social, mismos que se han institucionalizado en este gobierno municipal.

Por eso, no extraña que desde algunas personas con fines partidistas pretendan detener y afectar a esta labor que además de institucional, es totalmente transparente y honesta al cumplir con todas las reglas para cumplir con esa misión de carácter humanitario en favor de los que menos tienen y de forma legal, sin violar ningún precepto de la ley. Así las cosas.