Cazarín y Zepeta victoriosos de la operación electoral 2021

Opinion Estatal

Basta de agresiones y represiones a las mujeres - Mi Revista Veracruz
Valeria Marcial
Matices Políticos

Pero qué clase de baile y cátedra de operación política les pegaron Esteban Ramírez Zepeta y Juan Javier Gómez Cazarín a los expertos del PRI y el PAN en la acción electoral del pasado 6 de junio en la fiesta de la democracia o como le decimos “el día d”.
18 de 20 distritos federales, 26 de 30 distritos locales y más de 100 alcaldías para ser la segunda elección de Morena, resulta inexplicable para la oposición, considerando que en esta ocasión no iba en la boleta Andrés Manuel López Obrador.
Es decir, pese a quien le pese, los diputados que se reeligieron, hoy con la frente en alto pueden decir con orgullo, que ganaron limpiamente. Pues si bien durante 3 años han sido criticados de haber llegado gracias a la suerte de hacerle caravana a AMLO, en esta ocasión solitos se alzaron en triunfo. ¡Increíble!
La alta incidencia de participación en las casillas básicas, contiguas y especiales el domingo, fue épica para la costumbre y cálculos de la clase política. 60 por ciento de asistencia permitió a Morena alzarse con el triunfo en la mayoría del territorio veracruzano.
Y aunque a usted apreciable lector del “círculo rojo” no le guste mucho lo que va a leer a continuación, permítame recordarle que en democracia se gana o se pierde por un voto. En esta ocasión Morena ganó con gran margen de diferencia en distritos y municipios.
Sería ideal que ahora sí ya corten sus barbas los que vivieron tantos años del erario público, pues hace tres años sólo las pusieron a remojar, pero no las rasuraron y hoy queda muy claro que el poder lo tiene, sostiene y mantendrá la Cuarta Transformación en Veracruz. Desde luego ya no se vive con los sueldazos de los tiempos del priismo.
Todo triunfo tiene madre pero la derrota es huérfana.
¿Quiénes dieron resultados al gobernador Cuitláhuac García Jiménez?
En política no hay casualidades, ni tampoco magia en la estrategia electoral y “aiga sido como aiga sido” se ganó, se mantuvo y se superó la expectativa en la entidad veracruzana. Gran parte de ello se debe al trabajo de Esteban Ramírez Zepeta que quitó las piedritas de su camino como Gonzalo Vicencio y otros.
Por cierto en el caso de Gonzalo Vicencio ya vimos que junta más gente un perro atropellado que los votos que pueda significar su participación en un partido político. Si no me creen, pregúntenle a los de Fuerza por México, que lo tienen en las filas partidistas por un simple acto de cortesía política, pero saben que no resultó rentable electoralmente hablando, la adquisición.
El otro, como ya lo dije en un principio, se trata de Juan Javier Gómez Cazarín. Sin bien el americanista quien es odiado y amado por más amado por muchos en la 4T (inevitable, al fin por ser azulcrema), tuvo mucho que ver con la victoria en gran cantidad de municipios y el apoyo que se brindó a legisladores de su partido y los de la coalición.
En el sur de Veracruz JJ entregó buenísimas cuentas al número 1, siempre se reportó con el ingeniero y ha servido fielmente a los intereses de la Cuarta Transformación. Da todo por su partido, si lo duda, deberían analizar la serie de trajes en tonos guinda que usa. A mí no me gusta, pero queda claro que mi paisano porta con mucho orgullo los colores de morena y defiende como muy poco.
Ni se diga en la zona de los Tuxtlas donde también la 4T arrasó con excepción de Santiago Tuxtla, donde gobernará la actual diputada Brinda Kristel Hernández, bajo las siglas del PRD-PAN-PRI. En el norte también se ganó, en Tuxpan se arrebató al PAN la alcaldía, Pánuco y Tantoyuca significaron un importante triunfo. El caso de Álamo es digno de reconocer, pues Elizabeth Cervantes fue de la que recibió mayor votación.
En el Congreso de Veracruz nada pasa sin que lo sepa Juan Javier Gómez Cazarín que siempre va en alianza con el gobernador García Jiménez, es así como actualmente se mantiene como el delfín, toda vez que ha dado mejores resultados que otros servidores públicos.
Y aunque ha recibido uno que otro revés, lo cierto es que ha logrado mucho de lo que se ha propuesto, según la ideología, línea, pensamiento y estandarte de Morena.
De buena fuente se, que JJ se reunirá poco a poco con los próximos alcaldes y que se dice dispuesto a trabajar de la mano con todos, del color que sean, pues en el arte de la política y de tejer fino, una vez en el poder se deben de dejar de lado las rencillas y hacer alianzas, para dar resultados al pueblo.
Total. Ya quedó muy claro que el veracruzano no tiene miedo de cambiar el sentido de su voto en cada elección.
La victoria la proclamó Esteban Ramírez Zepeta, es el delegado estatal en funciones de dirigente que entregó los increíbles resultados y superó al actual delegado Manuel Huerta Ladrón de Guevara en la elección que le tocó operar. Aquí no se aplicó la máxima de “el poder desgasta” porque en este caso se fortalecieron de cara al 2024.
Ahora deberán defender los triunfos en la mesa, con los mejores en materia jurídico-electoral y hacer valer los agradecimientos a los nombramientos ya en tiempos de la 4T en la entidad. (El que entendió entendió).
Además Esteban Ramírez Zepeta tiene en su agenda la operación cicatriz para con aquellos que no resultaron los elegidos para el proceso electoral que pasó, ya trabaja en las negociaciones con los que aspiraban a representar la 4T y no hubo oportunidad de una candidatura, pues queda claro que el gobierno es muy grande y habrá lugares para todos.
El gobernador en unos meses hará cambios en diversas áreas. Es bien sabido que en el poder se pagan los favores, que los cargos no son para siempre y que para mantener vigente la estructura, aceitada la maquinaria y lista para la siguiente causa, siempre son necesarios los cambios.