Larrea y Grupo México: una raya más al tigre // Regadero tóxico en Zacatecas

Carlos Fernandez-Vega

Mexico SA

De nueva cuenta, para que nadie lo olvide, el tóxico empresario Germán Larrea y su Grupo México son responsables de otro regadero de contaminantes, su especialidad a lo largo y ancho de la República. Ahora el llamado zar del cobre íntegramente le pasa la factura a los zacatecanos, donde dicho consorcio hace y deshace con la venia del gobierno estatal.

En agosto de 2014 el susodicho y su empresa fueron responsables de lo que en ese momento se calificó (Sermarnat dixit) como el peor desastre ambiental de la industria minera del país, cuando la empresa Buenavista del Cobre –propiedad de Larrea– derramó 40 mil metros cúbicos de sulfato de cobre mezclados con ácido sulfúrico y otros metales pesados en el arroyo Tinajas, municipio de Cananea, Sonora, y alcanzó a los ríos Bacanuchi y Sonora.

Lo anterior afectó una zona de 271.6 kilómetros lineales del cauce del río y representó un grave daño ambiental, económico y de salud a 25 mil habitantes de ocho municipios sonorenses, dedicados principalmente a la agricultura, ganadería, elaboración artesanal de quesos y dulces regionales, entre otros.

Imposible olvidar el tiradero tóxico que dejó en su mina de Taxco, Guerrero, ni el homicidio industrial en Pasta de Conchos, Coahuila, donde murieron 65 mineros (63 de ellos se mantienen sepultados bajo toneladas de roca, ante la negativa del empresario de rescatar los cuerpos).

El número de rayas aumenta constantemente, pero el tóxico empresario se mantiene impune. Priístas y panistas le han dado todo tipo de cobertura –no gratuita, desde luego–, pero ahora el gobierno de López Obrador está obligado a resolver, ya, esta situación. Pues bien, ahora le tocó a uno de los estados de mayor tradición minera, y La Jornada Zacatecas lo reportó así: “este jueves (9 de mayo), a menos de un año de que (ilegalmente) reiniciara actividades la mina San Martín (propiedad de Larrea) en el municipio de Sombrerete, se produjo un derrame de jales desde esta explotación hasta el arroyo que atraviesa la comunidad.

“El secretario general de la sección 201 del Sindicato Nacional de Mineros, José Núñez Velázquez, informó que los propios habitantes de la localidad le avisaron y grabaron la evidencia de cómo se habían vertido los tóxicos en el cuerpo de agua que corre entre sus viviendas. “Cianuro y sulfato de zinc son algunas sustancias, calificadas como contaminantes muy peligrosos por el líder sindical, que se derramaron en el arroyo que atraviesa San Martín y que pasa en medio de las viviendas, que están a ambos lados del agua ahora contaminada.

“Los vecinos les informaron que desde Protección Civil no tenían conocimiento del incidente y agregó que la postura que ha asumido la autoridad después de este derrame es la de querer tapar el sol con un dedo. Parece que lo están encubriendo. Núñez Velázquez sostuvo que desde ayer se pudo ver a personas que acudieron a limpiar los contaminantes. Insistió en que las autoridades deben poner cartas en este asunto, pero se hacen oídos sordos. “Tras este incidente, el secretario general de la sección 201 concluyó que ya es tiempo de que alguien pare a esta empresa, porque es un consorcio irresponsable que sigue contaminando los arroyos y ríos y que perjudica a la comunidad y a las familias que están en riesgo.

“A través de redes sociales, el líder nacional minero y senador Napoleón Gómez Urrutia hizo referencia a esta situación y exigió a las autoridades federales que intervengan.En su cuenta de Twitter escribió: “Urgente: Nuevamente ocurre un derrame en mina de Grupo México en Zacatecas. El río contaminado afecta a la comunidad agrícola y ganadera de San Martín Sombrerete. Atención @Profepa, las autoridades de la región otra vez ocultan información y puede causar daños irreparables”. Entonces, ya chole con el tóxico cuan impune tigre.

Las rebanadas del pastel

¿Y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente?

Twitter: @cafevega