El PAN da línea contra el revocatorio, pero…

Francisco Garfias

Arsenal – FRANCISCO GARFIAS

12 de Octubre de 2019

La postura institucional del PAN es contra la consulta para la revocación de mandato que promueve el mismísimo presidente Andrés Manuel López Obrador para fortalecer, dice, la “democracia participativa”.

Hay incluso un oficio en el que se da línea a los integrantes de la bancada azul en la Cámara Alta para que voten en contra cuando esa iniciativa se lleve al pleno, lo que presumiblemente ocurrirá el martes próximo

El mismísimo Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena, quien hasta hace poco se mostraba escéptico sobre la posibilidad de alcanzar la mayoría calificada (dos tercios de la Asamblea) que se requiere, hoy se manifiesta optimista.

La confianza que expresa nos lleva a pensar que ya amarró los ocho votos de la oposición que le faltan para que, por fin, el Presidente tenga su revocatorio.

Nombres van y vienen de los panistas que votarían “en conciencia” la consulta para la revocación de mandato. No los daremos a conocer, porque no logramos confirmar la versión.

El único que habló del tema es Damián Zepeda, exlíder nacional del partido. Nos dejó claro que su postura es a “título personal”. El senador ya lo informó al CEN.

Le preguntamos sus motivos:

“Quedó muy bien (el dictamen). Todas las peticiones de la oposición fueron incluidas: Derecho exclusivo del ciudadano a solicitar la revocación de mandato; definición clara para revocar a un gobernante por pérdida de confianza.

“La fecha de su realización no será coincidente con la elección intermedia. Lo organizaría el INE, único autorizado para su difusión. Nadie más se puede meter.

“El gobierno no puede publicitarlo. Hasta se incluye la prohibición expresa de usar la consulta popular para prolongarse en el cargo.

“Realmente muy bien. Será un gran logro tener el derecho de quitar al Presidente y a los gobernadores que no den resultados.

“Lo importante aquí es que nace la figura para que puedan  ser separados de sus cargos  por la ciudadanía”.

El dictamen establece que, para solicitar la revocación de mandato, en el caso del Presidente de la República, se requiere, por lo menos, 3 por ciento de firmas de  ciudadanos registrados en el padrón. En el caso de los gobernadores sube al 10 por ciento.

Para que sus resultados sean vinculatorios es necesaria una participación mínima del 40 por ciento de los ciudadanos.

Le preguntamos a Damián sobre los argumentos que ha esgrimido el exconsejero del IFE (ahora INE) Luis Carlos Ugalde, contra de la consulta para la revocación de mandato: cortoplacismo e inestabilidad política

“No soy ingenuo, sé que van a tratar de manipular. Pero también sé que con las reglas que pusimos, eso no se va a poder”, respondió.

 

El aguerrido perredista Fernando Belaunzarán, uno de los críticos más ácidos de la 4T, puso ayer un tuit que nos hizo reflexionar:

–Usan licencia falsa para encarcelar a una adversaria del Presidente (Rosario Robles).

–Congelan cuentas sin orden judicial (Medina Mora).

–Suspenden al juez que no modificó el criterio de suspender (sic) obras en Santa Lucía (Jorge Camero Ocampo).

¿A dónde nos lleva @lópezobrador_?

 

En menuda bronca se metió el actual presidente del Congreso de Puebla, el morenista Gabriel Biestro.

En 2018, presentó un certificado de residencia en el estado “fabricado”, para obtener la candidatura a la diputación local por Morena que hoy ostenta, según documento publicado por el portal local  e-Consulta.com.

El legislador lo negó, pero el Instituto Estatal Electoral de Puebla validó el documento que señala que Biestro Medinilla habría vivido, antes del 2017, al menos cinco años en la Junta Auxiliar de San Cristóbal Tepontla, en San Pedro Cholula.

Pero el domicilio que se indica en el citado documento para comprobar los cinco años de residencia requeridos es propiedad del exalcalde de San Pedro Cholula (hoy diputado del PT) Juan José Espinosa Torres. ¿Cómo la ve?