La competencia. Si José Antonio Meade decide competir por la candidatura presidencial del PRI, estos políticos podrían ser su competencia Fuente: Especial

Tomado de: NACION 321

Ellos serían la competencia priista de Meade rumbo a 2018

CREEMOS QUE IMPORTA POR…

Porque sería la primera vez que el candidato del PRI no fuera militante

Por primera vez en su historia, el PRI quitó el requisito de tener 10 años de militancia para poder contender a un cargo de elección popular, decisión que le abre las puertas al secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña… Y a otros más.

Meade,el ciudadano que podría convertirse en candidato del PRI

Aquí te presentamos quiénes podrían ser los rivales de Meade, dentro del propio partido y los llamados candidatos ciudadanos.

LOS EXTERNOS

Con la apertura de los estatutos del tricolor, cualquiera podría ser invitado por parte del partido para pelear la candidatura presidencial; sin embargo, en Nación321 nos dimos a la tarea de revisar quiénes serían las posibles cartas basándonos en su cercanía con el partido.

Juan Ramón de la Fuente

El exrector de la UNAM no pertenece a ningún partido político, pero siempre ha llevado buena relación con personajes de todas las fuerzas políticas. De hecho fue secretario de Salud en el sexenio de Ernesto Zedillo, razón por la que quizá el PRI esté tentado a llamarlo.

¿Juan Ramón de la Fuente quiere ser presidente en 2018?

Otro guiño que quizá el tricolor pueda tomar en cuenta para llamar a De la Fuente es una declaración que hizo hace algunos días, cuando fue cuestionado si estaría dispuesto a abanderar el Frente Amplio Opositor convocado por el PAN y el PRD.

“No puede ser un frente anti PRI, por supuesto no cuenten conmigo. ¿Vamos a hacer un frente anti AMLO? Conmigo no cuenten. Los frentes no son ‘anti’, son ‘pro'”, dijo durante un evento organizado por el PRD.

Además, se pronunció por un verdadero gobierno de coalición para generar una mayoría de Estado en 2018 y se hagan verdaderos cambios en el país. Esta propuesta de gobierno de coalición también la ha barajado Manlio Fabio Beltrones, expresidente nacional del PRI.

Y aunque varias veces De la Fuente ha dejado claro que no quiere ser candidato presidencial, quizá pueda cambiar de opinión en los próximos meses.

Miguel Ángel Mancera

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México podría ser otro potencial candidato del PRI gracias a que no pertenece a ningún partido político. Mancera ganó la jefatura de Gobierno arropado por el PRD; sin embargo nunca ha sido militante del Sol Azteca.

A esto se suma que durante sus primeros años de gobierno, Mancera y Peña vivieron una pequeña luna de miel, en donde ambos mandatarios llevaron una relación cordial y de cooperación.

Así sería México si Mancera ganara la Presidencia en 2018

Mancera ha respaldado a Peña Nieto en diversas circunstancias, pero quizá la más reciente fue cuando Miguel Ángel Mancera fue nombrado presidente de la Conago, en donde dijo:

“Señor presidente de los Estados Unidos Mexicanos, esté usted seguro de que en todo lo que construyamos en los consensos con su gobierno encontrará usted el apoyo incondicional de la Conago”.

Rosario Robles

La exjefa de gobierno del entonces Distrito Federal, Rosario Robles, también figura en la lista de posibles aspirantes a la presidencia. La exmilitante del PRD se convirtió en una aliada del gobierno de Peña Nieto al ser nombrada secretaria de Desarrollo Social y capitanear uno de los proyectos más ambiciosos del sexenio: la Cruzada nacional contra el hambre.

En una entrevista realizada con Milenio, Robles aseguró que pese a trabajar codo a codo con el presidente, no se afiliaría al PRI porque aún se considera una política de izquierda.

Según una encuesta de El Financiero, la ex jefa de Gobierno de la Ciudad de México cuenta con el 5% de las preferencias entre simpatizantes del PRI, arriba de la exgobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega, que tiene más de 20 años de militancia, pero todavía lejana a los punteros que son Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación y Eruviel Ávila, gobernador del Estado de México.

Manuel Velasco

El gobernador de Chiapas no es militante priista, pertenece a las filas del Partido Verde Ecologista de México. Ganó la candidatura a la gubernatura gracias la alianza conformada por el tricolor y su aliado el PVEM.

En ese entonces, los estatutos del PRI solo permitían que un candidato externo fuera candidato si iba en alianza. Con los cambios, Velasco podría ir solo, siempre y cuando renuncie al PVEM, sin necesidad de que otro partido lo respalde; sobre todo ahora cuando el Verde coquetea con la idea de postular a su propio candidato.

Jaime Rodríguez Calderón, el Bronco

Aunque ganó la gubernatura de Nuevo León como candidato independiente, el pasado del Bronco es totalmente priista,ya que estuvo afiliado a dicho partido durante 33 años.

