Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE). 2o. Trimestre 2019.

Alejandro Soto Dominguez

En Veracruz hay crecimiento desproporcionado de la ocupación laboral precaria, en el periodo enero-junio, el número de trabajadores con percepciones de cero a dos salario mínimos se incrementó en 309 mil 746 plazas con salarios de hambre.

 

En análisis: en los primeros 6 meses del presente año, y su comparación respecto al cierre 2018, la Población Ocupada (PO) aumento en 82 mil 945. La PO en el segmento de ingresos de cero hasta dos Salarios Mínimos (SM) su incremento fue de 309 mil 746 trabajadores. Esto significa que se perdieron labores que pagaban mejores salarios: los de 2 a 3 SM (menos 17 mil 871), de 3 a 5 SM (menos 85 mil 832) y de 5 y más SM (menos 28 mil 086).

 

De este último segmento de ingresos, digamos que son los obreros y empleados que tienen un nivel de vida decoroso, su comportamiento en Veracruz es toda una tragedia, pues al término del año 2012, había 280 mil 613 trabajadores, para mediados del 2019, quedaban solamente 56 mil 611, se perdieron 224 mil 002. En otras palabras solo queda el 20 por ciento. El combustible principal para esta debacle es la caída de la actividad de PEMEX. Por otro lado, la delincuencia imparable, mientras tanto las grandes obras federales en puertos, petroquímica, CFE y PEMEX durmiendo el sueño de los justos. Arriba el desempleo y desesperación, aquí no pasa nada diría Duarte.

Gráfica única