EDITORIALES DE IMPRESOS NACIONALES

EDITORIALES DE IMPRESOS NACIONALES

EDITORIALES DE IMPRESOS NACIONALES.

TEMPLO MAYOR- REFORMA

“Ayer fue Fátima y hoy podría ser cualquier otra mujer a la cual la Ciudad de México le falle y la deje morir sola. Nadie podría culpar a Claudia Sheinbaum por el asesinato de la niña de 7 años, pero sin duda hay responsables en el gobierno. Le fallaron a Fátima porque desapareció desde el 11 de febrero, pero fue hasta que se hizo viral su caso, cuando la administración capitalina se interesó en el mismo. Durante los días previos, la desaparición de la menor se convirtió en una más de las que ocurren todo los días en la CDMX. Falló la Fiscalía de Feminicidios porque fue creada desde septiembre y, sin embargo, sigue sin operar”.

FRENTES POLITICOS- EXCELSIOR

“El deleznable secuestro y asesinato de la niña Fátima, de sólo siete años, ha generado indignación en todo el país. Es necesario que autoridades y sociedad hagamos nuestro trabajo para cambiar esta situación. Los gobiernos locales, estatales y federal, procurando justicia y llegando hasta las últimas consecuencias para que los culpables de asesinatos de esta magnitud, en especial de feminicidios, paguen por sus fechorías. Por parte de la sociedad, educando a las nuevas generaciones para que sepan lo que es la equidad de género y que sucesos así queden en el olvido para siempre. Sí, es momento de exigir justicia, pero también de comprometernos a hacer un alto en el camino y cambiar la situación, por Fátima, Ingrid y todas las víctimas de feminicidio”.

 

TRASENDIO- MILENIO

“La Cámara de Diputados discutirá en su sesión de hoy un acuerdo para condenar el feminicidio de la niña Fátima y exigir a las autoridades freno a la violencia de género, y aunque legisladoras de las diversas fracciones, incluso de Morena, se manifiestan por declarar una emergencia nacional por la alta incidencia de crímenes contra mujeres, la Junta de Coordinación Política, encabezada por Mario Delgado, tendrá la última palabra en la redacción del documento. Muchos esperan que esa redacción sea menos desaseada que las declaraciones de la fiscal capitalina, Ernestina Godoy, criminalizando a los padres de la víctima por afectaciones mentales, o que la tarjeta informativa del DIF, insinuando que todo se deriva de un ambiente de maltrato familiar”.