descarga (1)

Tomado de: Nación 321

Esta es la ruta de la red de pagos en México a Pegasus

Durante la administración del expresidente Enrique Peña Nieto se contrató el software Pegasus para efecto de espionaje telefónico, informó este miércoles Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

El contrato fue de 32 millones de dólares, y los recursos fueron transferidos a NSO Group, una empresa con sede en Israel formada por hackers y dueña del software.

Santiago Nieto explicó que los recursos también se destinaron a IsraelEstados Unidos e Italia a través de las compañías vinculadas con NSO Group.

ESTA ES LA RUTA DE LAS TRANSACCIONES:

-Las dependencias del Gobierno federal realizaron contratos en un inicio con Grupo Balam, quien transacciona enviando recursos a empresas de naturaleza fachada y particularmente a Israel e Italia.

-A partir de ahí, esos recursos son turnados a Tech Bull, siendo la segunda serie de empresas que se encuentra vinculadas con NSO Group.

-Esta firma cuenta dos cuentas bancarias de las que envía recursos a otras empresas del grupo, particularmente a KBH.

-La compañía KBH conforma el tercer grupo de empresas que se encuentran relacionadas con Pegasus, es decir, NSO Group.,

-Finalmente, KBH mandó los recursos a NSO, dueña en Israel del malware Pegasus.

-Estas transacciones terminaron en Italia, EU e Israel.

“Grupo Tech Bull, una empresa con características de fachada, constituida por Balam Seguridad Privada, contrató durante el año 2014, con la Procuraduría General de la República (PGR), particularmente con Tomás Zerón, director en jefe de la Agencia de Investigación Criminal, el software Pegasus para efecto de espionaje telefónico”, dijo el funcionario.

En ese sentido, la UIF indicó que entregará a la Fiscalía General de la República la información relacionada con las contrataciones.

Una investigación realizada por Forbidden Stories y Amnistía Internacional (AI) reveló que activistas, periodistas y abogados, alrededor del mundo, han sido blanco de espionaje a través del malware Pegasus de grado militar del NSO Group.

A través de la indagación se logró identificar a más de mil individuos en 50 países que presuntamente fueron seleccionados por clientes de NSO. De los 15 mil corresponden a números mexicanos.