La reelección de Pepe Mancha

Salvador Muñoz

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías. A ello habría que agregarle las bajas: la caída de una secretaría general y de un miembro del Comité Directivo Estatal, representados por Domingo Bahena Corbalá y Alba Leonila Méndez Herrera. Vamos, hasta podría definirse como perfecta su batuta y comentamos ello porque en breve, el PAN estará envuelto ¡en otra elección, pero interna!
Para septiembre 14, se cumplen tres años de que Pepe Mancha asumió la dirigencia estatal del PAN y está en posibilidades de reelegirse, lo que nadie, al menos del PAN, podría ponerle un solo “Pero” a esa intención si es que la pretende o si es que otras ramificaciones del blanquiazul levantan la voz para candidatearlo a volver a ocupar el cargo…
II
Antes del cuatro de junio pasado, hubo quienes colocaron a Pepe Mancha en el Gabinete de Miguel Ángel Yunes Linares “independientemente de los resultados”. Se desconoce cuál era la intención de tal comentario, que por supuesto, no va de acuerdo con el tablero de ajedrez que juega Pepe Mancha y eso lo demostró apenas hace un año, el cinco de junio del 2016, cuando todo mundo se aprestaba a subir a la nave de la Gubernatura, como el mismo Joaquín Guzmán Avilés, Julen Rementería, Alejandro Zairick y hasta Jorge Vera, quien por cierto, ya tiene un pie fuera después de volver a su terruño, Álamo, en calidad de alcalde electo… todo mundo, menos Pepe Mancha.
A diferencia de Rogelio Franco Castán, quien pasa de Dirigente a Empleado (aunque unos dicen que más que Secretario es el Chico Escort más caro que se paga en Veracruz), Pepe Mancha decidió mantenerse como el Primer Panista de Veracruz y los resultados están a la vista por segunda ocasión con las elecciones municipales.
III
¿Reelección o Gabinete? Creo que quien conoce a Pepe Mancha Alarcón entiende que irá por la reelección con miras a dirigir una batalla más que lo podría colocar, bajo el riesgo de equivocarme, como el Líder panista con más condecoraciones en la historia del partido en Veracruz… habría que checar a nivel nacional y me explico: Si bien no cuajó una aplastante mayoría en el Congreso local, se lleva una de las Joyas de la Corona al arrebatar al PRI la Gubernatura, y todavía mejor: el 2018 le da la oportunidad de repetir la dosis, confirmar su hegemonía en el Palacio Legislativo, tumbarle varias curules al PRI-PVEM en San Lázaro, llevarse dos senadurías y de remate, ser parte esencial en un triunfo en Los Pinos por parte de su partido… conste, esto está dentro de las posibilidades que puede obtener el PAN, no es que así tenga que ser.
IV
Aún mejor para Pepe Mancha… hagamos un “supositorio”… supongamos que se reelige Mancha Alarcón como dirigente del PAN estatal y nuevamente, asume el papel de General en esta nueva batalla que se aproxima este 2018… si Pepe mueve sus piezas como en los pasados tres años y en el año más reciente lo ha hecho, es seguro que más que buscar un cargo en el hipotético caso que se ganara la Gubernatura, fuera quien fuera el Mandatario Estatal, apostaría (o debe apostar) a una candidatura como diputado local pero por la vía de la Plurinominal… ¿en aras de qué? de que teniendo que dejar ese título nobiliario que le da ser dirigente del PAN (el Primer Panista de Veracruz), podría pasar a ser el presidente de la Junta de Coordinación Política en la LXV legislatura… igual, todo bajo el hipotético caso de que las inercias contra el PRI-PVEM se mantengan, y el PAN conserve o aumente la preferencia electoral en las siguientes elecciones. De ser así, Pepe Mancha volvería a mantener sana distancia con el Gobernador, pero conservando un peso propio, una personalidad propia, un poder propio…
Que conste… todo esto es un escenario que parte de la pretensión de algunos panistas porque Mancha Alarcón se reelija, que es lo único certero, lo demás, como ya lo citamos, no deja de ser un “supositorio” para Pepe.