claudio-x-gonzalez

Tomado de: Sin embargo

De heredero de un emporio fundado en parte por nexos con el poder, a “libertario”

Por Álvaro Delgado Gómez

Como parte de su negocio filantrópico, González Guajardo ha logrado que un grupo de los principales magnates de México financien a sus organizaciones, en particular MCCI, sobre todo miembro del CMN que ha presidido su padre.

Ciudad de México, 25 de octubre (SinEmbargo).- Claudio Xavier González Guajardo, el articulador del mayor esfuerzo unitario de la oposición partidaria en la historia de México –la alianza PRI, PAN y PRD– y promotor del “derecho” de integrar listas de quienes apoyan el proyecto “autoritario” de Andrés Manuel López Obrador, es el heredero de un emporio empresarial y, como activista, ha hecho de la filantropía un millonario negocio.

Primogénito del ideólogo del sector privado en el periodo neoliberal, Claudio X. González Laporte –tres veces presidente del Consejo Mexicano de Negocios, dos ocasiones cabeza del Consejo Coordinador Empresarial y asesor del expresidente Carlos Salinas de Gortari–, González Guajardo decidió desde joven no asumir la conducción del negocio familiar, el emporio de Kilmberly Clark de México, y se lo dejó a su hermano Pablo.

Él prefirió seguir los pasos de su madre, Teresa Guajardo de González, creadora de fundaciones y consejera del Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi), pero también optó por el activismo político en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) desde el sexenio de Salinas, sobre cuyo fraude electoral de 1988 no ha expresado jamás ni una sola palabra.


Gustavo de Hoyos, expresidente de la Coparmex; Marko Cortés, líder del PAN; Alejando Moreno, líder del PRI; Jesús Zambrano, líder del PRD, y Claudio X. González Guajardo, al término de la convención de la iniciativa “Sí por México” en CdMx el 10 de noviembre de 2020. Foto: Rogelio Morales, Cuartoscuro.

Entusiasta del modelo neoliberal, que se instauró con Miguel de la Madrid como Presidente de México, Salinas como secretario de Programación y su padre como presidente del entonces llamado Consejo Mexicano de Hombres de Negocios, González Guajardo era en esos años estudiante de la Escuela Libre de Derecho y presidió la Sociedad de Alumnos de 1985 y 1986.

Y tras egresar de la carrera, en 1987 –a los 24 años de edad–, se volvió activista del PRI en la campaña presidencial de Salinas, en 1988, y luego en la de Ernesto Zedillo, en 1994, de cuyo coordinador de campaña, Luis Téllez, fue jefe de asesores, y ya en el Gobierno trabajó en la Presidencia República como jefe de unidad de prospectiva y proyectos especiales, y luego pasó a las secretarías de Agricultura y del Trabajo.

Prosélito también de la campaña priista de Francisco Labastida, en el 2000, González Guajardo supo acomodarse a los nuevos tiempos políticos con los gobiernos panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón, cuando profundizó sus negocios en la filantropía, sobre todo en el campo de la educación.


Esta semana, Claudio X, Gonzalez presentó “Si Por México”. Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro.

 Junto con su amigo Fernando Landeros creó y presidió la Fundación Televisa, Teletón, Lazos, México Unido y Empresarios para la Tecnología en la Educación (UNETE), del que es presidente honorario vitalicio y que, gracias a sus vínculos políticos con Fox, recibió, en 2004, 44.7 millones de pesos de fondos públicos de la Lotería Nacional.

González Guajardo fundó y presidió también Mexicanos Primero, A.C.clave en la reforma educativa de Enrique Peña Nieto, gracias a sus relaciones amistosas con Luis Videgaray, exsecretario de Hacienda y canciller, y Aurelio Nuño, secretario de Educación.

En 2016, peleado con los priistas y ya con la vista puesta en la elección presidencial de 2018, fundó Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), una más de las asociaciones civiles que le han permitido vivir como millonario, gracias a los altos honorarios que él mismo se ha otorgado.

