Gonzalo Guízar y la castración química 29 de JJulio 2021

Yamiri Rodríguez Madrid

La vuelta de Veracruz en un teclazo

Opiniones divididas ha generado la iniciativa presentada esta semana por el diputado local del PES, Gonzalo Guízar Valladares, la cual consiste en aplicar la llamada castración química a violadores.

Se trata de una propuesta de reforma al artículo 185 del Código Penal veracruzano para que sea incluido dentro de las sanciones al delito de violación, la “inhibición sexual” química a los agresores.

Por un lado, hay quienes aplauden la idea del oriundo de Coatzacoalcos, sobre todo cuando el delito de violación se ha disparado en Veracruz. Recientemente, colectivos feministas daban a conocer algunas estadísticas por demás alarmantes, como el hecho de que en México se cometen al menos 600 mil delitos sexuales cada año; que 9 de cada 10 víctimas de violencia sexual son mujeres o que 4 de cada 10 son menores de 15 años. A eso se suma que a nivel nacional, de enero a mayo del año pasado, el delito de violación sexual aumentó en 30.5 por ciento en comparación con 2020 y, nuestro Veracruz, en los primeros cinco meses del año lleva ya, lamentablemente, 226 casos.

Aunque prácticamente la Fiscalía veracruzana reporta por lo menos la detención de un supuesto violador, los esfuerzos no son suficientes, de ahí que hay quienes vean la castración química como un freno a este problema.

Por el otro lado están los defensores de los Derechos Humanos y los que dudan de la eficiencia del sistema de procuración de justicia, por lo que no descartan que a algunos de los que les apliquen este castigo corporal, luego les salgan con el “usted disculpe”. A esto dice el legislador veracruzano que el procedimiento hormonal es reversible.

Otro de los argumentos que da es que a un violador se le condena en este estado con penas que van desde los 10 hasta los 30 años de prisión, pero por la gravedad del asunto se les debe aplicar una sanción aún más severa y coercitiva, que refleje la disminución de las cifras de incidencia de este tipo de delito.

Hay 9 estados en el vecino país del norte que aplican la castración química, entre estos Texas, así como Argentina; países como Polonia, Rusa, Moldavia, Estonia y Corea del Sur lo hacen con pederastas.

Sin duda, es un tema por demás polémico por lo que se vislumbra complejo que ya en la recta final de esta legislatura local los diputados se avienten el trompo de aprobarla.  ¿Usted qué opina?

@YamiriRodríguez