descarga (6)

Tomado de: EXPANSION

Las mujeres son más vulnerables a la desigualdad: Oxfam

Un estudio de Oxfam indica que si al género se le suma el origen étnico-racial y el color de piel, las condiciones de desigualdad son aún mayores.

El color de piel, el género y el hablar una lengua indígena son factores que determinan que las personas sean vulnerables a una mayor desigualdad en México, señala el estudio “Por mi raza, hablará la desigualdad” elaborado por Oxfam.

El informe revela que las mujeres tienen 42% menos posibilidades de alcanzar un nivel superior de riqueza. Esto aumenta a un 60% en el caso de las mujeres negras o mulatas, a un 68% en el de las mujeres que se autodefinen como indígenas, pero no hablan la lengua, y a un 71% para aquellas que sí la hablan.

En la presentación del reporte, el investigador Patricio Solís, uno de los autores, explicó este martes que si bien tener alguna de estas características es causa de desigualdad, cuando se combinan dos o más características las posibilidades son aún mayores.
“Pareciera que la desigualdad se amplifica entre las mujeres cuando se considera la combinación de características en los modelos para los perfiles étnico-raciales y que los efectos de las características étnico-raciales sobre los resultados económicos en particular son mayores entre las mujeres que entre los hombres”, dice el informe.

Esto ejemplifica que la desigualdad depende también de condiciones físicas, lingüísticas y de género y no solo de ingresos económicos, consideró Ricardo Fuentes Nieva, director ejecutivo de Oxfam.

Los datos son coincidentes con la información que presentó este lunes el Coneval, que ubica a las mujeres, indígenas y de zonas rurales como las que están más expuestas a vivir en condiciones de pobreza.

Para los investigadores de Oxfam, uno de los primeros pasos es reconocer que existe este problema históricamente y analizar las políticas públicas que se están llevando a cabo para que se atiendan las alertas y en el futuro no se esté hablando de lo mismo.

“Tenemos que darle dientes a las políticas públicas”, comentó Solís.