800px-Marcha_por_Rubén_Espinosa,_periodista_asesinado_(2)

Tomado de: Sin embargo

En 4 meses, 26 periodistas y activistas se han sumado al Mecanismo de Protección

El titular de la Unidad para la Defensa de los Derechos Humanos y Coordinador Ejecutivo Nacional del Mecanismo aseguró que más del 60 por ciento de los asesinatos y agresiones a periodistas registrados en los dos últimos sexenios se concentran en seis estados: Guerrero, Oaxaca, Michoacán, Tamaulipas, Jalisco, Estado de México”.

Ciudad de México, 10 de mayo (SinEmbargo).- El asesinato de 11 periodistas en lo que va del año y las constantes agresiones hacia el gremio provocaron que de enero a abril de este año, al menos 26 periodistas y defensores de derechos humanos se sumaran al Mecanismo de Protección, aseguró Enrique Irazoque titular del organismo.

“La cifra al día de hoy es que tenemos 521 periodistas de los cuales tenemos 142 mujeres y 379 hombres al corte de abril”, dijo Enrique Irazoque en entrevista con Álvaro Delgado y Alejandro Páez en el programa Los Periodistas que se transmite por YouTube a través del canal de SinEmbargo Al Aire.

En una entrevista anterior, en enero pasado, Irazoque había dicho en el mismo espacio que un total de 495 periodistas eran beneficiarios del Mecanismo de Protección de la Secretaría de Gobernación, la mayoría de ellos provenientes de la Ciudad de México. Es decir, en cuatro meses se sumaron 26 periodistas y activistas a esta protección.

En ese sentido, el titular de la Unidad para la Defensa de los Derechos Humanos y Coordinador Ejecutivo Nacional del Mecanismo aseguró este martes que más del 60 por ciento de los asesinatos y agresiones a periodistas registrados en los dos últimos sexenios se concentran en seis estados.

“Si analizamos dónde se han dado los asesinatos en los dos últimos sexenios vamos a ver que muchas entidades se repiten, yo les puedo decir que el 60 por ciento de la problemática e agresiones a periodistas se concentra en no más de seis estados de la República que es donde debemos de intensificar las labores: Guerrero, Oaxaca, Michoacán, Tamaulipas, Jalisco, Estado de México”.


Manifestación en Ciudad de México contra del asesinato de periodistas. Foto: Sáshenka Gutiérrez, EFE

El pasado 9 de mayo, Yesenia Mollinedo Falconi y la reportera Sheila Johana García Olivera fueron asesinadas en el municipio de Cosoleacaque, en Veracruz, cuando se encontraban en el interior de su vehículo estacionado fuera de una tienda de conveniencia. Al lugar llegaron hombres armados y les dispararon. Ambas murieron a consecuencia de las heridas.

El asesinato de las dos comunicadores se suma al del periodista Luis Enrique Ramírez Ramos quien fue encontrado sin vida el pasado 5 de mayo en Culiacán, Sinaloa.

El cuerpo del comunicador fue localizado en un camino de terracería que va de la carretera México 15 al Campestre Las Nanchis, envuelto en plástico, e identificado horas más tarde.

Luis Enrique Ramírez trabajó en diferentes medios de comunicación de Sinaloa como Noroeste y El Debate, y fundó el portal de noticias Fuentes Fidedignas, además de ser columnista y analista político.

Ante esta situación, Enrique Irazoque aseguró que ninguna de las dos periodistas asesinadas estaban integradas al mecanismo de protección federal ni estatal. En el caso de Luis Enrique Ramírez, el funcionario dijo que tampoco se encontraba en ninguno de los dos organismos.


Periodistas protestan por el crimen de su compañero del gremio, Luis Enrique Ramírez, este viernes en la ciudad de Culiacán, en Sinaloa. Foto: Juan Carlos Cruz, EFE

El titular del mecanismo de protección recordó que los asesinatos de periodistas y defensores de derechos humanos en México no son asunto nuevo, pues es una problemática que se ha venido arrastrando por varios años.

“Este tipo de acontecimientos no son nuevos, los asesinatos se han perpetrado por más de 15-16 años. Lamentablemente esta inercia no es de hoy, el diagnostico que tenemos es que es una inercia muy añeja, sin lugar a dudas este aumento de asesinatos es un elemento más de la crisis de derechos humanos que el gobierno ha reconocido”.

Finalmente, Irazoque dijo que de acuerdo a datos del organismo de protección 2012 se mantiene como el año más violento para el periodismo en México al registrarse 23 asesinatos de comunicadores.

“Lamentablemente los datos que nosotros tenemos en nuestras manos, ha habido un aumento exponencial de agresiones a periodistas y defensores de derechos humanos. Los años más letales para el periodismo es el 2012 con 23 asesinatos, 2010 con 20 asesinatos, 2018 y 2020 con 20 asesinatos, y a partir de ahí vemos que esta inercia de asesinatos no ha podido revertirse por el Estado mexicano”.

Según cifras de Artículo 19, desde que el Presidente Andrés Manuel López Obrador llegó al poder, en diciembre de 2018, se han contabilizado mil 945 agresiones contra la prensa en el país, incluyendo 33 asesinatos, 11 en lo que va de este año, y 2 desapariciones, un 85 por ciento más que en el primer trienio del Presidente Enrique Peña Nieto.