descarga (2)

Tomado de: EXPANSION

Los otros dos robos a la Casa de Moneda de México

El primer asalto a la institución del gobierno mexicano que resguarda y distribuye monedas y otros objetos se perpetró en 1739.

Un grupo armado entró este martes a la Casa de Moneda del céntrico Paseo de la Reforma de la Ciudad de México y se llevó centenarios y relojes, pero no es la primera vez que la institución es blanco de un robo.

El precio estimado por centenario es de más de 37,500 pesos a la venta. En 1921 se acuñó por primera vez como moneda corriente para conmemorar el primer Centenario de la Independencia Mexicana.

Pese a que no es una moneda de uso corriente, sí se comercializa y es muy codiciada en el mundo del coleccionismo. Se estima que tiene un contenido de oro puro de 1,205 onzas (unos 34 gramos), y una pureza de 0.900.

En México son habituales los robos a mano armada y, si bien las condiciones de seguridad en instituciones financieras dificulta la labor del hampa, esto no ha impedido que se cometan robos en busca de las codiciadas monedas.

En julio de 2018, durante la remodelación de la Casa de la Moneda de México, el edificio fue asaltado por al menos cuatro hombres que se llevaron monedas de plata y oro.

 

Luego de que los sujetos sometieron a elementos de seguridad, rompieron con mazos la puerta de la entrada y las vitrinas. En aquella ocasión, se llevaron un botín de alrededor de 3 millones de pesos.

Pero el primer asalto a la institución se remonta siglos atrás. Se cometió el 17 de junio de 1739 en la entonces Real Casa de Moneda de México, donde se produjo un cuantioso robo de plata, de acuerdo con los registros históricos.

En aquella ocasión, los barrotes de la ventana de la bóveda de la Real Casa de Moneda de México fueron limados y deformados para extraer los valores “de forma que podía pasar y descolgarse una persona. En la pared había señales de haberse puesto una cuerda, y se veían huellas de pies descalzos”, detalla el texto El Gran Robo a la Casa Real Casa de Moneda , del investigador Felipe Castro Gutiérrez de la UNAM.

“Las inquietas averiguaciones subsiguientes mostraron que en la cornisa de la pared exterior del edificio, que colindaba con el parque antiguo del palacio virreinal, había marcas que mostraban haberse bajado algo de gran peso. Desde allí sólo quedaba pasar un muro no muy alto para acceder a la calle”, explica el texto.

La mayor parte de la plata sustraída nunca pudo ser recuperada, pese a que 28 personas fueron detenidas, entre ellas los supuestos responsables del robo.

El asalto de este martes a la Casa de Moneda fue cometido por al menos tres sujetos y, según usuarios de redes sociales, es similar al que perpetraron los protagonistas de la serie española La Casa de Papel.

Con información de EFE