Inseguridad en Xalapa y sólo habría 8 patrullas

Opinion Estatal

Sumario Político

Víctor Murguía Velasco

ANTE FALTA DE RESULTADOS, A CAMBIAR ESTRATEGIAS

En materia de inseguridad no sólo son las ejecuciones multiplicadas por el territorio veracruzano, que esta semana sumaron unas 40, las registradas por la prensa, porque hay muchas sin trascender a la población.

Pero no sólo son las ejecuciones, decíamos, también está la problemática de los asaltos, robos y extorsiones, que tienen en el miedo, la zozobra y el enojo a miles de familias veracruzanas víctimas de esos delitos y a otras tantas en igual estado de ánimo porque saben que en cualquier momento los pueden padecer.

Así las cosas, no debe dársele vuelta al asunto. Es momento de cambiar estrategias para intentar dar mejor seguridad a los veracruzanos.

La otra cara de la inseguridad es ya también motivo de incertidumbre, crítica y miedo. La gente cambia costumbres, la que puede compra equipo de seguridad, sale menos o deja de invertir, o su dinero lo pierde porque cierra su negocio ante la exigencia de tener que pagar una cuota a la delincuencia organizada.

Los robos en Xalapa están a la orden del día. Los sufren pequeños comerciantes o profesionistas en sus despachos y también familias en sus casas. Hay fraccionamientos en donde los ladrones escogen calles y van robando en días consecutivos residencia por residencia, sin importar que haya gente o no.

Los asaltos también son diarios en las calles y comercios. Atracan en el día o en la noche, en las colonias o en el centro.

Y las extorsiones tienen con miedo a quienes han arriesgado su capital para operar un restaurante, un bar, un taller o cualquier tipo de negocio. Las exigencias de dinero tienen entre la zozobra y la ira a muchos que reciben las visitas de sicarios. Unos optan por cerrar, otros por pagar y varios han visto cumplidas las amenazas.

Y si eso pasa en Xalapa, cómo andaremos en otros lugares.

La gente exige mejor seguridad, por lo tanto ha llegado el momento de aplicar otras estrategias, pues las actuales quedan a deber.

*** Muchos de los problemas en Veracruz giran en torno a que el gobierno casi no tiene dinero. Ya se fue Clementina Guerrero de la Sefiplan, muy cuestionada por cierto, pero no se cree que la situación mejore sólo porque llegó ahí Guillermo Moreno.

Los prestadores de servicios y constructores a los que no se les ha pagado desde el gobierno pasado seguramente seguirán a la espera, quebrados y endeudados. Y a final de año volverá a haber problemas muy fuertes para cubrir quincenas adelantadas y el aguinaldo.

La falta de recursos también repercute en la inseguridad. Por ejemplo, entre los mismos policías comentan que en Xalapa sólo están en servicio 8 patrullas. Las otras se las llevaron a Coatzacoalcos, en donde están peor en asaltos, extorsiones y ejecuciones. La cobija es corta; tapan en un sitio y destapan otro.

DESAFUEROS, NO PASARÁN

Lo que vamos a comentar no se hizo evidente con el caso actual de Alberto Silva —la petición de la Fiscalía de Veracruz ante la Cámara de Diputados para desaforarlo—, sino desde antes de las elecciones locales, cuando empezó a trascender que alcaldes priistas y otros actores políticos eran amenazados.

Copelas o cuello, era el sentido supuestamente de las llamadas que recibían. O sea, cooperaban con una causa ajena a su partido o serían desatadas investigaciones que los llevarían a la cárcel.

Se dice que desde el altiplano tomaron la decisión de bloquear esa estrategia antripriista. ¿Cómo?, pues sencillamente ofreciendo la seguridad de que no pasarían las peticiones de desafuero y deteniendo investigaciones. Verdad o mentira esto, lo cierto es que están en condiciones de poder hacerlo tanto en la Cámara como en la Legislatura.

En fin, no pasó el caso de Tarek Abdalá, ya mandaron mensaje de que no avanzará el asunto en contra del diputado Alberto Silva y no pasarían otros.

Quienes acusan tendrían que cambiar estrategias o dirigir baterías a quienes no tienen fuero.

*** No está lejana la posibilidad de que Eva Cadena, la defenestrada choapense que recibió dinero supuestamente para la causa de Andrés Manuel López Obrador, regrese a su curul de la Legislatura, luego de que el Instituto Nacional Electoral determinó que no se le puede sancionar teniendo como prueba videos obtenidos de manera ilícita.

Si así fuera, el partido Morena perdería un voto, que actualmente tiene seguro con la suplente de Cadena.

¿Eva Cadena por quién se inclinaría, en una Legislatura que cada voto es peleado?

*** El alcalde Américo Zúñiga Martínez fue una de las primeras voces que dio la bienvenida a Guillermo Moreno Chazzarini como titular de la Sefiplan.

El tema de los adeudos que el Gobierno del Estado tiene con los 212 ayuntamientos veracruzanos es un asunto que corresponde atender al recién designado funcionario estatal y Zúñiga sabe que todo asunto público empieza por la voluntad de diálogo y así espera que inicie esta nueva etapa de negociación.

La administración estatal pasada dejó de pagar a Xalapa las aportaciones y participaciones del último trimestre del año, dejando adeudos por más de 252 millones de pesos y sin embargo, el gobierno de Zúñiga Martínez es el que mayor obra pública ha construido sin endeudarse, pues todo lo ha hecho con orden, honestidad y eficiencia en el gasto, además de intensificar los acuerdos con las instancias federales.

El martes pasado, en su calidad de presidente adjunto de la Federación Nacional de Municipios de México (FENAMM), el edil xalapeño y otros alcaldes del país se reunieron con el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, precisamente para impulsar políticas públicas que permitan el fortalecimiento hacendario de los municipios.

PEMEX, CON 1,400 PLEITOS JURÍDICOS EN LA ZONA NORTE Y QUE PRETENDEN REALIZAR MAL NOMBRAMIENTO

Se comenta que el subdirector jurídico de Operación de Pemex planea nombrar coordinadora jurídica de la Zona Norte, con sede en Poza Rica, a la licenciada Luz María Salas Hernández, experta en conflictos que se generan en la Lotería Nacional desde hace siete años, pero desconocedora de la problemática legal petrolera.

Esta versión desmoraliza al equipo de siete abogados de la oficina en ese centro petrolero, que ya perdió a más de la mitad de sus componentes por los recortes y que están enfrentándose  a una carga de pleitos laborales, civiles, mercantiles y penales que, se comenta, suman 1,400 casos.

Ninguno de ellos fue considerado para la promoción, a pesar de su experiencia y lealtad hasta de 25 años, con jornadas  que, se asegura, constantemente sobrepasan las establecidas por la ley, sin pago extra, por ser empleados de confianza.

La única esperanza de evitar ese nombramiento, nos dicen, es que el director general de Pemex, el veracruzano José Antonio González Anaya, disponga revisar esta elección.

Señalan que en este conflicto en Pemex de Poza Rica tiene participación  Fermín Fernández, subgerente jurídico de Operación de la paraestatal en esa ciudad petrolera, que querría meter mano a favor de la citada licenciada.