COLUMNAS DE COLUMNAS

COLUMNAS EDITORIALES EDITORIALES

COLUMNAS EDITORIALES Y ARTICULOS DE IMPRESOS

El tribunal de las dudas / El que tiene más saliva, traga más pinole

El tribunal de las dudas
El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación volvió a quedar mal parado ante la sociedad al aprobar la candidatura presidencial independiente de Jaime Rodríguez, ya que al hacerlo después de que se demostró que hizo trampa para recolectar las firmas dejó en claro que la legalidad no es uno de sus fuertes, aunado a esto, ya años atrás habían perdido respeto al incrementar repentinamente el tiempo de duración en el puesto de 4 magistrados, de los cuales, tres estuvieron a favor de aprobar al candidato independiente, lo que deja mucho que desear de cara a las elecciones a celebrarse próximamente y del en el Reforma, el columnista Juan E. Pardinas, escribe que: “para funcionar y subsistir, toda democracia necesita ciertos niveles mínimos de vergüenza. Estas dosis elementales de pudor son riendas y frenos que contienen las acciones de individuos e instituciones. […]. Una ley es una aproximación de las expectativas de conducta de los ciudadanos y las autoridades. ¿Qué sucede cuando el Tribunal encargado de interpretar la ley electoral se vuelve un motivo de vergüenza? […]. La sentencia que resucitó al Bronco ha validado las trampas como un método para obtener un espacio en la boleta presidencial. […]. El socavón de la desconfianza donde se encuentra el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación no se abrió súbitamente la semana pasada. Ese agujero es una contrahechura que se empezó a perforar desde hace dos años, con la activa contribución de los poderes de la Unión. En octubre de 2016, el Senado se abocó a la tarea de nombrar a los siete magistrados que integran al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Una vez designados, los senadores decidieron ampliarles el plazo de permanencia en el cargo a cuatro de ellos. A los dos magistrados que originalmente fueron aprobados por tres años se les dio una extensión a siete. El otro par de juzgadores pasó de seis a ocho años. […]. Si se quería dar un mayor horizonte de continuidad institucional al trabajo del Tribunal, lo más aseado y conveniente hubiera sido cambiar primero la Ley Orgánica y luego designar a los favorecidos con la extensión del periodo. El orden de los factores sí afecta la pulcritud de los procesos o el cochinero de las cosas. […]. Los magistrados electorales beneficiados por el enredo tuvieron que protestar dos veces, primero para asumir el cargo y después por el tiempo de compensación que les regalaron los partidos en el Congreso. Tres de los cuatro magistrados que recibieron la ampliación de su plazo, con beneplácito del Congreso y la Corte, se hicieron de la vista gorda frente a las trampas que usó El Bronco para obtener las firmas. Ya hay voces que piden juicio político en contra de los integrantes de este tribunal de suspicacias. La credibilidad de este órgano era uno de los asideros de la gobernabilidad el día de la elección y, sobre todo, en los días y semanas subsecuentes. El infierno de las instituciones no es un incendio remoto, enardecido por la retórica de un demagogo en campaña. En la Divina Comedia, el averno imaginado por Dante es una espiral con nueve círculos. Con decisiones como las que arriba se describen, algunas instituciones mexicanas ya van más abajo del primer sótano. […]”.

