Frentes Políticos

Frentes Politicos Frentes Politicos

Frentes Políticos

1. Equipazo. No hay duda de que con las estrategias impulsadas por el gobierno federal no sólo se disminuirá la propagación de la pandemia del COVID-19, sino que se garantiza la atención de todos los contagiados. Es imperioso, entonces, reconocer a quienes lo hacen posible. La visión para combatir la enfermedad que tiene en señales de alerta a todos los países es acertada, con la reconversión de hospitales para disponer de más camas. El buen trabajo y la visión corresponden a Zoé Robledo, titular del IMSS; Luis Antonio Ramírez Pineda, director del ISSSTE; el general Luis Cresencio Sandoval González, secretario de la Defensa Nacional; el almirante José Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina, y Hugo López-Gatell, el subsecretario de Salud. Un esfuerzo jamás antes visto. Y con la participación de la sociedad, pronto sólo será un recuerdo.

2.   Resbaladizo. No han sido buenos días para Luis Miguel Barbosa, el gobernador de Puebla, quien sigue tropezando. Primero aseguró que los pobres, grupo en el que asombrosamente se incluyó, era inmune al coronavirus; después dijo que el antídoto para el COVID-19 era un mole de guajolote, declaración que causó carcajadas a nivel internacional. Y ahora acusó que el procurador federal del Consumidor, Ricardo Sheffield, no ha atendido su llamado para revisar medidas para evitar el alza de precios. Por algo será. “No me contesta el chocante, a pesar de que lo conozco hace años, fuimos diputados en el 2000, pero es un chocante… ¡me vale!”, dijo. De lo que no se ha percatado es de que, con la investidura, lo convierte en fuente oficial, y lo único que hace cuando abre la boca es etiquetarse como el bufón de la semana. No sea “guajolote”, gobernador.

3.   Calma. El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, aseguró que el país tendrá una epidemia larga, que podría extenderse hasta septiembre, lo cual dependerá de que la sociedad siga las instrucciones de la Secretaría de Salud. “Una de las medidas más importantes es que masivamente, cuando hablamos masivamente hablamos de millones de personas, se queden en casa, es una frase muy simple que resume lo que se necesita hacer: quédate en casa. Es la acción que nos va a permitir que millones de mexicanas y mexicanos, y personas de otras nacionalidades que están en el país no contribuyan a contagiar”. La cuarentena tiene un tema que no debemos dejar a un lado: la violencia intrafamiliar, que podría incrementarse. Los mexicanos, todos, debemos tomárnoslo con filosofía: todo estará bien.

4.   Buscando simpatías. Ante la crisis que enfrentan distintas empresas a causa del COVID-19, el gobierno de Nuevo León anunció la exención del Impuesto Sobre Nómina a 35 mil empresas durante abril, mayo y junio. El tesorero del estado, Carlos Garza, acompañado del gobernador Jaime Rodríguez, detalló las medidas de apoyo. “Que no solamente sea trasladar el pago de impuestos, sino exentar del pago de impuestos a estas 35 mil empresas, porque de nada sirve trasladarlo, de todas formas la planta productiva va a seguir limitada y entonces lo único que hacemos es cobrarles después”, señaló el mandatario estatal. Esta medida, dijo Rodríguez, hará que el gobierno tenga un déficit presupuestal. El Bronco garantiza así que un importante sector le dé las gracias. Ésa es su ganancia. Así le salga cara.

5.   A fondo. Mientras en algunas regiones se trata de no llegar a los límites de un toque de queda, el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, informó que a partir de hoy martes nadie deberá permanecer en las calles, con el fin de evitar que se dispare el número de casos confirmados de COVID-19. “Va a estar prohibido andar deambulando en las calles sin ningún motivo, no se vayan a sorprender porque la Policía o la Guardia Nacional o el Ejército, la Sedena, se acerquen y les digan que qué andan haciendo”, expresó. Refirió que también las playas de todo Baja California permanecerán cerradas, al igual que centros comerciales que no tengan en su interior un supermercado. Cada gobernador con su estilo. Entendámoslo, no son vacaciones.

Publicado por Excélsior