1713999

Tomado de: Excelsior

Futuro de los OPLE, en riesgo; a tres años de existencia

CIUDAD DE MÉXICO.

Luego de tres años de existencia, casi 35 mil millones de pesos para su sostenimiento y la organización de 24 elecciones, y ante diversas inconsistencias en su labor, la permanencia o desaparición de los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLES) divide las opiniones para lo que debe ocurrir con ellos después de 2018.

PUBLICIDAD

Lo que es un hecho es que 2018 será una prueba de fuego para los OPLE, y en opinión del exconsejero electoral Arturo Sánchez, no se debe permitir que los problemas con los organismos electorales locales “empañen” la elección presidencial del próximo año.

Mientras la Consultora Integralia, que dirige Luis Carlos Ugalde, expresidente del IFE, propone para 2019 centralizar completamente el sistema electoral “para asignar responsabilidades claras y reducir los costos de organizar elecciones”, el consejero del INE Ciro Murayama pide apostarle al robustecimiento de los OPLE para no convertir al INE en un “gigante” que no pueda moverse y evitar la “amputación” de un brazo que sólo necesita “fortalecerse.”

Luego de la reforma electoral de 2014, que mandató al INE designar a los consejeros electorales de los nuevos Organismos Públicos Locales Electorales, los institutos ejercieron 13 mil 452 millones de pesos en 2015, para su gasto operativo y la organización de sus elecciones locales.

En 2016 esta cifra fue de nueve mil 891.8 millones y para 2017 se elevó a 11 mil 248 millones, lo que suma 34 mil 591.8 millones de pesos en los tres años de operación de los OPLE.

“Ya se cometió el error de avanzar a un modelo semicentralizado, una vez que ya se cometió el error en un modelo híbrido que diluye responsabilidades, sobrepone atribuciones, genera confusión y además genera costos duplicados; una vez que ya estamos ahí en medio del río, lo mejor es cruzarlo completamente y centralizar en su totalidad el modelo,” opinó en entrevista el expresidente del IFE, Luis Carlos Ugalde.

En contraste, el presidente de la Comisión de Vinculación con los OPLE del INE, Ciro Murayama, aseguró: “No creo que la desaparición de las instituciones en entidades vaya a hacer que los estados sean más desarrollados, que fortalezcan su vida democrática, su vida institucional… yo creo que, más bien, habría que fortalecer esas instituciones y es lo que nosotros hemos estado tratando de hacer, darles elementos a los OPLE para que cumplan mejor su tarea”.

El consejero ejemplificó con un “brazo” al que hay que fortalecer con terapia, ayudarlo a hacer ejercicio pero no pensar en la “amputación”.

“Yo no estoy por la amputación institucional en las entidades federativas. La centralización puede parecer un camino más fácil, pero no necesariamente es el mejor camino para robustecer la calidad del Estado mexicano, y el Estado mexicano no sólo está en la Ciudad de México, está en las otras 31 entidades federativas”, consideró Murayama.

A decir del exconsejero del INE y ahora decano de la Escuela de Gobierno del Tec de Monterrey, Arturo Sánchez, no se puede calificar la actuación de los OPLE por algunos que han presentado problemas, y explica que principalmente estos son: la reticencia de algunos para trabajar coordinadamente con el INE y reconocerle su facultad rectora; la homologación de las leyes locales con la Ley General y garantizar que los organismos tengan los recursos necesarios para su operación, ante decisiones arbitrarias de los gobernadores y los Congresos estatales.

Sánchez Gutiérrez considera que “si se corrigen estos tres tipos de problemas y otros que hay, los OPLE podrían ser muy eficientes. El INE tendría que hacer su trabajo, una mejor selección de los consejeros, una mejor reglamentación de lo que ha traído profundizar el Reglamento de Elecciones”.

Concluyó advirtiendo que para 2018, si en 15 estados se tienen las mismas irregularidades que este año se vieron en los comicios de Coahuila, los legisladores “van a brincar”, ya sea en favor o en contra del fortalecimiento de los OPLE, ya que las irregularidades en los organismos locales “incluso están poniendo en juego la elección federal y, sobre todo, la presidencial”.

Irregularidades marcan operación

En estos tres años de operación de los institutos, el INE tuvo que destituir al consejo entero del Instituto Electoral de Chiapas, por el fraude a la ley que quedó demostrado luego que se detectó manipulación de la lista nominal de electores, desde el extranjero, para influir en los resultados electorales (2015).

En adición, se tuvo que destituir a la consejera presidenta de Colima, Alejandra Valladares, luego que se adelantó a los tiempos oficiales y dio por ganador a Jorge Luis Preciado, candidato del PAN a la gubernatura en los comicios de 2015.

En 2016, las quejas contra los OPLE fueron por la lentitud con los que corrieron los Programas de Resultados Electorales Preliminares en entidades como Aguascalientes, Tlaxcala y Quintana Roo.

Además, los OPLE de algunas entidades, como Chihuahua y Veracruz, recibieron recursos a cuentagotas por parte de los gobiernos locales, lo que obligó al INE a ocupar recursos federales para garantizar la instalación de casillas.

Después de esta elección, el INE decidió crear el Reglamento de Elecciones y lineamientos nacionales para diversos temas, como el de los PREP y Conteos Rápidos.

También solicitó recursos federales para garantizar la instalación de casillas, ante los problemas presupuestales que vivieron varios OPLE por la negativa de los gobiernos locales para entregarles recursos.

Para este 2017, ante las inconsistencias en Coahuila con el PREP, la lentitud en el mismo programa en Nayarit, y los problemas que los partidos tuvieron para imprimir las acreditaciones de sus representantes de casilla, entre otras, el INE ha entregado cuatro de 10 informes que se comprometió a dar a los partidos, para explicar las inconsistencias percibidas en los temas anteriores.

Legislación

Los OPLE nacieron con la Reforma Político-Electoral de 2014. En legislación secundaria se definieron sus atribuciones.

  • Con la reforma se creó el Instituto Nacional Electoral (INE), en sustitución del Instituto Federal Electoral (IFE).
  • Con la modificación constitucional se facultó al INE como el organismo encargado de organizar las elecciones en conjunto con los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLE).
  • Tras la reforma, el INE se convirtió en el encargado de determinar el método de elección y organización de los OPLE de las entidades federativas.
  • Los OPLE están dotados de personalidad jurídica y patrimonio propios.
  • Gozan de autonomía en su funcionamiento e independencia en sus decisiones.