descarga (1)

Tomado de: EXPANSION

ESTADOS UNIDOS VIVIÓ SU PROPIO ‘GASOLINAZO’ EN 2017

Edgar Sigler

Los precios de la gasolina en Estados Unidos se incrementaron 13% en promedio durante 2017, debido a la paulatina recuperación de los precios del petróleo.

Las gasolinas en el país vecino promediaron un costo de 2.41 dólares por galón a lo largo del año pasado, 27 centavos de dólar más que el promediado en 2016, según datos de la Agencia de Información de Energía de Estados Unidos (EIA por sus siglas en inglés).

“En tres de las 10 ciudades donde la EIA recolecta datos semanales del precio de la gasolina, el precio excedió los 3 dólares por galón al menos una vez en 2017, y los precios en todas las ciudades, excepto Houston, excedieron los 2.5 dólares por galón en algún punto del año”, apuntó la agencia en un análisis publicado el 4 de enero.

Los aumentos del año pasado se debieron a la recuperación del precio del barril del petróleo. Los precios de la mezcla de crudo West Texas Intermediate (WTI) promediaron 51 dólares por barril en 2017, un incremento de 7 dólares frente a 2016, según datos de la EIA.

Esta subida terminó por impactar los precios de la gasolina.

“Cada 10% de cambio en el precio del crudo se ve reflejado en cerca de 3% de cambio en el precio del combustible en Europa, y de casi 7% en Estados Unidos. En principio, entre más alto el impuesto, menor es el cambio que sufre el precio de la gasolina respecto al cambio en el crudo”, explica el sitio especializado Global Petrol Gas, que da seguimiento al precio de los combustibles y otros hidrocarburos en el mundo.

México importa entre el 60% y 70% de las gasolinas que se consumen en el país de la costa Este de Estados Unidos, donde se encuentra el mayor centro de refinación del mundo. Pemex se abastece en gran medida de este mercado, así como los pocos importadores que ahora traen gasolinas al país, aunque estos acceden a precios mayoristas, que ahora rondan los 1.77 dólares por galón.

Los precios al consumidor en Houston, Texas, que forma parte de esta zona de donde México importa las gasolinas, registraron un pico de 2.43 dólares por galón en septiembre, debido al impacto que tuvo el huracán Harvey en algunas refinerías.