La incompresible y distraída moral en la SEV

Claudia Guerrero

Entre lo utopico y lo verdadero

Dentro de las oficinas de la Secretaría de Educación se tejen historias de poder, relajación e injusticias en contra de empleados, así como quienes cobran compensaciones, teniendo la Secundaria, en comparación a un trabajador experimentado, laborando por más de 20 años. Además, extrañas situaciones, en las que se visualizan relaciones sentimentales para tener beneficios y hasta cobrar sin hacer nada, mientras otros empleados son explotados, por el simple hecho de saber el manejo de una dependencia tan complicada como es la SEV. La mayoría de nuevos jefes llegaron sin saber nada y usan a empleados con experiencia para “sacarles la chamba”, sin ningún beneficio o remuneración, para luego, cuando ya no hagan falta, sólo les dan las gracias.

 

En el área de Recursos Humanos, Zenyazen Roberto Escobar García impuso a Jonathan Andrade Hernández, quien se desempeñaba como coordinador de Delegaciones Regionales en la SEV. Y en esa misma área, se desarrolla Alix Álvarez Calderón, hija de la trabajadora Adriana Calderón, quien está en trámite de jubilación, laborando también en Recursos Humanos y pretende dejar su plaza a su hija Alix, señalada de ser muy cercana a Jonathan Andrade y curioso, su novio oficial también se llama Jonathan Velasco, siendo veterinario. Alix percibe una jugosa compensación y está bajo contrato. Nadie sabe qué cargo tiene y se mostraba como dama de compañía de Andrade Hernández, hasta que le dieron poder, asegurando que por órdenes de Recursos Humanos, harán trabajar al personal de 9 am a 21 horas, quienes tienen doble plaza. Debemos recordar, que desde el gobierno de Miguel Alemán, se publicó en la Gaceta Oficial la autorización de laborar de 9 am a 18 horas. Y curioso, Alix se la pasa sentada en la oficina del titular de Recursos Humanos, por largas horas y no labora como es debido.

 

Y nos comentan que Jonathan Andrade Hernández, pretende quitar también las plazas llamadas “comodines”, para darlas a gente cercana a él y salir beneficiada la propia Alix Álvarez Calderón.

 

Existen más anomalías… La subsecretaria de Educación Básica, Maritza Ramírez Aguilar, tiene como secretaria particular a Gabriela Azuara, quien a su vez, tiene como amiga cercana y confidente a Marlén Barrios. Las tresya se hicieron la liposucción, arreglitos en la cara y además, el área de Educación Básica sirve para el alaciado del cabello de estas improductivas mujeres, plancharse los chinos en horario laboral y arreglarse las uñas.  Y ganan como si fueran jefes de área y Maritza Ramírez Aguilar consciente muy bien a su secretaria y a su amiga íntima.

 

Otra anomalía, que más bien es una relajación del orden y la falta de mando, es en la misma oficina de Maritza Ramírez Aguilar, donde presuntamente labora la hija del todavía alcalde de Emiliano Zapata, Jorge Mier. Ella se llama Doralina Mier Quezada, una muchacha que sólo tiene la secundaria y la incrustaron en el área de Educación Básica y en la oficina de Maritza, con una compensación de entre $20 y $25 mil pesos para tener contenta esta niña. Sus actividades son llevar documentos, servir café y platicar con todos en la oficina. Varias veces no se presenta a laborar, pues no hay control en las asistencias, gracias a la pandemia.

Doralina Mier Quezada fue incrustada en la SEV a petición de su padre, el alcalde de Emiliano Zapata, Jorge Mier y la joven ha sido el dolor de cabeza de su padre, al tener un hijo a los 17 años y además, no le ha gustado estudiar, por eso, sólo tiene la Secundaria. Cabe destacar que su mamá y primera dama de Emiliano Zapata, Doralina Quezada laboró en el IVEA y para darle la compensación a la hija del alcalde, ajustaron compensaciones de otros, siendo un buen pago, sin merecerlo.

 

Interesante que entre Jonathan Andrade y colaboradores se hacen llamar “camaradas”, como si estuvieran en un gobierno soviético o socialista. Ridículos, pues muchos de ellos son maestros de Educación Indígena. Lo interesante es que en Recursos Humanos han manipulado los contratos y compensaciones para quitarles a unos y darles a los nuevos favorecidos en esta administración. Llegaron “silvestres”, sin conocer la administración pública y han abusado de empleados con años de trabajar en áreas sensibles, los invitan a colaborar, con el fin de que ellos hagan el trabajo, sin ninguna remuneración.

 

La moral distraída en la SEV, pues si el mismo secretario de Educación, Zenyazen Escobar, roba, desvía recursos, se hace millonario y hasta compra un ridículo  Doctorado Honoris Causa, a una Asociación patito, por eso, sus subordinados también roban, son improductivos, convirtiendo áreas tan importantes en salones de belleza, Spa y hasta moteles ambulantes.

 

Dudas y comentarios: claudiaguerreromtz@gmail.com

Visite: www.periodicoveraz.com y www.claudiaguerrero.mx

Twitter: @cguerreromtz