descarga (2)

Tomado de: EXPANSION

Morena: el reto de “cuidar al partido” desde la división interna

Este año Morena deberá retomar su proceso interno; las diferencias ya resurgieron: Polevnsky dice que hasta diciembre; Luján asegura que en enero.

A seis meses de que arranque el proceso electoral más grande de la historia, el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador enfrenta grandes retos, uno de ellos, el poner fin a las divisiones internas que permitan su institucionalización.

Así lo consideran, politólogos y los propios miembros del partido que incluso ven en riesgo la continuidad del “proyecto de transformación” planteado desde la presidencia del país.

Luego de convertirse en partido en 2014, en solo cuatro años Morena se convirtió en un fenómeno político, al ganar la Presidencia de la República, la mayoría en el Congreso de la Unión, cinco gubernaturas y más de 17 congresos locales. Hoy enfrenta el desafío de no depender de una sola figura y desarrollar cuadros en el país y de lograr la renovación de su dirigencia nacional, proceso que se empantanó hace meses pero que podría retomarse el próximo 26 de enero cuando se realice su Congreso Nacional.

Entrevistados por Expansión Política, los tres aspirantes a la dirigencia, Yeidckol Polevnsky, la actual presidenta; Bertha Luján y Mario Delgado, coordinador de los diputados federales, se pronunciaron por “cuidar al partido”, pero cada uno expone cómo se debe hacer.

Es tiempo de dejar los jaloneos: Delgado

El aspirante a la dirigencia nacional de Morena, Mario Delgado, asegura que es tiempo de dejar atrás las diferencias entre morenistas y transitar hacia el relevo en la dirigencia; concretamente cambiar a Polevnsky.

“Es tiempo ya de parar ese jaloneo, yo he hecho muchos llamados a la unidad, a la madurez política. Nosotros prometimos regenerar la vida pública del país, prometimos ser diferentes, prometimos anteponer los valores y principios a los cargos, es el momento de demostrarlo”.

“Tenemos que demostrar si estamos a la altura o no de un presidente que es fuera de serie en la historia del país. Si estuvimos a la altura de este liderazgo o no o nosotros nos enredamos en cosas menores, por eso hay que anteponer ante cualquier interés personal la continuidad del proyecto de la transformación”, indica.

Reconoce que si los desencuentros continúan, podría hacerse realidad la advertencia del presidente López Obrador, quien afirmó que si las cosas se complican en Morena, podría abandonar el partido.

“Hay que cuidar a Morena”: Polevnsky

Contra la demanda de Delgado, está la presidenta de Morena, quien asegura que no hay condiciones para renovar la presidencia, por lo que el proceso se podría realizar hasta diciembre de 2020. De acuerdo con la todavía secretaria general en funciones de presidenta, será hasta mediados de año cuando el partido esté en condiciones de convocar a su congreso nacional electivo, pero para lo cual les tomará otros tres meses.

En ese contexto, afirma que a su dirigencia le corresponderá definir las candidaturas para los cargos de elección del proceso de 2021 en el que se renovará el Congreso de la Unión y 13 gubernaturas.

Para defender su permanencia hace suya la recomendación del presidente López Obrador de “cuidar a Morena”:

“Tenemos que construir la ruta en la institucionalización, es un partido que tiene cinco años. Nada más hay que recordar que es un partido de cinco años, es un partido bebé, y que con cinco años ha logrado hacer lo que no han hecho muchos partidos en años y años”.

“Si nos organizamos, las cosas salen bien”: Luján

En medio de las posturas de Delgado y Polevsky se encuentra Bertha Luján, la presidenta del Consejo Nacional de Morena afirma que ya es momento de que el partido complete el proceso interno para renovar a su dirigencia nacional y las estatales.

Ante los desencuentros y percances que han marcado su elección interna, Luján se pronuncia por mayor organización para que los morenistas salgan unidos.

“Lo que debemos hacer en Morena es tener más orden y mejor organización. Si nosotros nos organizamos bien, las cosas salen bien”.

De acuerdo con la también exsecretaria nacional de Morena, el próximo 26 de enero el Congreso Extraordinario podría aprobar la convocatoria para definir fecha para la renovación de las dirigencias del partido en todo el país.

“No es solamente el Comité Nacional, se trata de organizar a Morena desde abajo, a partir de lo distrital, posteriormente pasar a lo estatal y finalmente a lo nacional. Nos urge organizar a Morena desde abajo”, aclaró.

División de Morena solo beneficia a la oposición: Díaz Polanco

Para Héctor Díaz Polanco, titular de la Comisión de Honor y Justicia de Morena, este año el partido debe demostrar su capacidad para superar diferencias internas, pues de lo contrario, los únicos beneficiados son la oposición.

“Es muy sencillo. Los que quieren que esto se complique son quienes suponen que si se ejerce tranquila y libremente los procedimientos en el partido, no podrán obtener buenos resultados. En consecuencia, suponen que usando el viejo adagio pueden pescar en río revuelto, porque en río tranquilo no tienen muchas posibilidades”.

Asegura que de lo contrario no podría entenderse tanto afán de “torpedear” la vida interna de un partido político como Morena y hacer ver el proceso como algo apocalíptico.

Sin institucionalización, conflictos podrían escalar: Crespo

Para el politólogo José Antonio Crespo la falta de institucionalización y las confrontaciones internas en Morena son naturales, porque ello sucede con todas las fuerzas políticas nuevas. Así sucedió con el PRI, recuerda.

La disciplina, las reglas se van formando con el tiempo, este es un partido caudillesco. Una de dos o se impone la voluntad del caudillo o cuando el caudillo no interviene, entonces, se generan problemas difíciles de procesar”. En ese sentido, refiere que un partido que nunca logró la institucionalización fue el PRD, y muestra de ello fueron parte de los problemas que derivaron en la actual ruptura.

Explica que no es fácil lograr la institucionalización, pero aclara que todos los partidos pueden hacerlo. En el caso de Morena, explica, el riesgo mayor es lograr esa institucionalización antes de que la figura de Andrés Manuel López Obrador pierda fuerza; si ello llega a suceder, los conflictos serán más graves, alerta.

“Cuando mengüe la figura de Andrés Manuel López Obrador sino se ha logrado un grado fuerte de institucionalización pueden venir conflictos mucho más fuertes de los que estamos viendo ahora”.

descarga (2)Al respecto recuerda que las condiciones están dadas para que los conflictos escalen en Morena si no hay una institucionalización o una figura que ponga orden:

“Es una fuerza heterogénea, con corrientes muy diversas entre sí, grupos políticos con poco entre sí y muchas ambiciones personales. Suena muy bonito decir que están pensando solo en el país, no, ningún partido piensa solo en el país hay ambiciones personales, hay lucha de poderes, como cualquier partido Morena no es la excepción”, asegura.