COLUMNAS DE COLUMNAS

Columnas de Columnas Columnas de Columnas

Columnas de Columnas

El “sector obrero” de la 4T
En El Universal, el periodista Salvador García Soto, escribe que: “utilizando un símil de lo que fue por décadas uno de los pilares del sistema corporativista del viejo régimen del PRI, el proyecto de la Cuarta Transformación de Andrés Manuel López Obrador y Morena buscan replicar el modelo de adhesión y control del movimiento sindical, pero con condiciones distintas, como la extinción de los contratos colectivos de trabajo, nuevos liderazgos en los sindicatos y un sindicalismo más abierto y democratizado en el que los trabajadores tengan libertad para elegir a sus dirigentes y se elimine el charrismo sindical. Para ello, desde el partido gobernante se han puesto ya en marcha estrategias y operaciones políticas que buscan desmantelar el antiguo sector obrero del priismo y tomar el control de los grandes sindicatos del país, aprovechando para ello la decadencia y agotamiento de la CTM, con la enfermedad y anquilosamiento de sus dirigentes. Además se impulsa la democratización de los grandes sindicatos a través de la convocatoria a elecciones abiertas y por voto directo de los sindicalizados, para lo cual se apoya a los movimientos disidentes en las grandes organizaciones tanto del sindicalismo de empresas públicas, dependencias de gobierno y universidades públicas —SNTE, STPRM, fortalecimiento y regreso del desaparecido SME frente al SUTERM, FTSE, etc.— como en sindicatos de empresas privadas. Un ejemplo de la estrategia que ya está en marcha son las recientes huelgas estalladas en fábricas maquiladoras de la frontera de Tamaulipas, en donde detrás de los líderes del Sindicato de Jornaleros y Obreros Industriales y de la Industria Maquiladora (SJOIIM) de filiación histórica cetemista, aparecieron en esta ocasión asesores ligados al Comité de Morena en Tamaulipas y abogados laborales como Susana Prieto Terrazas, a quien se asocia con Napoleón Gómez Urrutia, como impulsores y artífices de los paros en 45 empresas maquiladoras que exigían aumento del 20% al salario mínimo ya aumentado al doble en la Frontera, además de un bono único de 32 mil pesos.

