COLUMNAS DE COLUMNAS

Columnas de Columnas Columnas de Columnas

Columnas de Columnas

Ni un paso atrás
El Presidente Andrés Manuel López Obrador ha pedido más de una vez a los mexicanos que “resistan” la actual situación de desabasto de combustible que afecta a gran parte del centro y norte del País. A pesar de que el tabasqueño asegura que lo peor está por terminar y que de un día para otro volverá a la normalidad la distribución de gasolina en el país, es un hecho que si esta situación continúa por mucho tiempo, los ciudadanos ya no podrán “resistir”. En el Reforma, el analista y periodista Sergio Sarmiento, escribe que: “el Presidente López Obrador agradeció ayer ‘a la gente todo el apoyo que nos están brindando’: al ciudadano, ‘que está resistiendo por las colas’; ‘a los trabajadores de Pemex, sobre todo a los transportistas’; a ‘la mayoría de los distribuidores’, que ‘no han abusado aumentando el precio’; a los medios que han dejado de lado el amarillismo. Insistió también que no hay desabasto, que sí hay gasolina. Mientras tanto, millones de mexicanos se enfrentan a una pesadilla cotidiana para tratar de cargar gasolina. Aunque el Presidente dijo a los mexicanos ‘Resistan’ apenas el 9 de enero, las afectaciones están creciendo y la paciencia se desvanece […] Si bien mucha gente sigue esperando que las cosas súbitamente regresen a la normalidad, esto no ocurrirá si el gobierno no abre los ductos. Solo Jalisco, dice Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, requiere de 750 pipas diarias, pero está recibiendo apenas entre 150 y 200. Las explicaciones de por qué están cerrados los ductos, por otra parte, han cambiado […] El Presidente insiste en que no hay desabasto, que sí hay gasolina suficiente, que es cosa de distribuirla […] Una de las grandes lecciones de esta crisis es el peligro para la nación de tener una empresa monopólica. Si bien la reforma energética legalizó la importación o producción de gasolina por empresas privadas, la mayor parte del combustible sigue siendo producido, importado o transportado por Pemex. En los países del mundo donde hay muchas empresas productoras y distribuidoras, este tipo de desabasto difícilmente tiene lugar. Aquí lo importante es que si el desabasto se prolonga varias semanas más, las consecuencias serán catastróficas. Ya estamos viendo problemas como la suspensión de la recolección de basura por falta de combustible para los camiones. El abasto de alimentos empezará pronto a ser afectado. Si no se reanuda la provisión de combustible pronto, el país entrará a una crisis, primero económica y luego humanitaria. No se podrá entonces agradecer a nadie”.

Quién está feliz con el desabasto de gasolina
En El Universal, el periodista Carlos Loret de Mola, escribe que: “debió haber sido un inicio de sexenio de susto para Carlos Romero Deschamps. Símbolo de la corrupción priista, la llegada al poder del presidente Andrés Manuel López Obrador y su promesa de democratizar los sindicatos seguramente lo tenía bastante preocupado. Romero Deschamps ha encabezado desde tiempos de Carlos Salinas de Gortari, y gracias a él, el poderoso sindicato petrolero. Pero bien dicen que las penas con pan son menos. Y si algo no va a faltar a la mesa de ese sindicato es pan: Carlos Romero Deschamps y su incondicional Ricardo Aldana, varias veces legisladores del PRI, controlan a través del sindicato el jugoso negocio de las pipas de Pemex. Esas que son blancas, grandotas, con el logotipo de Pemex, todas esas son del sindicato. Y con la decisión del presidente AMLO de cerrar los ductos, cuando circulan por las calles las pipas levantan más miradas y suspiros que un(a) modelo con ropa entallada. Las pipas están más demandadas que nunca. Gran negocio para el sindicato petrolero. Las pipas están haciendo corridas extras para tratar de mitigar el desabasto de gasolina. Gran negocio para el sindicato petrolero. Los piperos, que son todos sindicalizados, están trabajando y cobrando horas extras. Gran negocio, vía sus cuotas, para el sindicato y sus mandamases Romero y Aldana, quienes se dan vida de magnates y cuyos excesos han estado a la luz de todos […] El error central de implementación de la loable intención de acabar con el huachicoleo es el momento en que decidieron hacerlo. Hay dos épocas del año en las que las reservas de combustible están al mínimo porque la gente demanda de manera extraordinaria: Navidad-Año Nuevo y Semana Santa-Pascua. En sitios como la Ciudad de México, Guadalajara, Acapulco, las reservas bajan a solamente medio día de combustible almacenado. Es decir, operan en el límite. Los nuevos funcionarios no tomaron eso en cuenta y cerraron los ductos en el momento en que más iban a afectar a la ciudadanía. Cuando decidieron encomendar toda distribución del combustible a las pipas se dieron cuenta de que no había suficientes y que la ingeniería de las estaciones de almacenamiento está armada para que se reparta en ductos y pipas por separado, y no es tan sencillo como “mover la manguera” para que llene la pipa en lugar de llenar el ducto. Quizá el ejemplo más claro es Tuxpan. Hay buques llenos de combustible anclados ahí, pero la terminal no puede recibir de los buques más gasolina y diésel porque no tiene espacio para almacenarlos, porque no ha podido repartir a la misma velocidad de antes”.

El escándalo que viene
En Milenio, el periodista Carlos Puig, habla acerca de las recientes declaraciones hechas por autoridades de Jalisco y la Ciudad de México, quienes acusaron a sus antecesores de maquillar cifras de seguridad y no reportar todos los delitos cometidos en la entidad: “en medio de la crisis de la gasolina, ayer se dieron dos notas que podrían ser el inicio de un escándalo de gran magnitud. En la mañana, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, y a mediodía Ernestina Godoy, la procuradora de Ciudad de México, dijeron fundamentalmente lo mismo. Sus antecesores le mintieron al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública a la hora de reportar los delitos en sus estados. Así. Esos reportes, esas cifras, sirven para elaborar políticas públicas, detectar variaciones y movilizar fuerzas y recursos, en fin, la radiografía de la delincuencia del país para tomar decisiones. Pues no tanto. Según lo informado por Alfaro, en varios delitos se reportaba al sistema 20 por ciento de éstos. Valga la aclaración, esto no es cifra negra o no denunciada, estaba en carpetas de investigación y simplemente no llegaba al reporte final […] Dijo Alfaro que ha hablado con Alfonso Durazo de hacer una auditoría de todas las cifras del sistema. Ya veremos si se hace y cuáles son los resultados; por lo pronto, pensemos que no había mala fe y que simplemente, también haciendo eso, las procuradurías estatales eran el desastre que ya sabemos que son a la hora de investigar delitos. O pensemos lo otro: que, en ese asunto, ni más ni menos en eso también los gobernadores engañaron”.

