COLUMNAS FINANCIERAS POLÍTICAS NACIONALES

Opinion Estatal

Capitanes 

T-MEC paso atrás

Cuando apenas asoma el optimismo en EU porque se acerca el proceso de ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), surgen otros problemas. Resulta que no se ha definido el procedimiento para implementar las reglas de origen que se encuentran en el pacto comercial.

Las reglas de origen marcan el volumen de insumos regionales que deberá contener cada producto manufacturado si quiere conservar la preferencia arancelaria dentro del T-MEC.

Recordemos que la industria automotriz va a ser la más afectada por este cambio. Pues bien, si el tratado entraría en vigor 90 días después de que el último país lo ratifique, ese tiempo es muy poco para que las naciones implicadas se pongan de acuerdo sobre cómo se van a implementar las reglas de origen. Nadie quiere ver una nueva negociación sobre las reglas y por ello se requiere empezar a trabajar en el tema desde ahora.

La negociación del T-MEC en esta administración la ha llevado Jesús Seade, subsecretario para América del Norte en la Cancillería, pero no los trabajos de implementación. Es a la Secretaría de Economía, de Graciela Márquez, a la que le corresponde esta labor y se espera que ya tengan el proyecto bien estudiado y listo para implementarlo.

Coordenadas, de Enrique Quintana

Aunque no lo crea, les va bien a muchos

Que la economía esté en cero crecimiento del PIB no significa que todo mundo esté estancado. Hay algunos que ya quisieran estar en cero, pues llevan mucho tiempo con caídas, mientras que hay otros a los que –sin estar en jauja– por lo menos tienen números negros.

Un caso que no puede pasarse por alto es el de los salarios reales. De acuerdo con los datos del IMSS, el salario promedio de cotización a septiembre fue de 374.46 pesos diarios, que es equivalente a 11 mil 233.80 pesos al mes. Esto significa que es 6.4 por ciento superior al hace 12 meses.

La Cuarta Transformación, de Darío Celis

Y la Función Pública, ¿ni enterada?

En el sexenio de Enrique Peña Nieto la transparencia y rendición de cuentas del gobierno federal se delegó prácticamente a un grupo de auditores liderados por exfuncionarios salinistas.

Estos exservidores públicos que tuvieron auge en la administración 1988-1994 ahora están incrustados en la estructura de la 4T, en posiciones clave para conservar el mencionado control.

La firma y personaje centrales en esta red auditores lleva el nombre de Vázquez Nava Consultores y Abogados SC, liderada por la exsecretaria de la Contraloría General de la Federación salinista.

Un mes después de que culminara su encargo, María Elena Vázquez Nava fundó, en enero de 1995, la consultora especializada en la elaboración de Libros Blancos de la Administración Pública.

Esta es la misma que en el sexenio pasado recibió 22 contratos vinculados a la elaboración de Informes de Cuenta Pública y Libros Blancos, por un monto cercano a los 136 millones de pesos.

Pero en plena era de la 4T el panorama no cambió gran cosa: AMLO y sus entripados contra el neoliberalismo no evitaron los goles que le metieron a su secretaria de la Función Pública.

Caja Fuerte, de Luis Miguel González

¿Qué debe cambiar AMLO para crecer en el 2020?

El 2019 ha sido un año rico en complicaciones, pero pobre en crecimiento económico. El pronóstico más optimista proyecta que será 0.5% al final del año. El más pesimista lo sitúa en menos 0.1 por ciento. Ambas cifras están muy lejos de 2.5% que se auguraba luego del triunfo de López Obrador.

Con estos datos a la mano, ¿debemos estar tranquilos, de cara al 2020? Yo pienso que no. Hay muchos factores de riesgo y también algunas dudas sobre la forma en la que el presidente está procesando la realidad económica.

No crecer es un problema que no importaría tanto si en el 2020 se hicieran los ajustes necesarios para crecer.

El gobierno necesita repensar la estrategia de promoción de la inversión. Alfonso Romo no puede solo, mucho menos cuando hay otras áreas del gobierno que ponen cara de guerra a los empresarios.

Es lógico y está bien que la jefa del SAT y el procurador fiscal persigan la evasión fiscal. Es correcto que la Unidad de Inteligencia Financiera y la Fiscalía General se esfuercen por construir casos de corrupción en contra de malos empresarios.

Todo eso está bien, pero no es suficiente. El combate a la evasión fiscal y la lucha contra la corrupción son imperativos morales, pero no compensan la pérdida de foco en la promoción económica.

Ricos y Poderosos, de Marco Mares

Medicamentos: cirugía a esquema de compra

Viene una difícil prueba de fuego para el gobierno mexicano. Se trata, para decirlo en términos de salud, de una cirugía al esquema de compra de medicamentos y material de curación que por décadas ha mantenido una inercia oligopólica, manchada por la corrupción.

Está por efectuarse la primera compra consolidada de medicamentos y material de curación para el sistema de salud que realiza el gobierno de la Cuarta Transformación. Se calcula que los recursos que invertirá el gobierno para la compra de estos insumos médicos sumarán alrededor de 40,000 millones de pesos

Activo Empresarial, de José Yuste, en Excélsior:

FMI y la 4T: Aval, no cheque en blanco

El Fondo Monetario Internacional realizó su revisión anual a la economía mexicana con base en el artículo IV del Convenio Constitutivo del organismo multilateral. Y le brinda un aval al gobierno de la 4T en el primer año de gestión de López Obrador. Ve bien, el marco macroeconómico, con política fiscal prudente, con un tipo de cambio flexible, con buenas reservas internacionales, y buena supervisión del sector financiero.

Sin embargo, el directorio del FMI sí hace recomendaciones al gobierno de AMLO por su bajo crecimiento, como son la creación de un Consejo Fiscal, revisar los ingresos no petroleros, y analizar cómo reducir los costos para Pemex.

La primera recomendación es crear un Consejo Fiscal.

Aquí ni AMLO ni Arturo Herrera, secretario de Hacienda, han estado en contra. Pero tampoco lo han estimulado. El Consejo Fiscal es tener un grupo de expertos que revisen la política hacendaria, analicen el gasto, y que vean si los ingresos son los adecuados. No es un gabinete sombra, pero sí es un análisis adicional al de la Secretaría de Hacienda.