La “estrategia de cordialidad” de AMLO

Francisco Garfias

Arsenal | Francisco Garfias

 

Me gusta la “estrategia de cordialidad” de AMLO con los gobernadores. El presidente electo da señales de que tiene muy claro que se acabó la campaña electoral y que hay que trabajar juntos, independientemente de los colores.

Sabe también que el que siembra discordia, cosecha tempestades.

Por eso ya no habla de imponer a los supercoordinadores estatales, lo que puso los pelos de punta a los gobernadores.  En corto les dice que se va a aplicar la Ley de Coordinación Fiscal Vigente, reveló el gobernador panista de Querétaro, Pancho Domínguez.

Es decir, los mandatarios estatales serán los que lleven la batuta en el reparto de los recursos federales en sus respectivas entidades.

Lamentablemente, algunos de los militantes de Morena no se han dado cuenta de que ganaron y son gobierno.

Está claro que no acompañan esta estrategia de apaciguamiento que empuja el presidente electo.

Mentalmente, se mantienen en la calle. No bajan el estandarte de la descalificación contra sus adversarios políticos. Siguen con el mismo chip que antes del primero de julio. Quieren pelea. Pueden convertirse en un problema para AMLO.

López Obrador volvió a utilizar la “estrategia de la concordia” —el término es de colaboradores de Alfredo del Mazo— en su reunión, ayer, con el gobernador priista mexiquense.

Algunos auguraban un encuentro “difícil”, “incómodo”.

Fue lo opuesto, a pesar de que en el encuentro privado que ambos sostuvieron con legisladores estatales y federales del estado hubo gritos de “¡feminicidio! ¡feminicidio!”, coreados intencionalmente por morenistas.

El gobernador Del Mazo quedó contento. Y cómo no iba a estarlo, el presidente electo le dijo que el Estado de México será la entidad más beneficiada con inversión federal, por el número de personas que tiene en situación de pobreza: 46 mil millones de pesos.

En otras palabras, no se va a posponer el programa de ciudades marginadas, que incluía cinco localidades mexiquenses, para beneficiar a ciudades fronterizas.

“Quedó desterrada la idea de que hay pleito. Por el contrario, habrá un trabajo conjunto para beneficio de los habitantes del estado más poblado del país”, sintetizaron en el equipo del gobernador.

La “estrategia de la cordialidad” la aplicó también el presidente electo con los gobernadores del norte, que andan muy contentos con don Andrés.

El plan de reducir al IVA a 8 por ciento y a 20 por ciento el ISR en la zona fronteriza, aunado al compromiso de homologar el precio de la gasolina con Estados Unidos en una franja de 30 kilómetros de la línea divisoria, pone a estos estados en situación de ventaja frente al resto del país.

A López Obrador, sin embargo, le incomoda en serio la “prensa fifí”. Tiene que trabajar en su intolerancia ante la crítica. Sistemáticamente, la ve como una reacción al fin de los privilegios.

Ayer regresó al tema en el Edomex:

“Estoy notando —dijo— que en algunos medios de información, en la prensa “fifi”, hay cuestionamientos de todo. Entiendo que no les gusten muchas cosas porque en verdad vienen los cambios. Es la Cuarta Transformación.

“Se van a terminar los privilegios. A algunos no les parece. Ofrezco disculpas por anticipado. Pero la transformación de todas maneras va. Además, garantizando el derecho a disentir. Yo hablo de la prensa fifí, porque existe una prensa conservadora. Es legítimo”.

Más adelante: “Yo respeto la libertad de expresión, respeto el derecho a disentir, el derecho a la crítica, pero yo también voy a ejercer mi derecho, mi libertad.

“Estoy notando que hay una campaña en contra de los cambios. Hacen creer que es más de lo mismo y no, es un cambio verdadero…”.

Miguel Barbosa ya anunció su determinación de impugnar la decisión del Tribunal Electoral de Puebla de ratificar el triunfo de la frentista Martha Érika Alonso, esposa de Moreno Valle, en la elección de gobernador de la entidad.

Tiene cuatro días para hacerlo, a partir de que le hagan la notificación oficial.

“Para mí no es sorpresa. Sabía que el tribunal iba a resolver en ese sentido. Era un trámite… Estoy cierto que la elección se va a anular por las irregularidades acumuladas”, dijo.

Según Barbosa, se rompió la cadena de custodia. Se rompió el principio de certeza. Intervino el gobierno del estado. Muchas cosas, aseveró. Y se declaró tranquilo. “Creo en las instituciones”, subrayó.

El candidato de Morena apareció en un video con Yeidckol Polevnsky, presidenta nacional de ese partido.

“No nos damos por vencidos. Vamos a ir hasta el final”, advirtió.

En la trinchera de enfrente hubo fiesta. “Celebro que haya concluido el proceso electoral y que se den a conocer los resultados de la elección, en donde el Tribunal de Puebla ratificó el triunfo y la voluntad de los poblanos emitida el pasado primero de julio”, escribió Martha Érika Alonso.

Manuel Velasco no va a participar en el gobierno de AMLO al término de su mandato como gobernador de Chiapas, a mediados de diciembre próximo.

Al güero ni siquiera lo han invitado a integrarse al gobierno de la Cuarta Transformación. “Son puros rumores”, dijo el senador-gobernador, al asistir a la instalación de la Comisión del Federalismo en la Cámara alta.

Publicado por Excélsior