El que tiene más saliva, traga más pinole
Esta semana se van a desarrollar los dos primeros debates que más llaman la atención, que son, el presidencial y el de la Ciudad de México, en donde los candidatos de Morena parecen ser los rivales a vencer por lo que indican las encuestas por lo que será importante ver la capacidad de resistencia tanto de es Manuel López Obrador como de Claudia Sheinbaum, así como también las propuestas y estrategias que presentan sus adversarios para saber si logran sacarlos de concentración o poder pelear por el segundo lugar en las preferencias electorales, y del tema, en el Excélsior, la columnista Vianey Esquinca, escribe que: “arrrancaaan los debates entre candidatos que contienden a diferentes cargos de elección popular. El próximo 18 de abril se llevará a cabo el debate entre los candidatos a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México y el domingo 22 será el tan ansiado y morbosamente esperado primer. debate presidencial. […]. Si el amable lector hurga en su cabeza tratando de recordar algo de los debates […], difícilmente será alguna propuesta. Esto sucede porque todos juran y perjuran lo mismo: Que si llegan a ganar, acabarán con la corrupción, la inseguridad, la pobreza, las plagas, las enfermedades y todo mal que aqueja al país. […]. Por eso quien gana los debates no es necesariamente el de la mejor propuesta, sino quien tiene mejor desempeño como orador y una mayor agilidad mental para responder y contraatacar. El carisma e incluso el sentido del humor son mejor recompensados que el conocimiento. […]. En 2018 las cosas no tienen que ser distintas. En los debates del 18 y 22 de abril el juego es muy claro: ‘Tírele a los morenos’, ya que los aspirantes a vencer son: López Obrador y Claudia Sheinbaum. Por lo mismo, seguramente esta dupla va a tomarse un té de pasiflora antes de estos ejercicios para aguantar los ataques y no caer en provocaciones. […]. En el debate presidencial cada candidato tiene sus propios retos. El tabasqueño deberá proponer, responder a los ataques y decir algo de sus enemigos políticos de manera rápida, lo cual de por sí no necesariamente se le da; José Antonio Meade debe demostrar que de verdad no tiene atole en las venas y que es capaz de emocionarse y emocionar; Ricardo Anaya deberá parecer algo más que el listillo del salón y Margarita Zavala deberá demostrar que es capaz de responder en pocas palabras, con frases contundentes y sin dar tanto rollo. El último de la lista, el candidato del Tribunal, Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, seguramente irá en su papel de buscón. Su mayor reto será no sólo parecer el vaquero que no tiene nada que perder, sino que es capaz de dar una propuesta con sentido. Este debate además tendrá nuevo formato. Se busca que la gente se interese un poco más, y que en lugar de monólogos aburridos sean verdaderos ejercicios de esgrima mental. El único problema es que cinco candidatos y tres moderadores suena a multitud, habrá que ver si el tan esperado formato no se convierte en un verdadero caos que termine siendo el deleite de los memes. […]”.

¡El papa Francisco a la PGR!
Uno de los principales problemas en México es la inseguridad, y es por ello que los candidatos deben buscar y ofrecer propuestas y soluciones para resolver dicha problemática, y quien ha presentado una solución  tanto controversial es Andrés Manuel López Obrador al anunciar que si gana las elecciones, traerá al Papa Francisco, para a partir de su presencia las cosas puedan mejorar en México, al menos en el tema de seguridad, y  en Milenio, el periodista Ricardo Alemán, escribe que: “en las campañas presidenciales es tal la competencia de disparates y mentiras que, incluso, la Conferencia del Episcopado […] llamó a los candidatos de todos los partidos a no mentir con paraísos que no cumplirán. En un comunicado, la CEM dijo: ‘Invitamos a los partidos políticos, a los candidatos independientes y toda la ciudadanía a sumar esfuerzos para que prevalezca la propuesta y el compromiso por la transparencia, la legalidad, la honradez, la equidad, el diálogo y la verdad, y evitar la mentira, el fraude, la coacción, la simulación, la violencia y el engaño a los pobres con dádivas pasajeras’. Y es que las coaliciones de izquierdas y derechas […] parecen competir para ver quién se lleva el título de ‘Pinocho 2018’. Al mismo tiempo, en la sublimación del engaño y la estupidez, el candidato López Obrador prometió que, si él gana, traerá a México al papa Francisco, ya que —según dijo— es tiempo de poner alto a la inseguridad. ¿Qué tiene que ver el ministro de Roma con la violencia y la inseguridad en México? […]. ¿Y eso qué significa? Según la lógica chabacana y engañabobos de Andrés Manuel López Obrador, el papa Francisco encabezaría la lucha contra la violencia y el crimen en México, teniendo como colaboradores al locuaz cura Solalinde y al descocado obispo de Chilapa-Chilpancingo, con quienes llevaría a cabo una cruzada para perdonar a jefes narcos, criminales de la venta de droga, lenones que controlan la trata y el tráfico de personas. […] ¡Chingados… ¿por qué a nadie se le había ocurrido?! ¡Idiotas gobernantes que por más de 2 mil años no entendieron que guerra y maldad no se combaten con balazos, sino con abrazos! ¿Y si en lugar de votar ‘Andrés Manuel López Obrador presidente’, lo votan como papa? Al tiempo”.

