Les toca la tarea mayor

ROZONES Editorial de la Razon

ROZONES

Quedaron claras las responsabilidades que en el plan energético del nuevo gobierno asumirán la secretaria de Energía, Rocío Nahle, y el director general de Pemex, Octavio Romero. La primera tendrá a su cargo el tema de la refinación, que implica el mantenimiento de las seis plantas existentes y la construcción de la nueva, en Dos Bocas, Tabasco, para subir la producción de gasolinas y diésel. El segundo deberá contener la caída y primordialmente aumentar la producción de crudo para resolver la crisis actual. En ellos recae la tarea de alcanzar la soberanía energética, una de las mayores apuestas del nuevo gobierno, y en la cual, como lo dijo el Presidente Lopez Obrador, será fundamental ir de la mano con el empresariado mexicano.  

Reducciones congeladas

›El área técnica de la Secretaría de Hacienda ya tenía casi listo el nuevo Manual de Percepciones de los Servidores Públicos, en el que vendría la reducción de salarios de la burocracia. El problema es que el sustento jurídico de dicho manual era la ley de nombre parecido, que el pasado viernes suspendió la Suprema Corte de Justicia de la Nación. La pregunta ahora es qué manual enviará la Secretaría de Hacienda a la Cámara de Diputados. Porque no parece que la SCJN vaya a descongelar la ley antes del 15 de este mes, fecha límite para el envío del paquete económico al Congreso. 

El G-55 y sus contradicciones

›Animados por lo bien que les fue con la impugnación de la Ley de Remuneraciones, senadores de oposición analizan la posibilidad de presentar una acción de inconstitucionalidad contra la reforma al artículo 19 de la Constitución, que amplió el catálogo de delitos que ameritan prisión preventiva oficiosa. Dice el Grupo de los 55 que tal reforma fue hecha “al aventón” y que es violatoria de los derechos humanos. Pero resulta que muchos de los senadores que forman parte del G-55 votaron a favor de dicha reforma, aprobada durante la sesión del pasado jueves. ¿Y entonces? Pues nomás que expliquen.

La terna y… ¿el voto priista?

›Se dice que algunos panistas en el Congreso ya están empezando a suponer que Morena encontraría en la bancada del PRI los votos que necesita para aprobar a uno de los candidatos propuestos por el Presidente Andrés Manuel López Obrador para la Suprema Corte. Se les hace extraño que el tricolor no hubiera hecho tanto ruido ante el anuncio de la terna. Y como en este caso el voto es secreto, Morena puede conseguir el apoyo de algunos senadores de oposición sin que éstos se balconeen. Así que pronto lo veremos. O mejor dicho, no lo vamos a ver. 

Superadministradora del gobierno

Quien se sacó la “rifa del tigre” en el Gobierno federal es Raquel Buenrostro Sánchez, nombrada oficial mayor de la Secretaría de Hacienda. Es una mujer preparada y con trayectoria, que lo mismo trabajó en un gobierno perredista en la Ciudad de México, que en gobiernos federales panistas. Pero ahora tendrá sobre sus hombros la gran responsabilidad de coordinar a los titulares de las unidades administrativas de todas las dependencias del Gobierno federal. Y por si fuera poco, coordinará las adquisiciones de todas las dependencias. Vaya reto el que le espera.

Gómez Morin: ¿no que no? 

›Bien dice el dicho que más pronto “cae un…” bueno, resulta que últimamente se le ha visto a Manuel Gómez Morin muy cerca del dirigente nacional del PAN, Marko Cortés. El nieto del principal fundador del partido le dijo: “no, gracias” a Marko cuando lo invitó a sumarse al trabajo de la nueva dirigencia. Pero rectificó y ahora ya está involucrado en las tareas de limpiar el padrón y transparentar los procesos de afiliación al PAN. Marko logró convencer a Gómez Morin. Seguro desea hacer lo mismo con uno que otro gobernador que aún anda rejego.