Diferencia entre AMLO y Alcocer          28 de Octubre del 2021

Alejandro Aguirre Guerrero

Al respecto...

Nunca antes en Palacio Nacional habían presenciado un altercado entre AMLO y su secretario de Salud, Jorge Alcocer.

El asunto no fue menor, pues al Presidente empezó a preocuparle (derivado de una misteriosa charla telefónica), el costo político de no vacunar a menores de edad, como ya ha sido aprobado en otros países.

“Andrés fue advertido de lo perjudicial que podría ser negar la vacunación a menores de edad, justamente a la mitad del sexenio, en su imagen y la de su candidata”, me dijo una fuente cercana al tabasqueño. De ahí que al ser cuestionado sobre este tema, Alcocer fuera el primero en levantar la voz en la oficina del Presidente, “y sí, al propio Presidente”.

“No vamos a cambiar la estrategia ni nuestro Plan Nacional de Vacunación por comentarios externos, a los niños no es necesario vacunarlos. Ya acordamos que sólo quienes tuvieran ciertos padecimientos. Se te informó y estuviste de acuerdo, por eso lo dejé bien claro en mi comparecencia en el Congreso, en el ejemplo que puse con mis propios nietos”, sentenció Jorge Alcocer.

El Secretario de Salud no estaba molesto, pero fue auténticamente enfático al defender su postura frente al Presidente. “No daremos vuelta atrás, y si te aconsejan o insinúan que estamos errados en nuestra estrategia y consideras que tienen razón, podemos irnos hoy mismo”. López Obrador sólo lo escuchaba, con una ligera sonrisa.

Y es que aunado a este intercambio, varios operadores de Presidencia tuvieron que “calmar los ánimos” en las oficinas de Salud, pues empleados de la Secretaría no estaban de acuerdo con lo que el doctor Alcocer había dicho en la Legislatura. “Ahora los problemas no son sólo con López-Gatell, sino con el propio titular”, me comentan del interior.

Apenas Alcocer terminó de externar su postura, AMLO le dijo que cualquier diferencia o mal entendido quedaría en esas cuatro paredes, y nunca debería salir de ahí, mucho menos a la mañanera. “Para el Presidente nunca será igual discutir con su amigo que con Hugo López-Gatell, la diferencia es abismal en su escala de respeto”, me hacen saber.

“Jorge, todo está bien, son opiniones de algunos conservadores que debo escuchar por compromiso, pero nada más”, dijo AMLO. “Además siempre tendremos a Hugo para echarle la culpa de todas las cosas”, y ambos rieron para relajar el ambiente. ¿Será la estrategia a largo plazo o una simple broma?