COLUMNAS POLÍTICAS FINANCIERAS NACIONALES

COLUMNAS PERIODISTICAS

COLUMNAS PERIODISTICAS

Ricos y poderosos, de Marco A. Mares, en El Economista:

 

¡Por un pelito!, no hay recesión

 

La economía mexicana no está en recesión. De acuerdo con la información del Inegi, la tasa de crecimiento de la economía al cierre del segundo trimestre del 2019 fue de 0.1 por ciento. El dato exacto fue de una tasa de crecimiento económico trimestral de 0.053%; redondeado a 0.1 por ciento. Lo cual implica que el dato no fue negativo y en consecuencia no se registraron los dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo para que el comportamiento económico sea considerado en situación de recesión.

 

Dinero, de Enrique Galván, de La Jornada:

 

El efecto político del 0.1%

 

Crecer al 0.1 por ciento no es crecer, eso lo sabe hasta un estudiante del primer curso de Economía. Es en el terreno político donde tiene mayor efecto el reporte del Inegi, en el sentido de que la economía mexicana creció 0.1 por ciento en el segundo trimestre del año en curso. En los escombros del viejo régimen ya saboreaban la noticia de que la economía había caído en recesión técnica, al sumar dos trimestres con cifras negativas. (Hay que releer los diagnósticos anticipados de los analistas de los principales bancos, les falló la bola de cristal).

Capitanes, en Reforma:

 

¿Meta Perdida?

 

El Presidente Andrés Manuel López Obrador insiste en que para este año el crecimiento de la economía será de 2 por ciento. Lograr esta meta requiere dar una vuelta de 180 grados en la actividad económica para la segunda mitad de año, lo cual se antoja muy complicado. Vamos, ni la propia Secretaría de Hacienda, hoy a cargo de Arturo Herrera, cree que se pueda lograr, y eso quedó reflejado en el Informe Trimestral de Finanzas Públicas presentado el pasado martes.

 

Rosario Guerra, en El Financiero:

 

Recesión

 

AMLO festejó el crecimiento de 0.1 por ciento reportado por INEGI, que deja fuera la recesión y suma un 0.4 de crecimiento este año, muy lejano al 2.0 por ciento pronosticado por su gobierno. No llegaremos ni al 1.0. A Bloomberg le declaró que le gustaría bajar tasas para impulsar inversión. Esta medida alejaría capitales golondrinos que aprovechan la coyuntura, su salida provocaría devaluación. Y no hay proyectos de inversión viables. En realidad AMLO reconoce que la economía no crece, y hoy dice que lo que debe medirse es el desarrollo y así destruye al Coneval. La SHCP reconoce un subejercicio en gasto y un crecimiento más moderado. Lo bueno, se mantendrá el superávit fiscal.

 

Desbalance, en El Universal:

 

Cepal: ajuste de última hora

 

Nos cuentan que el recorte que anunció ayer la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) a la proyección de crecimiento del producto interno bruto (PIB) de México para este año, que significó pasar de 1.7 por ciento a 1 por ciento, estuvo a punto de ser más pronunciado. Cuando inició la conferencia de prensa en Santiago, Chile, la versión digital del Estudio Económico de América Latina mostraba un vaticinio de 0.9% para México, cifra similar a la que estimó el Fondo Monetario Internacional (FMI), y que provocó que el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmara que era una institución sin calidad moral.