COLUMNAS-FINANCIERAS

COLUMNAS FINANCIERAS NACIONALES 31 de Agosto de 2020

COLUMNAS POLITICAS FINANCIERAS

COLUMNAS FINANCIERAS POLITICAS NACIONALES

Dinero, de Enrique Galván, en La Jornada:

La pizquita de sal de Arturo Herrera

Al reunirse con un grupo de diputados para comentar el proyecto del presupuesto del próximo año, Herrera anticipó que entre el actual y el próximo, México vivirá la crisis más fuerte desde 1932; es casi el peor momento económico para el país (y el mundo) en el último siglo.

Aunque no se contrate nueva deuda, manifestó Herrera, ésta se incrementará entre 10 y 17 puntos del PIB por efecto del tipo de cambio. En otras palabras, crecerá en más de un billón de pesos.

Capitanes, en Reforma:

Complejo litigio

En el conflicto de organización Radiópolis entre Grupo Coral, de Miguel Alemán Magnani, contra Grupo Prisa, que a nivel global lleva Javier Monzón, existen dos asuntos que anticipan que será largo el litigio. Radiópolis tiene dos tipos de acciones. Las de serie N, que son neutras y que solamente pueden participar, de acuerdo a la Ley de Inversión Extranjera, en ciertas y determinadas decisiones y actividades económicas de los socios extranjeros.

Por otro lado, están las acciones clase 1, que tienen voto pleno y participan en absoluto en todas y cada una de las decisiones. Bueno, el 50 por ciento de las acciones de Radiópolis en manos de Grupo Prisa son serie N. Es por eso que algunos abogados interpretan que la asamblea de accionistas que llevó a cabo el grupo de Alemán Magnani tenía la facultad de nombrar a la mayoría del consejo de administración, incluido al director general y presidente del mismo.

Coordenadas, de Enrique Quintana, en El Financiero:

Un gobierno sin dinero

En reunión plenaria con los diputados de Morena, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, fue directo e incluso crudo. No doró la píldora ni creó falsas ilusiones. Explicó que enfrentamos crisis gemelas: económica y sanitaria, que van a pegar en las finanzas públicas. La caída del PIB será la más profunda desde 1932.

Este año, el impacto sobre los dineros del gobierno (y de los gobiernos estatales) se amortiguó un poco debido al uso de los fondos, los “guardaditos” de los que se disponían. Pero, dichos recursos ya no estarán disponibles en 2021.

Cuarta Transformación, de Darío Celis, en El Financiero:

730 días de pesadilla

Andrés Manuel López Obrador veta, sanciona y persigue con el aparato del Estado a compañías multinacionales y a empresarios mexicanos, como nunca antes se había visto. En la peor crisis económica de la historia y cumpliendo dos años como Presidente de la República, está perdiendo la confianza de la inversión nacional y extranjera por su “política de terror”.

Lo mismo contra el Consejo Coordinador Empresarial de Carlos Salazar y el Consejo Mexicano de Negocios de Antonio del Valle, que el Consejo Ejecutivo de Empresas Globales, que preside Claudia Jañez.

Ricos y Poderosos, de Marco Mares, en El Economista:

Economía, ¡viene lo peor!

México está viviendo en el plano económico la peor crisis de su historia, pero todavía viene lo peor. Viene un año en el que el gobierno tendrá una deuda mucho mayor, sin la posibilidad de pedir préstamos; no tendrá dinero ahorrado para las contingencias y, en consecuencia, un presupuesto mucho más pequeño.

Todo eso. Más el escenario de otro año con la pandemia del Covid-19 y la posibilidad de un rebrote. Lo habíamos escuchado prácticamente de todas las voces, de todas las instituciones. Pero ahora lo reconoce el responsable de las finanzas públicas del país, Arturo Herrera.

Activo Empresarial, de José Yuste, en Excélsior:

Adiós guardaditos, llegan las tijeras

Se los acabaron. Los guardaditos, que llegaban a 500 mil millones de pesos, se terminaron en dos años. El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, informó a los diputados que el 8 de septiembre, sin guardaditos, como eran los Fondos de Estabilización de Ingresos Presupuestales, los de Entidades Federativas y los fideicomisos, la austeridad va a ser todavía mayor.

El 8 de septiembre, cuando Hacienda presente el paquete presupuestal para 2021, vienen las tijeras para recortar el gasto en un presupuesto de por sí raquítico al que la administración pública ha venido adelgazando. ¿No debería ser al revés? En momentos de crisis se podría presentar un gasto contracíclico.