La Bolsa de Tokio perdió un 3.89% la sesión de este jueves en la estela de los comentarios de Donald Trump sobre la Reserva Federal (Fed) tras la caída registrada la víspera en Wall Street.

El índice Nikkei de los 225 principales valores cedió 915.18 puntos para terminar en los 22,590.86 enteros, su descenso diario más acusado desde el mes de marzo. El más amplio TOPIX perdió unos 207,000 millones de dólares en valor de mercado, cediendo un 3.5 por ciento.

A la hora del cierre, la divisa japonesa se fortalecía ante el dólar —que cayó a 112.18 yenes contra 112.98 el miércoles— y el euro, que se cotizaba a 129.58 yenes, contra 130.02 yenes el día anterior.

Por su parte el mercado de Shanghái cerró este jueves con una fuerte caída, debilitada por el desplome de Wall Street y la persistencia de las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos.

El índice composite de la bolsa perdió 5.22% hasta situarse en los 2,583.46 puntos, su nivel más bajo al cierre desde noviembre del 2014 y el más grave desde febrero de 2016. Las acciones en Taiwán se vieron aún más golpeadas, bajando 6.3%, mientras que el Kospi surcoreano retrocedió un 3.8 por ciento.

El desplome de las acciones globales ha elevado las expectativas sobre las cifras de inflación en Estados Unidos, que se conocerán más tarde este jueves. Una inflación alta solo aumentaría la especulación sobre un ciclo de alzas más agresivas de las tasas de interés por parte de la Fed.

En Wall Street, el índice S&P 500 se apuntó su mayor caída diaria desde febrero, mientras que el Nasdaq Composite perdió un 4.08% y el Promedio Industrial Dow Jones bajó un 2.2 por ciento.