Confidencial  Editorial El Financiero 

Confidencial Confidencial

Confidencial

Monreal, a hacer la tarea en Morena

Mario Delgado fue directo y pidió de frente al senador Ricardo Monreal ‘acompañar, ayudar, asistir y apoyar’ al partido, señala Confidencial.

Fan de los Tigres

A tan sólo unos días de que el presidente López Obrador le dedicó la canción “América”, de Los Tigres del Norte, a su homólogo Joe Biden, por aquello de la Cumbre de las Américas incluyente, Ken Salazar, embajador de Estados Unidos en México, presumió que se fue a escuchar al quinteto al Auditorio Nacional. Música “hermosa” que –expresó en Twitter– es para “celebrar”.

Madruga Sheinbaum a Silvio

Y hablando de conciertos, la que por poquito le echa a perder el suyo a Silvio Rodríguez es Claudia Sheinbaum, pues prácticamente madrugó al trovador cubano. “Hay que ir a ver a Silvio al Auditorio Nacional, normalmente se anuncia el concierto (en el Zócalo, gratuito para el público) posterior al Auditorio Nacional, pido disculpas porque yo me adelanté, pero hay que llenar el Auditorio”, dijo la jefa de Gobierno en conferencia. Y como para mitigar el daño, aseguró que no dará a conocer la fecha de presentación en la Plaza de la Constitución, hasta que el autor de “Ojalá” haya dado su función el 6 de junio.

Mitin en el Senado

Las instalaciones de la Jucopo del Senado fueron ayer utilizadas por los morenistas, encabezados por el coordinador, Ricardo Monreal, y la presidenta de la Mesa Directiva, Olga Sánchez Cordero, para realizar, literalmente, un mitin en favor de Américo Villarreal, su candidato en Tamaulipas. Los legisladores no sólo corearon ¡gobernador, gobernador, gobernador! y le echaron porras, sino además le cantaron “Las Mañanitas”, pues fue su cumpleaños. De inmediato, los panistas, liderados por Julen Rementería, acusaron el uso indebido de recursos públicos para promover a un candidato, lo cual representa “una gravísima transgresión a la ley”.

Al que madruga, ¿Dios lo ayuda?

Con la novedad de que Ricardo Monreal, líder de Morena en la Cámara alta, ya tiene listo su proyecto de nación que impulsará como aspirante a la candidatura de Morena a la Presidencia. Aún no tiene fecha para lanzarlo, aunque, acotó, “al que madruga, Dios lo ayuda”. No obstante, ayer mismo se topó con la realidad que enfrenta al interior de Morena, cuyo dirigente nacional, Mario Delgado, de visita en el Senado, refrendó que el método para elegir al candidato será el de las encuestas y no elecciones primarias, como lo quiere el legislador zacatecano. “Si me batean, ya veremos, todavía falta mucho”, declaró.

Se contrarian los ultras

Senadores morenistas y de los partidos del Trabajo y el Verde brindaron un respaldo unánime a su candidato por la gubernatura de Tamaulipas, Américo Villarreal, quien acusó guerra sucia en su contra de parte del gobierno de García Cabeza de Vaca. Pero, más allá de que una pugna electoral local haya escalado a nivel nacional, nos dicen que en la clase política y entre los mismos morenistas se tomó con cierta reserva la intervención de senadores guindas ubicados en el denominado bloque de los radicales, ya que al grupo del que forma parte César Cravioto se le identifica por oponerse a acciones que representarían justicia para la sociedad, como en el caso de la Línea 12 del Metro, donde le han apostado a la opacidad, o por defender a poderes de corte autoritario como el gobernador Cuitláhuac García, señalado de hacer uso de las instituciones para encarcelar a sus críticos con un tipo penal inconstitucional, como lo es el delito de ultrajes a la autoridad.