Realidades a modo
En el Excélsior, la periodista Yuriria Sierra, escribe que: “1) Nicolás Maduro dice: “Venezuela no va a permitir el show de la ayuda humanitaria falsa, porque nosotros no somos mendigos de nadie (…) Eso no es ayuda, es un mensaje de humillación al pueblo, porque si quisieran ayudar deberían cesar todas las sanciones económicas (..) El paquete es muy bonito por fuera, pero por dentro lleva veneno”. Los venezolanos responden: “Si Maduro no los deja pasar, nosotros, los venezolanos, lo pasaremos a la fuerza, nos uniremos todos aquí en Cúcuta y llamo a todos los venezolanos que están en Cúcuta y en el exterior que vengan a apoyarnos para hacer llegar ese medicamento, esa ropa, esa alimentación…”. 2) El gobierno de México, a través de Hugo Eric Flores, delegado federal para los programas de Bienestar Social en Morelos, afirma: “La planta termoeléctrica es de ciclo combinado, que es la tecnología más eficiente desde el punto de vista energético y la menos contaminante desde el punto de vista ecológico…”. Lo dijo en el anuncio de la termoeléctrica que será sometida a consulta, en próximos días, Morelos y algunos municipios de Puebla y Tlaxcala. Sin embargo, el mismo cuento que con la decisión de cancelar el NAIM y con la luz verde al Tren Maya: nadie sabe nada de los estudios ambientales, al ser un proyecto de López Obrador, las voces de los activistas no serán escuchadas como sucedió con Texcoco; además, se requiere otro análisis, pues el proyecto se levantará en zona sísmica. Flores afirmó que ya lo solicitó a la UNAM. ¿Cuánto tardará la espera por la opinión de los expertos? Como sucedió con lo planeado en la Península de Yucatán, aunque no tengamos estos datos, ya hay fecha para la consulta de la que podemos adivinar el resultado. 3) Lo siguiente se escuchó, el martes por la noche, desde el Congreso de Estados Unidos, habla Donald Trump: “Todos los americanos pueden estar orgullosos de que hay más mujeres trabajando que nunca (…) Los salarios están subiendo más rápido que en las décadas pasadas (…) Hemos creado 5.3 millones de nuevos empleos e importantemente añadido 600,000 nuevos empleos manufactureros”. Pero los registros dicen otra cosa. Politifact, una organización sin fines de lucro, refutó estos datos: la fuerza laboral femenina bajó en el último mes de 2018, al pasar de 73.9 millones a 73.6. Sobre el aumento al salario, aunque en cuestión de dólares pasó de 351 a 355, si el incremento se mide en porcentaje de incremento, tenemos que con Barack Obama era de 7.5%, el aumento con Trump representa sólo el 1.1 por ciento. Y sobre el número de empleos generados, su afirmación es aún más tramposa, pues a los 5.3 millones de empleos a los que hizo referencia, habrá que restarle 500 mil generados previo a su inicio de mandato. Empleos que irían, en dado caso, al saldo a favor del ocupante previo en la Casa Blanca. Y no fue la única realidad maquillada de la que habló: “La ciudad fronteriza de El Paso, Texas, suele tener tasas extremadamente altas de violencia criminal, una de las más altas de todo el país, y suele considerarse una de las ciudades más peligrosas de nuestra nación. Ahora, inmediatamente tras la construcción, con una poderosa barrera, El Paso es una de las ciudades más seguras de nuestro país…”, pero The Washington Post reporta que, a diferencia de Ciudad Juárez, con la que hace frontera, El Paso jamás ha estado en la lista de las 25 ciudades más peligrosas de Estados Unidos, de hecho, hace 10 años era considerada una de las urbes más seguras del país. 4) “Corea del Norte, bajo el liderazgo de Kim Jong Un, se convertirá en una gran potencia económica. Podrá sorprender a algunos, pero no a mí, porque yo ya logré conocerlo y entender qué tan capaz es. Norcorea se convertirá en un misil muy diferente: ¡uno económico!”. Eso tuiteó, ayer, Donald Trump sobre el tirano de las Coreas, al mismo tiempo que encabeza una cruzada paralela para liberar a Venezuela de Nicolás Maduro, su tirano, y restablecer lo único que dice que le importa: el restablecimiento de la plena democracia. Cuatro casos claros de cuando la realidad deja de ser contexto, para ser sólo un elemento para una construcción a modo, que servirá para hacer que funcione un discurso a todas luces equivocado. El régimen seudodemocrático que acusa intervención. El proyecto energético trasnochado. La Presidencia cuestionada del magnate ávido de reflector. Qué peligroso cuando el futuro se dibuja a partir de realidades que no existen. Cuánto daño”.

