¿El acuerdo con Trump convirtió a México en “tercer país seguro”?

Es cierto o no que México se convirtió en lo que la ONU considera un “tercer país seguro” y de ser así, ¿qué significa esta condición. Aquí te contamos.

CIUDAD DE MÉXICO .- A partir de los acuerdos alcanzados con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para no imponer aranceles a productos mexicanos y, a cambio, atender a miles de migrantes, ¿México se convierte en un “tercer país seguro”?

Según la documentación oficial y lo detallado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), México entrará en esta etapa, aunque formalmente se diga que no, pues a partir de los acuerdos –y por lo anunciado por el presidente Andrés Manuel López Obrador–, México acompañará a los migrantes en su tránsito y trámites migratorios.

 

¿Cómo es que se llegó a esta situación?

En estos días, parte de atención sobre la negociación entre México y Estados Unidos se centró en sobre si México podría convertirse en un “tercer país seguro” dentro de la crisis migratoria que se vive en América con miles de personas intentando llegar a Estados Unidos y ante la postura del presidente Trump de blindar su frontera sur.

Este concepto de “tercer país seguro” es un término de excepción sobre el Estatuto de los Refugiados. Se aplica a los países en los que los refugiados pueden disfrutar asilo sin ningún peligro, de acuerdo con la ACNUR.

El pasado viernes, el secretario de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrad, informó que parte de los acuerdos alcanzados para frenar la intención de Trump de imponer aranceles a productos mexicanos, fue que se instrumentaría de manera inmediata la llamada “sección 235 (b) (2 )(C)” a lo largo de su frontera sur de Estados Unidos.

Y esto, ¿qué significa? Quiere decir que “aquellos que crucen la frontera sur de Estados Unidos para solicitar asilo serán retornados sin demora a México, donde podrían esperar la resolución de sus solicitudes de asilo y México autorizará la entrada de esas personas mientras esperan la resolución de sus solicitudes de asilo.

“México, de acuerdo con sus principios de justicia y fraternidad universales, ofrecerá oportunidades laborales y acceso a la salud y educación a los migrantes y sus familias mientras permanezcan en territorio nacional, así como protección a sus derechos humanos”, se indica en la Declaración Conjunta México- Estados Unidos , firmada por ambos gobiernos.

En el documento, se señala que Estados Unidos se compromete a acelerar la resolución de solicitudes de asilo lo más expedito posible.

¿Qué implica?

Según el concepto “tercer país seguro”, los solicitantes de asilo “pueden ser devueltos a los países donde podrían haber solicitado asilo”; sin embargo, lo que se deriva es que a partir de ese momento en que piden asilo no debe estar en peligro su seguridad.

Un ejemplo de esto es lo que ha sucedido con millones de venezolanos. Según ACNUR, desde enero de 2018, un millón de venezolanos arribó a Ecuador; y al menos cuatro millones se encuentran en condición de refugiados en otros países.

Acnur/Unhcr Américas

@ACNURamericas

La cifra de refugiados y migrantes de llega a los cuatro millones.

A nivel mundial, los venezolanos son ya uno de los grupos de población más grandes desplazados de su país. pic.twitter.com/7GQ2l5VRaK

Video insertado

17,4 mil personas están hablando de esto

El presidente Trump ha anunciado que no va a recibir personas migrantes y que devolverá a las mismas por el lugar que arribaron, es decir, por México. Con esa operación y sin declaración formal, México se convertiría en lo que legalmente es ser un tercer país seguro.

 

¿Qué atenciones se deben brindar?

La Oficina del Alto Comisionado lo detalla de la siguiente manera.

  • (Re)admitir a la persona.
  • Otorgar a la persona el acceso a un procedimiento justo y eficiente para la determinación de la condición de refugiado y otras necesidades de protección internacional.
  • Permitir a la persona permanecer mientras se realiza la determinación, y…
  • Otorgar a la persona estándares de tratamiento acordes con la Convención de 1951 y con las normas internacionales de derechos humanos, incluyendo pero no limitados, a la protección contra la devolución.

Es decir, “cuando se determina que la persona es refugiada, debería reconocérsele como tal y otorgarle una estancia legal”, una situación de atención y costos que no se ha clarificado por parte del gobierno del presidente López Obrador.

Para muchos analistas y políticos de oposición , es una condición que pondrá a México en una situación delicada pues quedará obligado a dar ayuda humanitaria.

Leonardo Curzio

@LeonardoCurzio

Cuando hay poco margen de maniobra el pragmatismo lleva un país a privilegiar sus intereses económicos pero Perdón: militarizar la frontera sur y aceptar ser tercer país seguro no es motivo de celebración. Más bien de resignación.

2.555 personas están hablando de esto

Roberto Gil Zuarth@rgilzuarth

Ok, no, no somos un tercer país seguro, pero vamos a desplegar al 20% de la fuerza nacional contra migrantes y, además, vamos a repatriar aceleradamente a los migrantes que no acoja USA, con cargo a los impuestos que pagamos. Mañana me lanzo a Tijuana a festejar.

1.350 personas están hablando de esto