alfredo-del-mazo

Tomado de: Regeneracion

IEEM avaló elección de Del Mazo y pedirá un presupuesto récord para el 2018

Luego de que esta tarde se entregara la constancia de mayoría a Alfredo del Mazo en el Instituto Electoral del Estado de México, se supo que el Consejo General del Instituto solicitará un presupuesto récord para los comicios del 2018.

El proyecto presupuestal para solicitar 2 mil 763 millones de pesos fue aprobado por los consejeros; esto significará el monto más alto en toda la historia del órgano electoral.

Este proyecto presupuestal deberá ser propuesto por el Poder Ejecutivo en su Paquete Fiscal y ser aprobado por los diputados locales (que son mayoritariamente del PRI).

 

El acuerdo avalado por el Consejo General prevé 941 millones para el financiamiento público de partidos políticos y posibles candidatos independientes.

El monto más elevado será para el pago de nómina o capítulo de servicios personales, con una cantidad superior a mil 195 millones.

Pedro Zamudio, presidente del IEEM, aseguró que el anteproyecto de presupuesto 2018 es muy similar al que se preparó en 2015, con algunas modificaciones importantes en el capítulo mil –donde hay una reducción de más de cien millones de pesos–, mientras en prerrogativas de los partidos políticos hay un incremento natural de 9.41%.

 

El proyecto además estima recursos para la operación de 170 órganos desconcentrados (125 municipales y 45 distritales), documentación para dos elecciones, y parta solventar actividades ordinarias.

En 2015, para organizar la contienda de ayuntamientos y diputados locales, al órgano electoral estatal se le asignaron mil 995 millones de pesos como presupuesto.

Para organizar los comicios de gobernador y concluir 2017, dispondrá de dos mil 228 millones 331 mil 906 pesos (la Legislatura local le autorizó dos mil 133 millones, a los que agregó economías u ahorros por el orden de 66 millones y 28 millones “como una ampliación presupuestal no líquida para ser incluidos en el capítulo 9000 de Deuda Pública”).

 

Este año, al pago de nómina destinó 862.7 millones, mientras el financiamiento de partidos políticos y candidatos implicó 883.8 millones de pesos.