Dilemas de la individualización
En Milenio, el columnista Liébano Sáenz, escribe que: “el tema tributario plantea dilemas difíciles y complejos. Por ejemplo, la existencia de regiones o sectores que aportan más a la recaudación general y que sería justo o equitativo que hubiera un retorno de ese recurso a dichos lugares o segmentos, al menos en una buena proporción. Por eso, en materia de gasto presupuestal hay que cuidar siempre el equilibrio entre las acciones dirigidas a la mayoría y los recursos destinados a temas de política social. El Estado de bienestar necesita apoyar a los sectores más desprotegidos, pero subsidiar de manera indiscriminada, como el único camino para lograr mayor equidad, puede terminar poniendo en riesgo lo que el país ha logrado. El acuerdo básico, por supuesto, es que todo mexicano por razón de serlo tenga un piso de bienestar (salud, educación, vivienda digna). Que buena parte de los recursos deben dirigirse a los grupos sociales en mayor necesidad, sea pobreza extrema, personas con capacidades diferentes o miembros de la tercera edad en condiciones de pobreza. No obstante, nada hay de mezquino en una política pública que apoye a las zonas generadoras de riqueza. No hacerlo en cambio, pudiera significar que quien más produce ve disminuido su rendimiento por la falta de soporte público, bien sea con calidad de servicios (seguridad o educación, como ejemplo) o por la falta de infraestructura. Los recursos públicos, de siempre, son muy limitados. Si bien es cierto que hay áreas de oportunidad para la optimización del gasto público, no tengo la impresión de que en México hayamos vivido el derroche generalizado. Por ejemplo, las satanizadas remuneraciones de servidores públicos es algo que en realidad cuesta mucho menos que tener un gobierno ineficiente, con autoridades improvisadas o incompetentes por la falta de incentivos materiales de quienes se desempeñan en posiciones de mando. El mercado laboral para este segmento tiene sus reglas y tiene sus consecuencias desatenderlas. Un funcionario con responsabilidades delicadas debe tener una contraprestación más allá de la satisfacción que ofrecen muchas áreas del sector público, y esto implica un ingreso equiparable al sector privado. Esto quizá no sea del todo válido para los altos funcionarios vinculados con la política, pero sí, sin duda, para los del servicio civil de carrera. Diferenciar administración de política es principio básico de la calidad del gobierno. Al ser los recursos muy limitados, el gobierno debe ser selectivo y muy ordenado en su aplicación. No comparto la idea de subsidios generalizados, sino focalizados, es decir para quien realmente lo necesite. Tampoco creo que el dar dinero lleve a dignificar a las personas, más bien lo contrario. Lo que sí considero que es un acierto, bajo determinadas condiciones, es la asignación individualizada de los beneficios de política social. Eliminar la intermediación en su asignación es más económico, más eficaz y puede resultar bastante efectivo para frenar la tentación del clientelismo o de la corrupción. La idea de cuentas individualizadas es más justa que el llamado sistema solidario. Las cuentas individualizadas ahora se hacen presentes con las afores o el régimen del Infonavit, el IMSS o el Issste. Sin embargo, para el primer caso ha sido recomendable una reforma que regule las comisiones, ya que hay inequidad e ineficiencia, lo que será evidente en unos años, cuando el ahorrador advierta en muchos casos que su aportación no cubre satisfactoriamente su retiro, que los rendimientos fueron bajos y las comisiones altas. Por otra parte, el que el Infonavit condone de manera indiscriminada adeudos o que el IMSS incluya derechohabientes sin aportación, disminuye las oportunidades de servicio para los aportantes, sean derechohabientes o acreditados”.

Leer
En Reforma, el escritor Jorge Volpi, escribe que: “leer es importante. Leer es bueno. Hoy, cuando el nuevo gobierno plantea un ambicioso proyecto de promoción de la lectura, conviene reflexionar sobre nuestra mayor falla: la forma como le enseñamos a leer a nuestros niños y jóvenes. Lo primero que conviene decir es que la lectura no es -no puede ser- un fin en sí mismo. La lectura no es sino una forma de aprehender historias y conocimiento y belleza, cifradas en el lenguaje -y sus distintas materialidades-, desarrollado por los humanos desde hace miles de años. Lo esencial, no debemos olvidarlo, es lo que se puede descubrir gracias a la lectura. Somos seres narrativos: nuestra conciencia nos impulsa a ordenar secuencialmente los acontecimientos y a dotarlos de sentido. Por ello empezamos contándonos historias -en particular la nuestra- que luego transmitimos a nuestros hijos. Sus cerebros se modelan así: escuchando narraciones que se convierten en imágenes que, almacenadas en sus cerebros, luego son empleadas como herramientas para enfrentar el futuro: la ficción como clave de socialización y de supervivencia. No es otra la razón de que los niños amen tanto los cuentos que les narran sus mayores. A continuación, les enseñamos a leer. Y en vez de asumir que la lectura no es sino una práctica para que ellos sean capaces de descubrir otras historias -y el conocimiento asociado con ellas-, los obligamos a creer que la lectura es relevante por sí misma. De ahí que tantos maestros se centren en nimiedades, en vez de mostrarles a sus alumnos que la lectura es un instrumento -como un telescopio o un microscopio-, diseñado para observar realidades imposibles de encontrar y apreciar de otro modo. Olvidamos mostrarles que la lectura es la mejor forma de que vivan otras vidas además de la propia […] Si queremos romper este círculo vicioso, debemos alterar drásticamente la forma como enseñamos a leer -y como enseñamos literatura- en nuestras primarias y secundarias. Las novelas y los cuentos -el sustrato básico para transmitir el placer de la lectura- son parientes cercanos del teatro, la ópera, el cine y la televisión y, sí, también las redes sociales y los juegos de video. Mientras no encontremos los modos de mostrarles a los jóvenes las ligas que unen todas estas variedades de la ficción, y mientras no les demostremos que aquello que se descubre con la lectura es valioso y placentero -un desafío único-, seguiremos fracasando en nuestro intento, ya no de tener un país de lectores, sino un país de ciudadanos curiosos y abiertos a experimentar todas esas ficciones que nos hacen en verdad humanos”.

