La traición de Vía Veracruzana

Filiberto Vargas Rodríguez

PUNTO DE VISTA

Punto de Vista- Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.

Nunca, como ahora, habían sido tan disputadas las posiciones relevantes de la lista de candidatos plurinominales del PRI. *** Los que se hicieron militantes de ese partido para conseguir prebendas, hoy ven en riesgo sus beneficios, sus canonjías, y pelean con furia por los flotadores de una nave que –aseguran ellos- está a punto de hundirse. *** ¿Qué mejor salvavidas que la protección que ofrece el fuero legislativo? *** Zaida Llado anuncia su renuncia a la Presidencia de la Fundación Colosio (¿hizo algo, acaso, por el PRI desde esa tribuna), y Víctor Rodríguez repudia la dirigencia del Movimiento Territorial, posición en la que fue impuesto por su creador, Marcelo Montiel. Estos dos personajes se dicen “víctimas” en el diseño de la lista de candidatos al Congreso local por la vía de la representación proporcional. *** El dirigente estatal de la CNC, Juan Carlos Molina Palacios, quien aspiraba a contender por un escaño en el Senado de la República, va en la primera posición plurinominal para ser diputado local. *** Erika Ayala, quien fuera senadora suplente de Héctor Yunes, y dirigente estatal de la CNOP, de las primeras en declararse a favor de Pepe Yunes, ocupa la segunda posición. *** Jorge Moreno Salinas, quien coordinara la fallida campaña de Héctor Yunes, va en el sitio número tres, mientras que Diana Aguilar Castillo, de Antorcha Campesina ocupa la posición cuatro, y Víctor Manuel García Trujeque, líder del sector obrero ocupa la quinta posición. *** La sexta posición es para Martha Beatriz Sosol Hernández, del Sindicato de Trabajadores de la Secretaría de Salud; Ricardo Diz Herlindo, dirigente de un sindicato magisterial, ocupa la posición siete, mientras que Elena Zamorano Aguirre, ex diputada local, va en la posición ocho. *** Marco Antonio del Ángel Arroyo, hijo del líder de los 400 Pueblos, Cesar del Ángel, va en la novena posición, seguido por Zitta Pazzi Maza, exdirectora del DIF estatal en los tiempos de Fidel Herrera y exdiputada y exalcaldesa de Pánuco.

* * *

Bien decía el escritor de origen nigeriano Habeeb Akande: “La lealtad de una esposa se prueba cuando su marido no tiene nada. La lealtad de un marido se prueba cuando lo tiene todo”.

Felipe Amadeo Flores Espinosa fue el más fiel de los priistas, mientras recibió de ese partido todos los beneficios.

Gracias al PRI fue en dos ocasiones diputado local. También fue dos veces diputado federal, y en dos períodos distintos dirigente estatal de su partido. Con la gracia de gobiernos priistas, fue Magistrado Presidente del Tribunal Fiscal, Director de Seguridad Pública, Secretario de Gobierno, Secretario Ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública y Procurador de Justicia de Veracruz, además de Director de Desarrollo Agrario en la Sedatu.

Respaldado por “su amigo” Javier Duarte de Ochoa, Amadeo Flores Villalba, hijo de Felipe Amadeo Flores Espinosa, consiguió el respaldo del Congreso local para convertirse en magistrado del Poder Judicial del Estado, a pesar de su inexperiencia.

“Fue una decisión del gobernador, el gobernador fue quien hizo la propuesta y el Legislativo dispone. Yo era consejero de asuntos legales del señor gobernador”, explicó el “junior” cuando se le cuestionó si había influido su padre en el nombramiento. Para poder asumir el cargo, Amadeo Flores Villalba renunció a la dirigencia de la Asociación Política “Vía Veracruzana”.

En este mismo espacio, en julio del 2016, cuando se había confirmado la derrota de Héctor Yunes en la contienda por la gubernatura, se exhibió la incongruencia del entonces dirigente estatal del PRI, Felipe Amadeo Flores Espinosa, quien pasó de reconocer la labor de Javier Duarte al frente del gobierno estatal, a sumarse a las peticiones de que renunciara al cargo.

