señora-amajac-glorieta-1024x529

Tomado de: latinus.us

“La señora de Amajac” ocupará el lugar de Colón en la glorieta de Paseo de la Reforma

La representación de “La señora de Amajac“, descubierta el 1 de enero de 2021 en la Huasteca veracruzana, ocupará el lugar de Cristóbal Colón en la glorieta ubicada en el Paseo de la Reforma.

“La decisión, que se tomó después de una gran discusión es que la representación, de acuerdo con la solicitud de más de cinco mil mujeres indigenas de distintas culturas y pueblos de la República, que nos entregaron documentos firmados desde sus pueblos, en donde nos solicitaban que, en vez del monumento a Colón, quedara la representación de una mujer indígena“, expresó Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México.

 

La mandataria expresó que darle este espacio “tan especial a las mujeres indigenas tiene un gran simbolismo en nuestra ciudad”, ya que, aseguró, expresa el reconocimiento que se le dan a sus derechos en la Ciudad de México.

La figura de “La señora de Amajac” se descubrió el 1 de enero de 2021, en la comunidad de Hidalgo Amajac, municipio de Álamo Temapache, en Veracruz. Se trata de una escultura prehispánica, asociada a un sitio arqueológico, que fue visitado en los cuarenta del siglo pasado por el arqueólogo Gordon Eckholm, durante su recorrido por la cuenca del río Tuxpan.

Diego Prieto Hernandez, director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) aseguró que la recomendación fue mantener en su sitio la estatua de Colón, sin embargo, ante los argumentos del gobierno capitalino que alerto que podría no conservarse debido a amenazas, se decidió moverla.

Los criterios propuestos para la nueva estatua fueron recuperar la memoria del “México profundo”, metáfora del historiador de Guillermo Bonfil Batalla, para apelar a las culturas originarias; segundo, “la mujer tenia que estar ahí” debido a que es motor principal de las transformaciones en el mundo y en el país; tercero, salir de la representación del México antiguo con lo mexica.

“La pieza representa a una joven mujer de élite, posiblemente gobernante por su postura y atavíos, más que a una deidad como se han interpretado casi todas las esculturas huastecas femeninas a las que se les vincula con la diosa Tlazolteotl”, explicó Prieto Hernández.

La jefa de gobierno aseguró que permanecerá “La señora de Amajac” en ese sitio, porque representa a las mujeres indígenas y su lucha, además de lo que representan en la Ciudad de México.

“La historia no nació con Hernán Cortez, la historia no nació con Cristobal Colón. El solo hecho de hablar del descubrimiento de América habla como si quién sabe que hubiera a habido aquí, es la visión europea”, expresó Sheinbaum Pardo, por lo que es fundamental la representación de una mujer indígena.

Quienes presiden el comité que tomó la determinación unánime de colocarla fueron las secretarías de Desarrollo Urbano y Vivienda, de Cultura, de Movilidad; además el fideicomiso y autoridad del Centro Histórico, el INAH, así como personas de la sociedad civil.

“Decirles también a las mujeres que han pedido que haya un espacio de representación en la Ciudad de las mujeres en lucha, vamos a entrar en comunicación con ellas para buscar un espacio que represente”, dijo sobre la antimonumenta, colocada el 25 de septiembre, por un grupo de mujeres activistas y feministas.