¿Director de Pemex en rebeldía?
En El Universal, su columna de trascendidos Bajo Reserva, asegura que: “todo apunta a que las orientaciones e instrucciones presidenciales no fluyen con la velocidad necesaria en Petróleos Mexicanos, cosa de preguntarle al director general de la empresa productiva del Estado, Octavio Romero, por el “cese fulminante” de uno de sus operadores. Nos recuerdan que el presidente Andrés Manuel López Obrador despidió a Miguel Ángel Lozada Aguilar como director general de Pemex Exploración y Producción. Pero, nos comentan, a don Mike se le sigue viendo despachar en la casa de visitas de Pemex en Villahermosa, Tabasco. Tal situación, nos comentan, tiene confundidos a los trabajadores y a las empresas subcontratadas, pues se dice que Lozada Aguilar podría estar operando por fuera o ser recontratado, a pesar de haber participado en la llamada “Estafa Maestra”. ¿Y las investigaciones de la Función Pública?”

AMLO pide paz

En Milenio, su columna de trascendidos Trascendió, asegura que:”el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado a la unidad y a la reconciliación en cuanto dos grupos antagónicos comenzaron a intercambiar gritos durante su visita a Huetamo, Michoacán, cuyo resultado fue interpretado por el gobierno estatal, encabezado por Silvano Aureoles, como un reencuentro político que le cae a la entidad como “bocanada de aire”. Las autoridades estatales consideran que “se rompió el molde del abucheo” y condenaron el “empeño de asfixiar la economía local con un absurdo e injustificado sabotaje al sistema ferroviario”, además de celebrar que la “campaña amarranavajas” no cuajó.

Así o más claro
En el Excélsior, su columna de trascendidos, Frentes Políticos, asegura que: “no se sorprendan los legisladores si en el futuro son investigados por malas prácticas. El presidente Andrés Manuel López Obrador prohibió a los diputados locales de Morena gestionar el cobro de moches a cambio de bajar recursos del presupuesto a estados y municipios. Les recordó que su trabajo es legislar y no ejercer el gasto. “Nada de condicionar el apoyo del presupuesto en un estado a cambio de que se haga una bolsa para que ellos distribuyan los recursos. Eso no le corresponde al Poder Legislativo, sino al Ejecutivo”. A partir de hoy no habrá apoyo para organizaciones civiles ni moches para diputados; los apoyos ser

Ni juez ni parte
En el diario Reforma, su columna de trascendidos Templo Mayor, asegura que: “quien ya se puede ir despidiendo de la emoción de estrenar una toga de las que usan los ministros de la Suprema Corte de Justicia es la dos veces nominada para esa posición Loretta Ortiz. Y es que, después de que su esposo, José Agustín Ortiz Pinchetti, fue designado ayer como titular de la Fepade, resulta prácticamente imposible que ella llegue al Máximo Tribunal del país por un elemental conflicto de intereses. Imagínese que un día el fiscal electoral tenga que litigar algo ante la Corte y que la decisión sobre el asunto quede en manos ¡de su pareja! ¿O esas minucias no importan en la Cuarta Transformación? Es pregunta que no pretende ser ni juez… ni parte”.