7507Y71IeZPJ

Tomado de: e-legislativo

Presenta PRI iniciativa que considera a jugadores como enfermos mentales

Senadores

Denisse Brauer
Ciudad de México, México
La senadora priista Yolanda de la Torre Valdez presentó ante el Pleno de la Comisión Permanente una iniciativa para incluir a los jugadores patológicos como enfermos mentales.
En la exposición de motivos, la iniciativa señala que la participación en juegos electrónicos va creando una necesidad de pasar mayor tiempo en el juego, que en sus actividades escolares o laborales.
En los juegos en línea por medios electrónicos hay algunos en los que la apuesta se hace a través de recargas por tarjeta y no existe ganancia real.
Menciona que existen otros casos en los que el estímulo es ir subiendo de nivel en el juego, no se obtienen ganancias reales, solo la satisfacción de alcanzar niveles más altos y aquí la participación también aplica con compra de crédito que es a través de tarjetas e igual no existen ganancias reales, solo el estatus de estar en un nivel más altos que otros competidores.
Sin embargo, existen casos en los que sí hay apuesta en la participación, la compra puede ser a través de diversos medios siendo la tarjeta de crédito la mayormente utilizada y en estos juegos si existe ganancia pero también enormes pérdidas.
Ante la pérdida de dinero, la ilusión de la persona es recuperarse y apuesta cantidades cada vez mayores invirtiendo dinero y tiempo que llega a producir un nivel de excitación tal que su comportamiento personal puede llegar a variar, mostrando irritación, molestia, ansiedad, tristeza que le generarán falta de control sobre su personalidad.
A esta necesidad inminente de jugar y jugar, de querer pasar más tiempo en el juego que en sus ocupaciones personales se le ha denominado con la figura de Jugadores patológicos (Ludopatía), misma que ha sido incluida por la Organización Mundial de la Salud, conocida por sus siglas como OMS, en la Clasificación Internacional de las Enfermedades y Trastornos relacionados con la Salud Mental, conocida como CIE-10, incorporó como enfermedad mental la ludopatía, quedando clasificada como F63 Trastornos de los hábitos y del control de los impulsos, F63.0 Juego patológico (ludopatía).
Agrega que esta enfermedad puede producir para el adicto al juego entrar en estados depresivos, de tristeza o de soledad al tiempo que señala que la depresión es una de las causas por las que puede una persona intentar el suicidio de acuerdo con lo que la OMS señala en su portal electrónico.
En ese mismo portal señala que “muchos suicidios se producen impulsivamente en momentos de crisis que menoscaban la capacidad para afrontar las tensiones de la vida, tales como los problemas financieros, las rupturas de relaciones o los dolores y enfermedades crónicos”.
La Ley General de Salud no contempla la ludopatía como una enfermedad mental a pesar de estar incorporada en la CIE-10 desde el año de 1992.
Sin embargo, hay artículos de especialistas médicos que reconocen que el acceso a los juegos y la popularidad que han venido ganando estos generan riesgos y problemas de salud en los que no solo afectan a la persona sino abarcan incluso a la familia.
La Medicina Familiar es el primer contacto que un jugador patológico debe tener para recibir apoyo y atención médica para los problemas de adicción al juego.
Las consecuencias que atrae ser un jugador patológico son atraer problemas en el ámbito personal, familiar, laboral y sobre todo en lo económico.
Su ansiedad por el juego puede provocar a estos jugadores patológicos irritabilidad, depresión, y pueden llegar a producir alteraciones del sueño u otros.
Se presenta el siguiente cuadro con información respecto de los Criterios diagnósticos del Juego Patológico.
Es así como el hábito del juego va aislando a las personas de sus actividades ordinarias y van perdiendo la concentración e interés en el trabajo, lo que puede traducir en ser despedidos, o bien, en sus actividades escolares lo que producirá bajar su rendimiento y por ende, que sus calificaciones se vean disminuidas.
Refiere un artículo que se ha observado que los hombres juegan más por excitación y para ganar dinero, mientras que las mujeres juegan más por problemas personales, por depresión o por soledad.
Médicos familiares señalan que es esta especialidad en la medicina la que dispone durante la consulta la detección temprana de la predisposición al juego antes que emerja por completo la patología de la ludopatía.
Y los médicos que realizaron el artículo en cita, señalan que es en las primeras etapas en donde el Médico Familiar debe valerse de distintas estrategias educativas o de consejería de atención primaria.
Cuando se ha detectado o existe evidencia que la patología es avanzada, debe considerarse como cualquier otra adicción.
Es por ello que la senadora Yolanda de la Torre propuso en su iniciativa reformar el artículo 74 de la Ley General de Salud quedando como sigue:
Artículo 74.- La atención de los trastornos mentales y del comportamiento comprende:
I. La atención de personas con trastornos mentales y del comportamiento, la evaluación diagnóstica integral y tratamientos integrales, y la rehabilitación psiquiátrica de enfermos mentales crónicos, deficientes mentales, jugadores patológicos, alcohólicos y personas que usen habitualmente estupefacientes o substancias psicotrópicas