Tomado de: Milenio

El debate sobre el pasaporte sanitario

Carlos Puig

Duda Razonable

Ayer, el estado de California y la ciudad de Nueva York anunciaron la implementación de medidas que obligarán a todos sus trabajadores, maestros, policías y todos los servidores públicos a haberse vacunado y si no lo hacen tendrán que practicarse pruebas constantemente. Una de las secretarías del gobierno federal, la de asuntos de veteranos, ya anunció medidas similares para sus empleados. Estos dos anuncios vienen después de que, en Francia, Emmanuel Macron anunció que el pasaporte de vacunación será obligatorio para entrar a bares, restaurantes, transporte público, centros comerciales y muchos más lugares de reunión. La medida ha sido votada por el parlamento después de protestas que terminaron con detenidos y escándalo. En Italia, a partir del 6 de agosto el pasaporte sanitario que pruebe vacunación será obligatorio para entrar en lugares cerrados, bares restaurantes, lugares de concierto, museos, gimnasios, etcétera. En Reino Unido las cosas no parecen sencillas, entre otras cosas porque Boris Johnson se había negado al certificado, pero ahora, con la tercera ola encima, ha vuelto a decir que para septiembre podría ser obligatorio, pero no será sencillo que el parlamento lo apruebe. Ayer contaba aquí de la estúpida resistencia a vacunarse de millones en EU y otros países (Canadá y Rusia, por ejemplo, tienen muchos antivaxxers). No es sencillo saber en México cuántos de los que ya podrían haberla tenido no lo han hecho por la misma estupidez que tantos en Estados Unidos, donde tienen vacunas para todos y no lo han hecho. Pero parece que el problema no es tan grave. De todas maneras, dado lo lento que va el proceso y la decisión del gobierno de no volver a suspender actividades por la tragedia económica que significaría, sumado a lo que hemos visto en varias ciudades por el turismo o simplemente los jóvenes, hartos de un año de confinamiento, atascando bares y antros, más el anunciado regreso a clases en un mes, con todo y lo que eso significa en términos de movilidad, sería un debate que deberíamos empezar a tener. El sistema de certificado de vacunación funciona, la nueva variante es más contagiosa y las próximas variantes acechan. Carlos Puig @puigcarlos