El 5 de diciembre del 2015, frente al pleno de los integrantes de su organización “Vía Veracruzana”, Amadeo Flores afirmó:

“Falta mucho por hacer y están pendientes por atender muchos rezagos, pero coincidimos con nuestro amigo el gobernador Javier Duarte en que tenemos un estado  con rumbo y metas cumplidas, como fue expresado por él en su quinto informe de gobierno. Con ese reconocimiento, nos sumamos a la convocatoria de pensar y actuar por Veracruz”.

Y fue más allá:

“Hicimos compromiso con usted y sólo con usted y, en esa línea de respeto, lealtad y confianza mutua, le acompañaremos hasta el último día de su gestión de gobierno, con una actitud de responsabilidad política y congruencia, con la certeza de que somos sus amigos hoy y lo seremos siempre“.

Vía Veracruzana, la organización política que nació bajo el cobijo del PRI y que vivió y lucró impulsado por el partido tricolor, de pronto asumió que, por encima de la lealtad está la supervivencia, y decidió sumarse a eso contra lo que siempre luchó.

Antes de las elecciones del 2016, en su calidad de dirigente estatal del PRI, Amadeo se expresaba así: “Miguel Ángel Yunes traicionó a Josefina Vásquez Mota y Ricardo Anaya a su mentor Gustavo Madero. Ahora, intereses políticos y económicos los han juntado para intentar tomar por asalto a Veracruz”.

En aquella ocasión, el propio Amadeo se dijo convencido de que “en el PAN pesa más la complicidad que la lealtad”.

También por esas fechas declaraba:

“La investigación sobre lavado de dinero en paraísos fiscales y que involucra a la familia Yunes Linares es una muestra de una fortuna incalculable; podríamos estar ante el peor caso de corrupción en la historia del estado, porque todos sabemos que la persona que ha sido señalada como responsable, es en realidad el operador financiero de toda la familia. La fortuna de los Yunes Linares es una vergüenza internacional para Veracruz”.

Hoy, esa familia, “vergüenza internacional”, está integrada a Vía Veracruzana. Hoy, Miguel Ángel Yunes Márquez, figura política construida a partir de la fortuna construida en el “peor caso de corrupción en la historia del estado”, ha sido reconocido como miembro selecto de esa Asociación Política (a ningún otro de sus integrantes se le ha organizado un evento como fue en este caso).

Vía Veracruzana es la muestra más fiel del esos grupos políticos, de esos mercaderes electorales de los que se debe deshacer el PRI si pretende resurgir.

El epitafio de Vía Veracruzana quedó plasmado en su comunicado oficial:

“Hoy vivimos  una nueva etapa política en Veracruz que requiere de definiciones y nuestra asociación política ha hecho la suya”.

Eso está claro. Su mejor definición, lo que identifica a ese grupo con el Yunismo Azul, es la deslealtad.

* * *

Epílogo.

Se cumplió un año de que Javier Duarte de Ochoa fuera detenido en un hotel de una zona turística de Guatemala. El exgobernador de Veracruz sigue preso en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, desde donde hace frente a los señalamientos por lavado de dinero y delincuencia organizada. La investigación complementaria concluirá el 31 de julio con la celebración de una audiencia para que el juez pueda iniciar la etapa intermedia del proceso. *** Hoy Miguel Ángel Yunes Linares hace hasta lo imposible por conseguir que este acto jurídico le reditúe algún beneficio en las urnas a su hijo. *** Mientras tanto, el propio Yunes Linares se volvió a subir al ring para enfrentar al partido de Andrés Manuel López Obrador. El gobernador veracruzano calificó de embustera a la diputada local de Morena, Tanya Carola Viveros, quien denunció que sufrió un atentado el pasado fin de semana, cuando intentaron privarla de la libertad. Yunes Linares dijo que la diputada “argumentó que había estado en riesgo de un secuestro, (pero) no denunció ante la Fiscalía y en cambio acudió con los medios. Lo que hicimos fue checar las cámaras de los negocios donde ella había estado y no hubo ninguna tentativa de secuestro. Más bien un intento de llamar la atención de los medios”, dijo. *** Y para dejar claro que quien lo contradice paga las consecuencias, Yunes Linares le ordenó a la Fiscalía General del Estado que llame al alcalde de Alvarado Bogar Ruiz Rosas, por haber sugerido que los incendios forestales que se suscitaron en la Riviera Veracruzana pudieron haber sido provocados. ¿Y el fuero? Ese se lo pasa el gobernador por el “arco del triunfo”.

 

filivargas@gmail.com