Ley de Remuneraciones, a tiempos extra

Salvador Garcia Soto

Serpientes y Escaleras

 

La presentación de dos nuevas acciones de inconstitucionalidad contra la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos, por parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y del bloque opositor en el Senado de la República, alcanzó a salvar, literalmente al cuarto para las 12, la revisión constitucional de esa legislación. Porque el fondo de este asunto, que podría declarar inconstitucional la reducción de salarios y la obligatoriedad del tope de 108 mil pesos que gana el Presidente, estuvo a punto de irse al limbo y de no ser analizado al romperse la mayoría de ministros de la Suprema Corte, con 4 votos que rechazaron discutir las impugnaciones contra la primera versión de la Ley de Remuneraciones, aprobada en diciembre de 2018 por la mayoría de Morena, y modificada después por el Congreso en casi 90% de su contenido en abril de 2019.

A pesar de los 7 votos de ministros que se pronunciaron a favor de discutir las primeras acciones de constitucionalidad y de no desecharlas por tratarse de recursos que cuestionaban una ley ya modificada, los 4 votos del ministro presidente Arturo Zaldívar, de Yasmín Esquivel Mossa, Norma Piña y Juan Luis González Alcántara, prácticamente anularon cualquier posibilidad de la que la Corte declara inconstitucional la mencinada ley con base en las anteriores impugnaciones; sin embargo, gracias a que el ministro Zaldívar alertó que no tenía caso discutir una acción de revisión que impugnaba una ley ya modificada casi en su totalidad, la oposición en el Senado y la CNDH se avisparon y el lunes, a las 11:47 de la noche, 13 minutos antes de que venciera el plazo, según los acuses de recibo, presentaron dos nuevas acciones de inconstitucionalidad que impugnan, ahora sí el contenido de la reforma del 12 de abril de 2019 que modificó casi completa la Ley de Remuneraciones.

Leer más