Desterrar la violencia de las campañas
A lo largo de este proceso electoral se han registrado varios hechos de violencia en donde se presentarían los candidatos de los diferentes partidos, el reciente hecho violento del que se tiene registro sucedió en Oaxaca, donde supuestos maestros agredieron al equipo de José Antonio Meade, lo primordial sería evitar que más actos así sucedan para no poner en un mayor riesgo nuestra democracia, que d por sí ya sufre de credibilidad, y de ello, hoy en El Universal, su Editorial, asegura que: “la violencia ocurrida ayer en Puerto Escondido, Oaxaca, donde presuntos integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se enfrentaron a simpatizantes del candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, […], es una advertencia más de lo caldeados que actualmente están los ánimos sociales y, por ello mismo, del riesgo latente que hoy existe de que en las campañas se susciten más hechos violentos como éste. Algo que en definitiva a nadie beneficia, pero a lo que tampoco ayudan en lo absoluto los discursos de todos los candidatos, que hasta hoy se sustentan en la confrontación, la descalificación y el ataque hacia sus competidores, y no en verdaderas propuestas de gobierno que den solución a las innumerables problemáticas sociales que México padece. Lo alarmante es que éste no es el primer episodio de este tipo en lo que va del proceso electoral de 2018. Recordemos la agresión que sufrieron en la delegación Coyoacán, el pasado 3 de enero y en similares circunstancias, simpatizantes y la propia candidata de Morena a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, durante un acto proselitista, violencia en aquella ocasión perpetrada por presuntos integrantes o simpatizantes del Partido de Revolución Democrática. Aunque, afortunadamente, producto de ambos incidentes sólo hubo heridos, no deberíamos esperar a que en posibles episodios futuros de este tipo se lleguen a perder vidas humanas. Algo así sería un golpe fatal para nuestra ya de por sí endeble democracia. […]. Al fin del día hechos como éstos hablan […] de nuestra cultura política, de nuestro nivel de intolerancia y del debate que tenemos como sociedad. Es natural que las campañas políticas despierten pasiones, pero nada nunca justifica el uso de la violencia. En este sentido, bien harían los candidatos a cualquier puesto de elección en tomar consciencia de que las campañas, que deberían servir de escaparate para plataformas de gobierno, debates, intercambio civilizado de ideas, y en suma para conocer de cerca y verdaderamente a los candidatos, cada día se transfiguran más en algo parecido a un ring de box en el que el objetivo es tumbar, pareciera que literalmente, al oponente. Los mexicanos nos hallamos inmersos en el proceso electoral más fascinante, grande e importante de nuestra historia. Exijamos un verdadero debate de ideas y desterremos de lleno a la violencia”.

