COLUMNAS FINANCIERAS

Opinion Estatal

Dinero, de Enrique Galván

Cuento chino, el financiamiento para Dos Bocas

La refinería de Dos Bocas, en Tabasco, contará con financiamiento de bancos chinos por 600 millones de dólares, informó el embajador, Zhu Qingqiao, durante la celebración del Día de China, organizado por la Secretaría de Economía. El diplomático resaltó el interés que tienen las empresas de su país por invertir en el sector energético.Participamos de cierta manera, bancos chinos participan del financiamiento, junto con otros bancos internacionales, ICBC y Bank of China, señaló.

Todo suena muy bien, qué bueno que tengan confianza en México, sólo que al señor embajador se le fueron las cabras, como se dice coloquialmente. La refinería se construye con aportaciones y recursos etiquetados en el presupuesto de Egresos de la Federación, informó la secretaria de Energía, Rocío Nahle.

Capitanes

Plan desdibujado

El esperado anuncio de inversiones en el sector energético que se haría para finales de enero se está desinflando. Primero, el propio presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que el programa se anunciará a mediados de febrero y ahora trasciende que empiezan a surgir diferencias y descontento en los organismos empresariales.

Para los industriales más pequeños, los programas dados a conocer entre el sector privado y el Gobierno federal son acuerdos cupulares que dejan fuera a los que menos recursos tienen. Hay que recordar que han sido innumerables las reuniones entre las cabezas de sector como Carlos Salazar, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, y Antonio del Valle, presidente del Consejo Mexicano de Negocios, con López Obrador; sin embargo, hay sectores que no se sienten plenamente representados y empezarán a desmarcarse.

Coordenadas, de Enrique Quintana

El T-MEC no va a ser ‘pan comido’

En el Senado de Estados Unidos podría no aprobarse antes de que ocurra el juicio político (impeachment) al presidente Trump si Nancy Pelosi, la líder demócrata en el Congreso, envía en estos días la acusación contra Trump al Senado. Si se retrasara más, tal vez habría una ventana de oportunidad para una próxima ratificación, quizás esta misma semana. No es el caso para Canadá. El calendario político del Parlamento de Canadá sugiere que la ratificación podría quedar concluida hacia el mes de marzo.

Para que el T-MEC entre en operación, hay que esperar 90 días, después de que los tres socios hayan concluido con el proceso de ratificación. Por ello, no es remoto que la entrada en operación del nuevo Tratado tenga que esperar hasta el mes de julio de este año.

La Cuarta Transformación, de Darío Celis

La guerra sindical que viene

México llega tarde en materia sindical porque los gobiernos de Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña no hicieron la tarea. Ahora el régimen de Andrés Manuel López Obrador va tener que bailar al ritmo de la música que toquen sus socios comerciales y la mejor muestra es que en lo sindical la fiesta apenas empieza.

La más importante y la que va a generar más efervescencia política es la que se espera en materia de democracia sindical y negociación colectiva de trabajo. Apunte Pemex, CFE, ferrocarrileros, bancos, maquiladoras, gobiernos federal y estatal, así como la mayoría de los 500 mil contratos laborales que estarán en disputa.

Ricos y Poderosos, de Marco Mares

Reforma energética, ¡sí!: Canacintra

Es la primera vez que un organismo gremial hace una manifestación tan directa, tan abierta y tan frontal en oposición al discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador, en materia energética.

Ahora, Canacintra, de manera puntual, rebate los argumentos presidenciales con los que públicamente ha acusado las mínimas cantidades en inversiones y producción petroleras. El gremio de los industriales conmina al gobierno mexicano a convocar un diálogo con todos los sectores relevantes de México para definir una política energética que proyecte el futuro que queremos ver en 30 años.

Activo Empresarial, de José Yuste

China, confusión por Dos Bocas, y vienen automotrices

Era el Día de China en México. Nada de que si Estados Unidos se enojaría o de que los industriales nacionales no quieren a los chinos. Nada. El nombre del juego es diversificar inversiones y comercio. Y ya en el calor del evento, el embajador de China en México, el señor Zhu Qingqiao, se animó (quizá de más) diciendo que los bancos chinos que ya están en México, iban a financiar con la nada despreciable suma de 600 millones de dólares el proyecto de la refinería de Dos Bocas, que, como se sabe, es un proyecto clave para el presidente López Obrador.

Era para destapar la champaña y arrojar serpentinas… hasta que llegó la corrección. Rocío Nahle, secretaria de Energía, tuvo que ser la aguafiestas y decir la verdad: Dos Bocas trae financiamiento por el presupuesto federal, del mismo gobierno mexicano, y no necesita de ningún banco de inversión nacional ni internacional.