COMO VAMPIROS SIN RADAR.

JUAN FELIPE AGUILAR DE LA LLAVE.

Apuntes sobre finanzas

Si usted camina por las calles de las ciudades de Veracruz, observara, un panorama mixto, dependiendo del sitio; personas que transitan con cubre bocas; las menos, y otras ajenas a los comunicados del gobierno por la época en que vivimos y andan a pulmón limpio

Es frecuente ver motocicletas con dos pasajeros donde la de atrás es mujer y va agarrada de su conductor, sin que le pase la media distancia.

Con la apertura de algunos comercios como los tianguis, solo se observa aglomeración de compradores, es de reconocer que han eliminado productos; que afluencia es menor, pero de los asistentes, la minoría tiene cubre boca.

Con la entrada a la fase 3 se liberan una serie de actividades de índole económico, termina casi el “Quedate en Casa” y empieza un nuevo formato de vida; pero como bien lo dijo el Dr. López-Gatell; entramos a un alto nivel de contaminación, periodo en el cual hay que tomar muchas medidas higiénicas; y porque no decirlo, sálvese quien pueda, siendo el otro objetivo; “No colapsar el sistema hospitalario”

Pero la SSA delineo una planeación de varias etapas:

FASE 1.- Importación viral, que se dio del 27 de febrero al 29 de marzo.

En ese periodo se da un número reducido de infectados que contrajeron la enfermedad fuera del país.

En México existieron medidas restrictivas, cierre de fronteras, prohibición de vuelos internacionales, no hubo revisión de viajeros, no se cancelaron actividades normales.

El gobierno inicio medidas preventivas, como lavarse constantemente las manos, reducir el contacto físico, y estar atentos a los medios de comunicación oficiales.

FASE 2.- Transmisión comunitaria; Inicia el 24 de marzo: se proyectan de 30 a 40 días

Se da cuando hay infectados, dentro de los propios habitantes locales, que no hayan tenido relación con extranjeros; en este periodo el contagio aumenta considerablemente y se toman medidas para evitar reuniones, aglomeraciones, que el trabajo sea en casa, se cierran bares, cines restaurants, casinos, gimnasios, se limitan los accesos a las compras en súper, tiendas de autoservicio y conveniencia, hasta agencias de autos; Promoviéndose las siguientes mediadas,

Inicio de la jornada nacional de Sana Distancia, Protección para adultos mayores por ser grupos vulnerables, suspensión de clase, no eventos de mas de 100 personas, no movilización de trabajadores, Aplicación del Programa DN-III-E, de la Secretaria de la Defensa Nacional, para la protección de la población civil.

FASE 3.- Etapa Epidemiológica

Esta etapa es la que hoy estamos padeciendo, ahora el virus ataca a miles de personas, se proponen protocolos sanitarios mas drásticos, como una cuarentana generalizada, suspensión de actividades no esenciales; mantener la jornada de sana distancia, segmentar la movilidad en el territorio nacional, mantener la protección a los adultos mayores.

A partir de l 1 de junio el Dr. López-Gatell anuncia que culmina el programa de Sana Distancia para iniciar con la “Nueva Normalidad”

Y con ello el programa de semáforos por entidad; serán los gobernadores los responsables de las medidas sanitarias y de la reapertura de ciertas actividades económicas, que hagan posible la reactivación del trabajo.

Actividades propuestas; construcción, minería, fabricación de autopartes, apertura de restaurantes con un mínimo de asistencia, apertura de centros comerciales, todo ello dependiendo del semáforo en que se encuentra la entidad federativa; en el caso de la CDMX la titular ha diferido muchos estos conceptos.

Lo ultimo que cito sobre esta fase el Dr. López -Gattel fue: “La estrategia para levantar el confinamiento considera la vulnerabilidad social y económica de México.”

Por su parte el presidente Andrés Manuel cito: “Vamos a salir del túnel en el que estuvimos, para transitar hacia una nueva normalidad; esto contempla reactivar progresivamente actividades económicas, sociales y educativas por zonas, empezando por los 269 municipios menos afectadas por el virus”.

Hasta aquí podemos decir que, dadas las circunstancias, importa más lo económico que la salud de los mexicanos, ¿por qué?, simplemente porque nos encontramos en la parte más alta de la pandemia, donde cada día son más contagios y más muertos, se termina el confinamiento y es mas propicia la infección

El reporte del día de ayer fue el siguiente:

MÉXICO

CONTAGIOS CONFIRMADOS 252,165

Última actualización: 04/07/2020 (19:41 hrs.):

Sospechosos 74,387; Curados 152,758, Fallecidos: 30,366. Negativos 308,439

Casos Nuevos 6,914; Muertos 523.

Activos estimados 26,075

Fuente. SSA, Reforma y Universidad Johns Hopkins

Con estos números se acaba el confinamiento y entramos a la Nueva Formalidad, es decir, a el trabajo donde habrà más contactos, a reuniones, mayores acercamientos con la gente, y que deambulemos libremente por las calles, los cafes, proximamente bares, a reuniones de todo tipo, inclusive gimnasios.

Mientas en los hospitales hay disponibildad de camas y de respiradores, pero carencia de equipo medicos, para médicos, enfermeras, camilleros; para estos heroes mexicanos que nos brindan su apoyo y ayuda a costa de su salud; pero según esta politica pública podemos ir al trabajo tranquilamente.

En España levantaron el confinamiento el pasado 21 de junio tras 99 días de aplicación, donde a esa fecha, hubo 246 infectados y 29 muertos, ahora hay dias de 0 defunciones.

Por su parte Francia pretende levantar totalmente el confinamiento el 2 de julio e Italia podría prolongarlo hasta 31 de julio, seguramente en parcialidades incluida la Lombardia.

Para esta fecha Mexico, supera a Italia, y a España en todos los conceptos estadísticos, desde contagios, muertos y pruebas realizadas (estas menores).

Por lo tanto, podemos esperar; que la situacion se complique, nos afecte más que se haya priorizaado lo economico a la salud.

Los números pronosticados por la Universidad Johns Hopkins de Baltimore, Maryland, para el 1º de Enero 2021 son las siguientes:

Positivos 3´296,896; Defunciones 414,507, % de letalidad 12.68

Como podran observar necesitamos cuidarnos hoy más que en el pasado, este es un enemigo invisible, pero con alta efectividad de muerte; por lo tanto concluyo igual que la semana pasada: Dios nos agarre confesados”.

JFA.05.06.2020