Contra Soberbia, Humildad

Martín Quitano

Entre Columnas

Es indispensable hacer realidad la humildad pregonada y la capacidad de mostrarse como representantes de todos; las posibilidades para mejores y más eficientes comportamientos que decían tener deben ser mostradas y con ello ser más que las palabras que se manifiesten en las arengas. El ejercicio político y administrativo ofrecido obliga a que en algún momento se haga un alto en el camino para que con razón y respeto se valore como está siendo el actuar.

Las esperanzas recogidas en las urnas, manifestación contundente de los agotamientos de formas y modelos administrativos y políticos que se basaron en la corrupción, la arbitrariedad, la impunidad y la ineficiencia, que socavaron los cimientos de las instituciones y pusieron en jaque la credibilidad del estado de derecho, deben ser atendidas y comprendidas como el respaldo por la transformación que nos es urgente y no como el cheque en blanco para establecer simulaciones que reediten aquello que tanto daño ha hecho.

La arrogancia y la prepotencia que en muchas dependencias queda manifiesta y peor aún la falta de voluntad para asumir que en los esfuerzos por cambiar nuestras condiciones se requiere que se muestren capacidades para dirigir las responsabilidades contraídas. Es urgente que los liderazgos que se deben de tener en los ejercicios públicos permitan clarificar la ruta y avanzar con la convocatoria de todos los involucrados, porque el primer semestre está por concluir y se requiere mucho más para mostrar que vamos por el camino correcto para la transformación ofrecida.

DE LA BITÁCORA DE LA TÍA QUETA

Aguas con el parteaguas en Veracruz, porque abriré el mar para descubrir a los que están conmigo o contra mí. Ya lo dije para todos, escucharon bien??