El grito de Maduro
En La Jornada, el periodista Julio Hernández López, reflexiona acerca del grito de ¡Viva México! lanzado por Nicolás Maduro tras asumir el poder para un segundo mandato como Presidente de Venezuela: “ayer, al enumerar a quienes con representación diplomática asistían a su toma de protesta como presidente de Venezuela por un segundo periodo, Nicolás Maduro lanzó un grito luego repetido en coro por los asistentes, ¡Viva México! La sonora individualización geográfica tiene como telón de fondo que el país gobernado por Andrés Manuel López Obrador se negó a convalidar la estrategia del conjunto de países latinoamericanos, conocido como Grupo de Lima, que busca desconocer, aislar y deponer al heredero político de Hugo Chávez, todo en consonancia con la óptica bélica de la administración Trump. La entusiasta referencia de Maduro a México es oro molido para la franja social que está asustada o recelosa respecto de las primeras acciones del gobierno obradorista ya con el poder formal, más otras realizadas durante el largo periodo, peculiarmente ejecutivo, de la presidencia electa. Siempre se ha buscado asociar a López Obrador con el chavismo, en tonos estridentes deseosos de ahuyentar a los electores de la opción significada por el tabasqueño. Aun así, tan grave y profunda ha sido la crisis a la que han llevado al país los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN) que una amplísima corriente de votantes prefirió experimentar la novedad del obradorismo que continuar con la inercia del bipartidismo negociado y dañino. Sin embargo, y sobre todo con la ayuda de equipos de difusión en redes digitales, se insiste en ligar al político mexicano con el venezolano […] Pero sí hay algo que merecería quedar más claro: la Venezuela de hoy, con sus graves problemas e insuficiencias, es una parte del proceso de desestabilización que en su contra han desatado los intereses afectados por Chávez y, luego, por Maduro […] En la medida que López Obrador pretenda avanzar en sus planes (que no buscan un cambio radical, sino un remozamiento del sistema), la hoy aún desguanzada oposición a Morena y su máximo líder institucionalizado irá tratando de asustar con el petate venezolano y así crear condiciones de desarmonía y ruptura. Hay un gran espejo latinoamericano ante el cual verse (del Chile gobernado por Salvador Allende al reformismo de Lula y el desenlace de Dilma Roussef) , pero no desde el posicionamiento de los intereses afectados por gobiernos progresistas o populistas ni con ruidero propagandístico de factores desplazados por la llegada al poder de nuevos proyectos políticos. Y, entonces sí, ¡Viva México!”.

Robo de gasolina: “¿y tú qué harías?”
En el Excélsior, su director, el periodista Pascal Beltrán del Río, escribe que: “en días recientes me han preguntado en las redes sociales cómo resolvería yo el robo de combustible y el desabasto de gasolinas que se ha dado como consecuencia de la aplicación de la estrategia del gobierno federal para combatir aquel delito. La solución de las autoridades ha sido cerrar los ductos, presuntamente para quitar a los huachicoleros de adentro y fuera de Pemex la posibilidad de seguirse robando el producto. Eso, en lo que se meten nuevos controles de seguridad. Para mí, la solución debiera ir por otro lado: sacar al Estado del negocio de la refinación, importación, almacenamiento y distribución de gasolinas. Sé que esta posición no es bien vista por quienes creen que el Estado debe realizar dichas funciones y, por tanto, aborrecen la apertura del mercado de hidrocarburos que se dio por la Reforma Energética. Sin embargo, yo sostengo que sólo hay razones de tipo ideológico –no de tipo económico– para mantener al Estado metido ahí. Para mí, la Reforma Energética se quedó corta. Fuera de Venezuela, no hay otro país en el mundo en el que el Estado siga teniendo una presencia tan abrumadora en el sector. […] El Estado mexicano ha sido terriblemente ineficiente en este negocio. A Pemex le roban los funcionarios, los trabajadores y muchos delincuentes de fuera. El contrato colectivo de la empresa encarece su operación. Su deuda supera ya los dos billones de pesos. ¿Qué ganamos los mexicanos con tener al Estado metido de forma aún tan abrumadora en el mercado de los combustibles? Los dogmáticos dirán que es cuestión de soberanía […] Lo que ha sucedido en México en días recientes no le pasa a un país que tiene un sector de combustibles regido por la libre competencia […] Lo que vemos hoy en México no ha sido causado por desastres naturales o conflictos geopolíticos, sino por la decisión del gobierno mexicano de combatir la corrupción en Pemex mediante una estrategia que, por lo pronto, sólo ha dejado sin gasolina a miles y miles de mexicanos. Se ha dicho que es loable que el gobierno vaya tras los ladrones de combustible. Sí, en el sentido de que aplicar la ley siempre es lo correcto (aunque, de hecho, se trate de la obligación de la autoridad). Pero esos huachicoleros –los de adentro y fuera– probablemente no harían de las suyas si el Estado no estuviese ocupado en algo que las empresas privadas pueden hacer de forma más eficiente”.

Otro ‘crimen de Estado’ que abortará
En Milenio, el periodista Carlos Marín, escribe que: “cuando los matones de los Arellano Félix acribillaron al cardenal Posadas Ocampo por confundir su Grand Marquis con el de su verdadero objetivo, El Chapo Guzmán, varias líneas de investigación fueron trazadas, pero desde un principio se supo que el prelado fue víctima de un “fuego cruzado”. Entre lo descartado estuvo que su muerte fue deliberada porque iba a denunciar nexos entre políticos y narcotraficantes y su sucesor, Sandoval Íñiguez, intentó imponer la vacilada de que fue un “crimen de Estado” maquinado por Salinas de Gortari […] Algo semejante ocurrió con el homicidio de Colosio. Mucho se especuló, pero se trató de algo más bien común: el “asesino solitario” fue Mario Aburto, como quedó corroborado en el estudio del último fiscal del magnicidio, González Pérez. A pocos días de que sea creada la Comisión de la Verdad sobre el caso de Los 43, el diario La Razón dio cuenta de que para el subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación, Alejandro Encinas, los esfuerzos de la nueva instancia se centrarán en averiguar las identidades de ‘El Patrón’ y ‘El Caminante’, a pesar de que la PGR determinó ya que el primero se llama Alejandro Tenescalco, de Los Bélicos (grupo de sicarios) miembro de la policía municipal de Iguala, y que el otro es Alejandro Benítez Palacios, alias ‘El Cholo Palacios’, líder de Guerreros Unidos en Huitzuco, quien coordinó a unos 20 guerreros unidos para ultimar a los normalistas de Ayotzinapa (esto se sabe a partir de la detención de Ramiro Ocampo Pineda El Chango) […] Los detractores de la ‘verdad histórica’ insisten en culpar al gobierno federal del atroz fin de los estudiantes y buscan otra identidad para ‘El Patrón’, de preferencia el ex Gobernador priista Rubén Figueroa (oriundo de Huitzuco, odiado por la guerrilla a la que reprimió: el del capítulo Aguas Blancas y quien combatió al Centro Tlachinollan de Rosales). De quitar de la mira pública a los perredistas y protomorenistas que gobernaban entonces Iguala y Guerrero, solo faltará ligar a Figueroa con Salinas y a éste con Peña Nieto para que, como en los casos Posadas y Colosio, se necee con tratar de inventar un apetitoso “crimen de Estado”. Todo indica que sus promotores fracasarán”.

Gobierno unipersonal
En el Excélsior, el periodista especializado en temas parlamentarios, Francisco Garfías, escribe que: “está por verse si el problema de desabasto de combustibles se resuelve en este fin de semana, como dice el discurso oficial. Lo veo difícil. El problema es complejo. Seguirán las filas. Hay que armarse de muuucha paciencia […] El asunto es que las pipas y carrotanques no alcanzan para abastecer gasolinerías. Tampoco tenemos la capacidad de almacenamiento suficiente para evitar la escasez. Ni la infraestructura adecuada para cargar y descargar los combustibles transportados en vehículos. Hay que construir patios de maniobra. Conseguir los terrenos que se requieren, cosa difícil en las grandes ciudades. Es obligatorio meter tubería, poner asfalto, adaptar mecanismos de seguridad… Peor: no hay vehículos suficientes para transportar gasolina, diesel, turbosina, por la vía terrestre. Pemex necesita, por lo menos, tres veces más pipas de las cuatro mil que, nos aseguran, están disponibles […] Mucha improvisación. Y no, no se trata de crear “sicosis”, como dice el presidente López Obrador, sino de ayudar a la población a entender lo que sucede. Ser omisos no ayuda a que el gobierno sea más eficiente. Es un axioma que la estrategia para combatir el robo de combustible fue mal diseñada. Se trata de una medida bien intencionada, pero pésimamente operada. No se previeron los efectos negativos, ni daños colaterales que no hemos acabado de ver. Uno pensaría que el problema más urgente es la gasolina. Nos hacen ver que no es así. Los camiones de trasporte usan diesel. Son los que llevan los insumos que consume la población. Ésa debe ser la prioridad […] Sobran las preguntas. Escasean las respuestas. ¿No se previó el desabasto? ¿Las filas? ¿Las pérdidas económicas? ¿Cuántas pipas se han rentado o comprado? ¿Cuál es el costo? ¿ De quién son? ¿Cuándo se reabren los ductos? ¿No había otra manera de evitar el robo de combustibles? ¿Por qué no hay detenidos por ese delito? ¿Por qué que hay una docena de barcos que transportan combustible anclados en Coatzacoalcos —un poco menos en Tuxpan? ¿Cuánto nos cuesta que permanezcan así por no tener la capacidad de vaciarlos? AMLO ejerce un gobierno unipersonal. Nadie habla si él no autoriza. Yo le pregunto lector, ¿sabe usted el nombre de los secretarios de Agricultura? ¿De Bienestar? ¿De Sedatu? ¿De Economía?”.

