La Reforma Eléctrica, el PRI, Veracruz y el Estado de México: no confundir de cuál lado masca la iguana        28 de Octubre del 2021

Jose Luis Ortega Vidal

CLAROSCUROS

(1)

Resulta una obviedad pero ello no evita traerla a colación de manera obligada: Sergio Gutiérrez Luna no es -aún- precandidato a la gubernatura de Veracruz. 

Lo he escrito y lo reitero: el presidente de la Cámara Baja del Congreso de la Unión se está dando a conocer en la entidad donde nació y al mismo tiempo la está conociendo. 

Es aspirante a un avance en su carrera política ya sea en Veracruz o en el Estado de México a partir del 2024. 

Respecto al Edomex es conocido y conoce aquel monstruo demográfico, industrial, sumido en un choque trágico de gente enriquecida hasta la saciedad y millones de pobres entre los más pobres del país. 

Delfina Gómez Álvarez es la cabeza del grupo con el cual Gutiérrez Luna tiene membresía en el estado dominado por el grupo Atlacomulco. 

En Veracruz, el grupo político al que Sergio Gutiérrez Luna pertenece es el grupo político de Sergio Gutiérrez Luna… 

El diputado está armando equipo, pica piedra… 

Tiene peso aquí por la sencilla razón de ser Presidente de la Mesa Directiva de la cámara de diputados en la LXV Legislatura que dio inicio el primero de septiembre pasado y habrá de concluir el treinta y uno de agosto del 2024. 

Sergio será presidente sólo el primer año, en representación de su partido: MORENA, luego seguirá un panista y cerrará un priista. 

Después Gutiérrez Luna pasará a ocupar cargos importantes pero menores al que ostenta hoy. 

De modo que cuenta con doce meses para afianzar su proyecto respeto a Veracruz: anotarse de cara a la sucesión de Cuitláhuac García Jiménez sin despegarse de sus raíces -no de origen pero sí de trayectoria política- en el Estado de México donde Delfina Gómez, hoy Secretaria de Educación, volverá a competir por la gubernatura. 

Por ahí va el asunto de las giras de Gutiérrez Luna y las reacciones de parte del actual grupo en el poder jarocho: encabezado por Cuitláhuac García Jiménez y sus elementos de confianza, a saber Juan Javier Gómez Cazarín en el Congreso, Roberto Zenyanzen Escobar García en la Secretaría de Educación y Esteban Ramírez Zepeta al frente de MORENA en la entidad. 

Hay otros y otras cuitlahuistas, desde luego, así como hay grupos políticos rivales incrustados en la burocracia estatal y federal en territorio veracruzano. 

Erick Patrocinio Cisneros Burgos es uno: Secretario de Gobierno al servicio de Rocío Nahle García -ella sí, precandidata a gobernadora con largo camino recorrido- una de cuyas características es cuidar poco al número uno, su jefe, su líder natural, a quien le debe lealtad institucional… 

¿Quién con Cisneros Burgos? La Fiscal, para empezar… 

Manuel Huerta Ladrón de Guevara es el otro: representante máximo del gobierno federal, es decir de Andrés Manuel López Obrador en Veracruz y él sí: fiel hasta la médula a su jefe, el Presidente de la República. 

Algunos diputados locales y federales, así como alcaldes de MORENA están con Huerta Ladrón de Guevara. 

También los hallamos junto al gobernador y algunos con el Secretario de Gobierno… 

En fin. 

El punto es la obviedad o las obviedades: para ubicar a Sergio Gutiérrez Luna como precandidato y en ese caso colocarlo como una verdadera competencia contra Rocío Nahle García, debe ser aprobada la Reforma Eléctrica enviada por AMLO al Congreso. 

El tema de fondo no es si se conoce o no a Gutiérrez Luna. 

Es más simple: si opera con éxito la aprobación de la Reforma Eléctrica lo van a conocer hasta en la Casa Blanca de Estados Unidos… 

Si no opera con éxito y la Reforma Eléctrica no pasa: se confirmará su desconocimiento pero por parte de quien manda en el país: ya sabemos quien… 

Desde luego que Sergio Gutiérrez Luna entiende tal coyuntura y debe estar trabajando al respecto. 

MORENA y sus aliados del PT y PVEM no suman suficientes votos en la Cámara Baja para modificar la Constitución y regresar el sector eléctrico al estatismo cuasi puro, cuya vigencia se acabó en el sexenio de Miguel de la Madrid Hurtado (1982-1988) para dar acceso al neoliberalismo impulsado por Carlos Salinas de Gortari antes de ser Presidente de la República. 

Tremendo encargo el de Sergio Gutiérrez Luna.  

Se juega, con ese tema, su futuro político: arribar a las grandes ligas en Veracruz o el Estado de México o la ciudad de México o quedarse con el bat al hombro. 

Los votos del PRI y de Movimiento Ciudadano hacen falta para tal Reforma. 

No, no es al priismo jarocho en sus eventos a quien Gutiérrez Luna tiene la obligación estratégica de buscar y convencer, sino al priismo de San Lázaro. 

Poco más de cincuenta votos a favor cuyo posible origen no será el PAN. 

El PRD podría aportar algo a cambio de prebendas pero su cuota no alcanzaría pues apenas cuenta con 15 legisladores federales. 

Sergio Gutiérrez Luna cuenta con 278 votos seguros de MORENA, PT y PVEM, pero debe sumar 334 sufragios camarales y para ello requiere convencer a los opositores.  

Le faltan, pues, 56 votos y el PRI cuenta con 71 diputados, suficientes para pactar la Reforma Eléctrica requerida por López Obrador… 

Movimiento Ciudadano tiene 23 diputados y de algo servirían, o de mucho llegado el caso… 

Ya veremos. 

Por lo pronto no debemos confundir el lado por el cual masca la iguana… 

El 2024 veracruzano y el 2024 del Estado de México -ambos destinos a donde apunta Sergio Gutiérrez Luna- están montados en la barca llamada Reforma Eléctrica uno de cuyos motores fundamentales es tricolor, ni más ni menos…