SUELDAZO DE 600 MIL AL MES

Claudio X. González Guajardo, fundador de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

También es fundador de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad. Foto: Rogelio Morales, Cuartoscuro

De hecho, el magnate fue acusado de lavado de dinero y de beneficiarse con los donativos de las asociaciones civiles y fundaciones que creó y uno de quienes lo acusó fue el Senador Ricardo Monreal, a cuya hija MCCI señaló de corrupta.

Según Monreal,  quien era jefe delegacional de Cuauhtémoc en la Ciudad de México, González Guajardo recibía ingresos mensuales por 658 mil 519 pesos sólo en dos de esas organizaciones civiles.

Y es que, en efecto, la filantropía y el activismo son un negocio para González Guajardo, quien como presidente de MCCI se autoasignó un sueldo superior a los 300 mil pesos al mes, casi el triple de lo que gana el Presidente Andrés Manuel López Obrador, según una investigación de este reportero.

En efecto, desde que González Guajardo fundó MCCI, en 2016, y hasta su salida de esa organización, en julio de este año, tuvo un ingreso mensual bruto de 171 mil pesos cada quincena, aunque en ocasiones se asignó ingresos más elevados.

Con base en la información que MCCI proporcionó al Servicio de Administración Tributaria (SAT) y que pueden ser consultada en la página de donatarias autorizadas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el presidente de esa asociación civil percibió, en 2016, 3 millones 903 mil pesos, para un promedio de 250 mil pesos al mes.

Sin embargo, al hacer una revisión de los pagos que recibió a lo largo de ese año (17 de 171 mil, uno de 258 mil, otro de 129 mil, uno más de 345 mil y un adicional de 701 mil 937 pesos), el ingreso anual total de González Guajardo en 2016 ascendió a 3 millones 639 mil pesos.

Es decir, el ingreso promedio mensual del jefe de la iniciativa “Sí por México”, que llevó a la coalición Va por México de los partidos PRI, PAN y PRD, fue de 303 mil 250 pesos brutos, casi el triple de lo que percibe López Obrador.

En 2017, según la escasa información pública de la organización fundada por el hijo de Claudio X. González Laporte, expresidente del Consejo Mexicano de Negocios –donde se agrupan los empresarios más ricos y poderosos de México–, el sueldo del presidente de MCCI fue de 3 millones 54 mil 321 pesos.

En 2018, el ingreso anual de González Guajardo ascendió a 3 millones 83 mil 673 pesos y el año pasado ocurrió algo curioso, conforme a lo que informó MCCI a la SHCP: El ingreso del presidente disminuyó a menos de la mitad, a un millón 374 mil 393 pesos, para un sueldo mensual de 114 mil 532 pesos.


El filántropo también está ligado al Teletón. Foto: Twitter vía @TeletonMexico

Para julio de 2020, ya amarrada la coalición del PRIAN, González Guajardo dejó la presidencia de MCCI en María Amparo Casar Pérez, quien fue la coordinadora de asesores de Santiago Creel en la Secretaría de Gobernación de Fox y quien, como presidenta ejecutiva, tuvo ingresos superiores a los 250 mil pesos mensuales.

En efecto, según la información que MCCI rindió a la SHCP, Casar Pérez cobró, desde 2016, 264 mil pesos mensuales –132 mil pesos quincenales, según recibos de honorarios–, aunque en marzo de 2016 cobró 548 mil pesos y en diciembre de ese año el recibo fue por 180 mil pesos.

Sin embargo, como en el mismo caso de González Guajardo, estas cifras no son consistentes con las que MCCI presentó en el portal de la SHCP, donde además no identifica a sus donantes.

DONATIVOS DEDUCIBLES

Como parte de su negocio filantrópico, González Guajardo ha logrado que un grupo de los principales magnates de México financien a sus organizaciones, en particular MCCI, sobre todo miembro del CMN que ha presidido su padre.

