La cuatrote sigue repartiendo regalos, hasta de lo que no es suyo.

Melquiades Sosa

Opinion

¿Qué les habrán dicho a los cuates de Cuitláhuac García Jiménez?, tú nada más firmas y ya, el resto te lo hace el personal de la sala, ni te preocupes por donde quedes, la cosa es que quedes.

Y así se despacha la cuatrote de los tres poderes en el Estado, toma al gobierno y lo destroza a su conveniencia, agandalla las posiciones para sus aduladores y los vuelve los protagonistas de nuestra desgracia, toman a Veracruz y lo creen suyo.

Pero del otro lado no hay mucho consuelo que encontrar, la desobediencia de los diputados locales panistas a la línea de su presidente estatal Joaquín Guzmán Avilés dice, o que su jefe no es el presidente de su partido, o que al presidente del partido le falta estatura, rigor, fuerza y liderazgo para controlar a su bancada, ambas cosas suceden. Mientras Pepe Mancha “regalando” material en nombre de su fundación, siguen aprendiendo muy lento, hoy en el lenguaje predominante regalo es igual a corrupción, ciegos.

Y el resto de los partidos despistados creyendo que ellos se merecen todas las candidaturas ganadoras, y en cualquier acuerdo deben llevar mano, ninguno tiene la razón ni la fuerza, pero son todos necios y engreídos, perderán por obtusos.

Así que la cuatrote se despacha y la oposición hasta les vota a favor. Mientras los ciudadanos no tenemos para donde, y hasta ni con qué, en medio un montón de contagios, porque eso sí, de gobernar no saben nada, ni los unos ni los otros.

Pero volviendo al cochinero que se da en el Poder Judicial, a pesar de su simulada organización de las magistraturas, el que sigue pareciendo un juego de sillas, hay más magistrados que magistraturas, sigue paralizado por lo menos hasta el 16 de agosto, y mientras ¿en qué momento pondrán viables los juzgados de toda la entidad veracruzana?, en que momento activarán ennsu totalidad la digitalización de los juzgados?, ¿en qué momento se pondrá a trabajar la Presidenta del Tribunal Superior de Justicia?, pura grilla y nada de impartición de justicia, nada de resultados, pura incompetencia.

Veremos aún que sucede con los amparos federales de los magistrados retirados a la fuerza de sus espacios, y de la demanda de Tomás Mundo en contra de Doña Sofía Martínez Huerta, aún hay mucha tela de donde cortar, serán tortuosos los meses restantes hasta completar los setenta, veremos.

La indicación es si gusta, por favor, mejor, y debería de ser se ordena no salir de casa, sólo así entenderemos, cuídese mucho.