Las disculpas de Sánchez Cordero
En el diario Reforma, su columna de trascendidos Templo Mayor, asegura que: “no debe haber sido fácil para Olga Sánchez Cordero encabezar el acto en el que el Estado mexicano se disculpó públicamente con la periodista Lydia Cacho… pues hace 12 años le dio la espalda. Cosa de recordar que la hoy titular de Gobernación, cuando despachaba en la Suprema Corte, integró la mayoría de 6 ministros que resolvió que no hubo violación grave de garantías contra Cacho cuando fue detenida y trasladada a Puebla. A lo mejor la funcionaria no se acuerda, pero en aquella ocasión, en 2007, Sánchez Cordero fue enfática en defender la actuación del “góber precioso”, Mario Marín, en contra de la autora de “Los demonios del edén”. ¿Será por eso que quien tuvo que dar la cara fue el subsecretario Alejandro “Todoterreno” Encinas? Es pregunta”.

Guardia Nacional
En Milenio, su columna de trascendidos Trascendió, asegura que: “la emoción le ganó ayer a Jan Jarab, representante en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, durante el tercer día de las audiencias sobre la Guardia Nacional en la Cámara de Diputados. En contraste con la formalidad del acto, estalló en aplausos para Alejandro Madrazo y hasta le dio un par de palmadas en la espalda, luego de que el académico cuestionó con severidad la iniciativa y demandó a la mayoría de Morena diseñar instituciones ‘para un país, no para un hombre’”.

Caso Maduro pone a prueba a México
En El Universal, su columna de trascendidos Bajo Reserva, asegura que: “vaya tarea y desafío que le espera a la diplomacia mexicana entre los gobiernos de América Latina y El Caribe, después de que la Organización de Estados Americanos votó por el desconocimiento del nuevo periodo presidencial de Nicolás Maduro en Venezuela. Nos recuerdan que México ha jugado un papel protagónico en la OEA, principalmente para conseguir votos a favor de distintos proyectos. Luego de no tomar partido en este caso, de votar en abstención, los embajadores de México en la región ahora tendrán que hablar con cada uno de los ministros de Relaciones Exteriores que consideran ilegítima la nueva presidencia de Maduro, amén de explicar convincentemente la posición mexicana, con tal de no perder apoyos en el continente americano. Titánica labor diplomática, nos comentan”.

Haciendo la tarea
En el Excélsior, su columna de trascendidos, Frentes Políticos, asegura que: “el titular de la SEP, Esteban Moctezuma, y José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, presentarán hoy dos estudios en torno al futuro de la educación superior en México y su relación con el mercado laboral: “El Futuro de la Educación Superior en México: Promoviendo Calidad y Equidad” y “La Educación Superior en México: Resultados y Relevancia para el Mercado Laboral”. El análisis asegura que aquellos individuos que sólo han alcanzado la educación secundaria superior ganarán, en promedio, 65% de lo que ganaría un graduado en educación terciaria, “perpetuando este círculo vicioso durante las generaciones futuras”. Dominar el ABC, las matemáticas y poner los acentos donde se debe, es prioridad nacional. Hay que salir del bache”.