Entre éstos se encuentran Valentín Diez Morodo, expresidente del CMN y quien encabeza el Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce) y el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), cuyo exdirector Juan Pardinas dirige el diario Reforma.


Gustavo de Hoyos Walther acompaña a González Guajardo en Sí Por México. Foto: Sí por México.

Otro patrocinador es Antonio del Valle Ruiz, exdueño del banco HSBC y presidente del Grupo Kaluz, padre del actual presidente del CMN, Antonio del Valle Perochena; otro promotor es Alejandro Ramírez Magaña, quien presidió “la cúpula de cúpulas” en la elección de 2018 y que, junto con González Laporte y otros expresidentes del organismo, impulsó el proyecto presidencial del panista Ricardo Anaya.

Otros miembros de la élite empresarial que financian a MCCI de González Guajardo son Eduardo Tricio Haro, accionista mayoritario de Grupo Lala y de Aeroméxico, y Carlos Álvarez Bermejillo, dueño del Grupo Pisa, que controla los medicamentos contra el cáncer y que fue una de las empresas de medicamentos vetadas por el Gobierno de López Obrador, ambos miembros del CMN.

El grupo detrás de González Guajardo, auxiliado en su nuevo proyecto por el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos Walther, lo integran –además de Ricardo Guajardo Touché, exdirector de Bancomer– los hermanos Torrado, de Grupo Alsea, que controlan las franquicias Starbucks, Domino’s y Vip’s, entre otras, y los dueños de tiendas Chedraui, estos dos últimos también son integrantes del CMN.

MCCI comenzó a recibir aportaciones desde antes del 17 de junio de 2016, cuando obtuvo la autorización de la Secretaría de Hacienda para recibir donativos nacionales y extranjeros –el dinero que le depositan es deducible de impuestos–.

Antes de esa fecha recibió 38 millones de pesos, incluidos los 5 millones de González Laporte y de Kimberly Clark.


MCCI, otra de las organizaciones fundadas por Claudio X. González Giajardo. Foto: Victoria Valtierra, Cuartoscuro

Del 18 de junio al 31 de diciembre de 2016, MCCI recibió 97 millones de pesos para un total de 136 millones en donativos sólo en ese año, según información financiera documental obtenida por el reportero, que identifica el respectivo Registro Federal de Contribuyentes de los donantes y el folio fiscal de cada uno.

Desde entonces, de acuerdo con los reportes de Hacienda, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad ha tenido solvencia: recibió 73 millones 57 mil 528 pesos en 2017; 60 millones 856 mil 296 pesos en 2018 y 73 millones 990 mil 482 pesos en 2019.

El objetivo oficial de MCCI es el “desarrollo de proyectos de investigación de las causas y efectos y mecanismos de funcionamiento de la corrupción e impunidad”, para ello creó un equipo académico y otro periodístico, así como el Despacho de Investigación y Litigio Estratégico –al que llama su “brazo jurídico”– que ha promovido amparos contra el actual Gobierno federal.

Pese a que la organización fundada por González Guajardo tiene en la transparencia una de sus exigencias centrales al poder público, actúa con opacidad. No sólo su fundador se ha negado a las solicitudes de entrevista que se le han formulado desde 2019, sino que oculta el financiamiento y manejo de los recursos que obtiene mediante donativos nacionales y extranjeros.

“Con la finalidad de garantizar la independencia y libertad de los investigadores de Mexicanos vs. Corrupción e Impunidad AC, así como la seguridad e integridad de nuestros donantes, la identidad de los mismos no es divulgada ni al interior ni al exterior de la organización”, explica MCCI en su página en internet.

Tampoco MCCI informó públicamente del financiamiento que recibe del extranjero, incluyendo fundaciones del Gobierno de Estados Unidos, que el Presidente López Obrador ha pedido que ya no exista.