Tomado de: El Financiero

Cofece: controversia vs. AMLO por nuevos comisionados     13 de Diciembre del 2021

Maricarmen Cortés

Desde el piso de remates

El Premio Naranja Dulce es para el Pleno de la Comisión Federal de Competencia, que preside interinamente Brenda Hernández, porque presentó ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación una controversia constitucional en contra del presidente Andrés Manuel López Obrador porque no ha enviado al Senado sus propuestas para cubrir las vacantes de nuevos comisionados.

La Junta de Gobierno de la Cofece está operando desde septiembre pasado, cuando renunció Jana Palacios tras concluir su periodo como presidente, con sólo cuatro de sus siete miembros.

La Cofece acusa a López Obrador de omisión y de no cumplir con su obligación constitucional de seleccionar y proponer al Senado de la República para su ratificación a los candidatos o candidatas para nuevos comisionados.

La SCJN tendrá que resolver aún si acepta la controversia y el problema jurídico es que en la reforma constitucional de 2013 no se fijaron plazos para que el Ejecutivo envíe al Senado sus propuestas para cubrir las vacantes ni en caso de fallecimiento de algún comisionado como lamentablemente ocurrió con Gustavo Pérez Valdespín quien murió por covid-19 en febrero pasado o de Palacios, quien renunció sin esperar a terminar su periodo como comisionada.

En el caso del Instituto Federal de Telecomunicaciones hoy opera con cinco comisionados, pero el presidente interino Adolfo Cuevas termina su periodo a fines de febrero próximo.

Desde el 26 de noviembre el Comité de evaluación, integrado por el Inegi y Banxico, entregó al Ejecutivo las listas de los cinco aspirantes con mejores calificaciones las vacantes de Cuevas y de Palacios, pero López Obrador no ha enviado al Senado sus propuestas y se acumulan ya tres vacantes en ambos organismos.

 

  • CCE: DOS NUEVOS AFILIADOS, PERO SIN VOTO

El Premio Limón Agrio es para el Consejo Coordinador Empresarial, que preside Carlos Salazar, porque por un lado avanza al admitir a dos nuevos aliados por lo que a partir de enero se incorporarán: a la Amafore y a la Caintra, Nuevo León.

El tache es porque se mantiene el arcaico y nada democrático proceso de elección del presidente del CCE en el que sólo siete de los ahora 14 miembros tendrán voz y voto. Es en verdad absurdo que se insista en que sólo los siete socios fundadores elijan al presidente del organismo cúpula del sector privado.

 

  • BOSCO DE LA VEGA Y FRANCISCO CERVANTES

Salazar Lomelín, quien termina su gestión en marzo próximo, asegura, sin embargo, que sí hubo avances en materia de elección de su sucesor porque el 27 de enero los aspirantes iniciarán una campaña para ser electos y difundir sus propuestas.

La elección será en la asamblea que se realizará el 2 de marzo, pero en la que sólo votarán los siete socios VIP: Coparmex, Concamin, Consejo Nacional Agropecuario, Consejo Mexicano de Negocios, Asociación de Bancos de México, Concanaco y AMIS.

Los dos candidatos que han manifestado su interés de participar son Bosco de la Vega, expresidente del CNA, y Francisco Cervantes, expresidente de Concamin, pero no se descarta que como en el caso del propio Carlos Salazar, quien fue un alto directivo de FEMSA, se apunte de última hora a otro candidato ligado a una de las grandes empresas del país que participan en el Consejo Mexicano de Negocios y que –no lo dude– es el organismo de mayor peso dentro del Consejo Coordinador Empresarial.