Brillante idea

Para tratar de calmar los ánimos que y reclamos, el Tribunal decidió ofrecer un conferencia de prensa para aclarar los puntos por los que decidí sí incluir en la contienda a Jaime Rodríguez, pero en lugar de eso, las críticas en su contra se aumentarsssen el diario Reforma, su columna de trascendidos Templo Mayor, asegura que: “ya se supo de dónde salió la idea de hacer una conferencia de prensa con los magistrados del Tribunal Electoral para defender la polémica decisión de llevar a Jaime Rodríguez […] a la boleta presidencial. Fue de la oficina del magistrado José Luis Vargas, quien tiene a su cargo el área de comunicación del tribunal, en donde uno de sus principales asesores, Alfredo Medellín, es el mandamás de facto. Y aunque la presidenta del tribunal, Janine Otálora -quien votó en contra de la resolución-, manifestó su desacuerdo con la conferencia, accedió a estar presente, pero advirtió que no hablaría, al igual que Felipe de la Mata, quien también objetó la decisión. El otro magistrado que no estuvo de acuerdo con subir a ‘El Bronco’ a la contienda fue Reyes Rodríguez, quien se ausentó del acto porque tenía un compromiso en la Universidad de Princeton… al día siguiente. Así es que Vargas, Indalfer Infante, Mónica Soto y Felipe Fuentes volvieron a hacer valer su mayoría para armar la inédita rueda de prensa en la que trataron de defender lo indefendible. Vaya cuarteto”.

Importancia
Después de muchos problemas, Peña Nieto por fin se reunió con autoridades importantes de Estados Unidos para hablar de temas que les competen a ambos países, y de esto hoy en el Excélsior, su columna de trascendidos, Frentes Políticos, asegura que: “como una muestra de lo que significan las relaciones diplomáticas con México, basta decir que en Lima, Perú, durante la sesión plenaria de la VIII Cumbre de las Américas, Enrique Peña Nieto, Presidente de México, y Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, se reunieron para tratar temas bilaterales, en donde el único punto que no se tocó fue el muro que tiene Donald Trump (Presidente de EU) en la cabeza. Por algo será. Pence señaló: “Para mí es un enorme placer poder estar aquí y encontrarnos con el presidente Peña Nieto para hablar de temas que son importantes para ambos países”. A México le llueve respeto, a Siria bombas. Las amenazas de Donald Trump a México son sólo palabras”.

Problemas para Anaya
Ricardo Anaya no goza de la simpatía de todos, y eso quedó demostrado en un evento realizado en el Estado de México, donde por más que se esforzó no logró entusiasmar a la gente asistente al evento, por lo que tuvo que ayudarle Juan Zepeda, y de esto en Milenio, su columna de trascendidos Trascendió, asegura que: “que Ricardo Anaya nada más no prende, al menos en el Estado de México. Y es que ayer durante su mitin en Ecatepec, quien logró levantar en alguna medida el ánimo de los asistentes fue Juan Zepeda, el ex candidato perredista a gobernador y quien en su momento se reveló como todo un rock star, pero Anaya nomás no, con todo y que le echó ganitas. La razón quizá fue que la mayoría de los simpatizantes era perredista, además de que el Partido Acción Nacional no tiene presencia en ese municipio”.

El deslinde de AMLO de la CNTE
Nuevos hechos de violencia se vivieron en un mitin de candidato presidencial, ahora contra de José Antonio Meade, quien de inmediato responsabilizó a Andrés Manuel López Obrador sin tener las pruebas suficientes para hacerlo, y de estas agresiones, hoy en El Universal, su columna de trascendidos Bajo Reserva, asegura que: “las pedradas en el mitin de ayer en Puerto Escondido, Oaxaca, del candidato del PRI, PVEM y Nueva Alianza, José Antonio Meade, dejan la duda acerca de quién es la mano detrás de la gresca. El abanderado priísta dijo que ‘el único lenguaje (de los atacantes) es el de lanzar piedras’. En un comunicado señalaron a la CNTE, que apoya a Andrés Manuel López Obrador. Activistas de Oaxaca apuntan a Fredy Pineda Gopar, alcalde priísta de Mixtepec […] como un personaje acostumbrado a no quedarse cruzado de brazos y que su gente fue la que respondió a los opositores a Meade. Anoche Andrés Manuel sólo reviró: ‘lamentables (los hechos). Y Meade me quiere echar la culpa, le mando decir: ternurita, ternurita, apúrate porque te va a ganar Margarita’. Alguien atiza el avispero.”.