Renunció al partido en septiembre de 2014 debido a que la dirigencia no avaló su candidatura a gobernador. Fue alcalde del municipio de Garza García y se ha desempeñado como secretario estatal de la Confederación Nacional Campesina, diputado local y federal.

RIVALIDAD TRICOLOR

Dentro del partido hay varios militantes que suenan para ser el candidato presidencial en 2018. Aquí te presentamos a los priistas que le darán batalla a Meade.

Aurelio Nuño

El actual secretario de Educación está estrechamente vinculado con el presidente Enrique Peña Nieto debido a que antes de ser secretario de Estado, fue su jefe de la oficina de Presidencia, cargo que desempeñó de 2012 a 2015.

Anteriormente fue asesor en el gobierno del Estado de México, durante la gestión de Peña Nieto y también estuvo cerca de su campaña presidencial. Nuño ha dicho que tiene más de 10 años como militante del PRI.

Luis Videgaray

Otro de los incondicionales del presidente es Luis Videgaray Caso, actual secretario de Relaciones Exteriores. La relación política con el presidente tiene más de 10 años, cuando comenzó a trabajar como secretario de Finanzas durante la gestión de Peña Nieto como gobernador del Estado de México.

Fue el coordinador de campaña de Peña y una vez que llegó a la presidencia lo nombró secretario de Hacienda, cargo que ocupó durante 4 años. Luego de que Luis Videgaray se convirtiera en uno de los encargados de gestionar la visita de Donald Trump a México el 31 de agosto, las críticas no se hicieron esperar y la presión política provocó su renuncia el 6 de septiembre.

Sin embargo, Videgaray regresó a la esfera pública como el nuevo titular de Relaciones Exteriores.

Miguel Ángel Osorio Chong 

Es uno de los punteros en las encuestas, al menos entre los priistas, pues lo ven como el aspirante con mayor experiencia política y con una larga trayecotria tricolor, pues lleva 26 años dentro del partido.

Osorio Chong fue gobernador de Hidalgo y tras el triunfo de Enrique Peña Nieto, fue nombrado secretario de Gobernación, cargo del que nunca ha sido removido.

Chong ha tenido diversos cargos en los comités estatal y nacional. En la dirigencia de su estado fue secretario de Acción Electoral y dirigente; en el tricolor nacional fue delegado general del CEN en el Estado de México; secretario de operación política y secretario de organización.

Además, en la campaña de Peña Nieto fue coordinador de Diálogo y Acuerdo Político, y durante la transición de gobiernos, fue coordinador general de Política y Seguridad.

Eruviel Ávila

El aún mandatario del Estado de México es otro fuerte rival de Meade, sobre todo si se trata de arrastre y votos, pues entre los aspirantes, Eruviel Ávila se ha ganado todo en las urnas.

En las elecciones mexiquenses de 2011, Ávila ganó la gubernatura con el 64.94% de la votación, mientras que Osorio ganó la elección a gobernador en Hidalgo, en 2005, con el 52.32%.

Eruviel ha ganado también a través de las casillas dos diputaciones locales (1997 y 2006); así como, en dos ocasiones, la alcaldía de Ecatepec: en 2003, quedó al frente de la administración de ese municipio con un 33.34% de la votación y en 2009 obtuvo 52.10% de los sufragios, según los datos históricos del IEEM.

La última encuesta de El Financiero lo ubica como uno de los mejores posicionados entre la militancia priista, solo debajo de Osorio Chong

José Narro

El actual secretario de Salud tiene una larga trayectoria priista; lleva 44 años dentro del partido y hasta ahora ha mantenido una reputación impecable, pues no ha sido asociado a ningún escándalo.

Narro fue rector de la UNAM de 2007 a 2015 y la mayoría de sus actividades las ha desempeñado como académico.

Ivonne Ortega

La exgobernadora de Yucatán tiene una amplía trayectoria en el mundo de la política. A los 26 años fue presidenta municipal de Dzemul, Yucatán, cargo que ocupó de 1998 al 2000. También fue diputada local, en 2001; diputada Federal en 2003 y senadora de primera minoría en 2006.

En 2007 fue nombrada candidata de unidad del PRI a la gubernatura de Yucatán, elección que ganó con 7.6 puntos de ventaja frente a su opositor, el candidato del PAN, Xavier Abreu Sierra.

Durante su gobierno fue condecorada con la Medalla Mundial a la Paz y la Concordia.

En 2012 fue elegida Secretaria General del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, cargo que dejó para ocupar, nuevamente, una diputación federal para el periodo 20015-2018.

Ortega causó polémica en días pasados por exigir piso parejo en su partido a la hora de designar al candidato presidencial, de hecho se oponía a que los estatutos se abrireran a cualquier simpatizante del partido.