CON BARBOSA, MORENA PERDERA PUEBLA

Agustín Contreras Stein

Línea Política

 

 

AL PRESIDENTE de la República, Andrés Manuel López Obrador, le urge ganar la gubernatura del Estado de Puebla, para que así, en cualquier momento que lo decida pueda visitarlo cuantas veces quiera, ya que mientras el breve tiempo que gobernó el PAN, a través de Martha Erika Alonso, se veía difícil que el mandatario nacional pudiera estar en esas tierras, aún cuando la entidad forma parte, sin lugar a dudas, de los estados federados.

 

Pero no es la única verdad de este caso, sino que de esta manera, el Ejecutivo Federal, sumará otro territorio bajo su mando, desde el punto de vista partidario, porque Morena, extendería su poder político.

 

Nadie duda que los morenistas están que rascan por ganar la gubernatura, que ahora, en nueva oportunidad, tienen la posibilidad de sumarla a la serie de triunfos electorales que ha tenido en los recientes meses, incluyendo, desde luego, la principal posición de la Presidencia de la República, y algunas de las gubernaturas del país.

 

Solo que, aún cuando esta oportunidad se les presenta como caída del cielo, el problema que se esta presentando en la necedad de llevar nuevamente como candidato a Miguel Barbosa, pues que este personaje se ha visto envuelto en diversas especulaciones respecto del accidente aéreo en que perdiera la vida la Ex gobernadora del Estado, como su esposo, el Senador de la República, y Ex gobernador de la misma entidad, Rafael Moreno Valle.

 

Y es que con estos antecedentes, que no se pueden considerar como ciertos, la verdad de las cosas, es que sí le restaría votos en las próximas elecciones extraordinarias, amén de que en la pasa contienda electoral, llegaron a la meta, tanto el PAN, como Morena, en final de fotografía, pero que las autoridades electorales consideraron que el ganador era el PAN y de esa manera tomó posesión de su cargo la ahora Ex gobernadora de la entidad poblana, quedando, como se supo, una serie de inconformidades políticas dentro de Morena, incluyendo al mismo Presidente de la República, que mostrando su rechazo a la decisión electoral, llegó a expresar, según se supo, que no estaría en Puebla, mientras estuviera el gobierno panista.

 

Pero a estas consideraciones acerca de la viabilidad de la candidatura por segunda ocasión del Ex candidato Miguel Barbosa, se suman también, por lo que se ha tenido información, una buena cantidad de políticos del propio partido, entre ellos, varios Senadores de la República, que no están dispuestos a que su partido se arriesgue en esta aventura, porque saben que en Puebla, hay una especie de resentimiento hacia el partido Morena, en virtud de los acontecimientos que se han dado por cuestiones electorales y que llegaron a mostrar argumentos más allá de lo normal con quien había, finalmente, ganado las elecciones.

Esto es lo que esta sucediendo en estos tiempos cercanos a la contienda electoral extraordinaria del dos de junio próximo, donde sugieren a los dirigentes partidistas, que se cambie candidato, tanto que ya han surgido nombres que pudieran hacer un buen papel en el próximo proceso electoral, por lo que, en términos generales, la oposición de ciertos militantes no es en contra del propio Barbosa, sino a favor del partido Morena, porque aseguran que se pondría en riesgo la victoria electoral que el mismo Presidente, anhela.

 

Pero como se viven tiempos de capricho político, es posible que al final de cuentas se acepte que Miguel Barbosa, vuelva, de nueva cuenta, a participar en la contienda electoral con los riesgos que ya se enunciaron y que podrían concretarse si se persiste en la idea de que tienen ganada la gubernatura, porque se insiste, además, de que los resultados de la anterior elección demostraron que Morena, no tiene los suficientes votos como para lograr una victoria electoral de grandes proporciones.

 

Seguramente y ante tanta insistencia de los que creen que debería mandarse a otro candidato que no sea Miguel Barbosa, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, terminará cediendo y se enviará a otro personaje con peso específico y con un perfil adecuado para lograr lo que tanto quieren, es decir, la gubernatura de Puebla, como si fuera la joya de la corona.

 

Y es que una vez ganado Veracruz, Puebla, serviría para fortalecer la presencia política de Morena, en toda esta faja electoral del centro del país, lo que añadirían un nuevo eslabón a su carrera política, es decir, al empoderamiento del país en general, donde ahora creen que todo lo tienen y que todo lo pueden, salvo lo que les digan las próximas elecciones, tanto en Puebla, como posteriormente en otros Estados de la República, y en tiempo diferentes de la vida política de México.

 

———————

 

TAL VEZ, A PARTIR  de los cien días y hasta que pasen, por lo menos dos años en el ejercicio del poder constitucional en la entidad veracruzana, desde la federación se pudieran armar algunas estrategias políticas como miras a perpetuarse en el poder por parte de Morena.

 

En esas estrategias políticas, podría enviarse a Veracruz, una serie de funcionarios, convertidos en operadores políticos de primera, para no perder la sucesión gubernamental. Entres esos nuevos funcionarios, podría caber el relevo del Secretario de Gobierno, con un personaje de probada experiencia política que trabajara directamente en el campo electoral, es decir, a alguien que conozca al Estado, pero sobre todo, a los veracruzanos.

 

Estas versiones se han estado actualizando después de que se habló, hace algunos días, de la primera renuncia del gabinete cuitlahuista, en la persona del Secretario de gobierno, Patrocinio Cisneros Burgos, lo que al final tuvo que desmentirse, porque sencillamente no había nada al respecto, aunque eso sí, algunas dudas al respecto se quedaron en el ánimo de muchos veracruzanos.

 

Desde luego, que todo lo que se dice es producto del constante ajetreo político de la entidad, pues conforme pasa el tiempo, tanto el poder que se ejerce, como la administración estatal, tienen que irse ajustando a las necesidades de los nuevos tiempos.

 

Cuestión, entonces, de esperar que transcurran, por lo pronto, los primeros cien días de gobierno y después que caminen los dos años de la administración, para que el mismo Presidente de la República, tenga en sus manos la evaluación correspondiente y de esa manera poner en práctica las estrategias políticas de las que ya hemos comentado antes.

 

——————–

 

YA SE VE QUE DURANTE este gobierno federal, muchas cosas se tratan de imponer, ya sea directamente o por alguna estrategia como lo han sido las famosas consultas que a todas luces, resultan ser, exactamente, una serie de imposiciones.

 

Pues bien, la cancelación del Aeropuerto Internacional de la ciudad de México, que se construiría en la zona de Texcoco, no fue por cuestiones económicas, pues había para ello estudios bien hechos sobre su viabilidad, lo que en realidad se pretendía y parece que todo indica que así será, es darle un nuevo impulso a las fuerzas armadas del país. El Presidente, no quería una obra civil, sino militar y que en el futuro la administración del mismo Aeropuerto de Santa Lucía, sea precisamente militar, de tal manera que pensaba, desde el principio, beneficiar al ejército en estas cuestiones, hasta cierto punto estratégicas, para mantener el control en el poder.

 

Vienen otras cosas, como la expedición de una nueva constitución, donde se plasme, sin duda alguna, su propia idea o proyecto de nación que el mismo Presidente tiene y que pronto, como se ha conocido, tendrá que salir a la luz, como ahora ya ha salido la razón de la cancelación del proyecto del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México.

 

———————

 

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

 

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx