MORENA, SE FRACTURA

Agustín Contreras Stein

Línea Política

 

 

TANTOS ERRORES cometidos en tan solo siete mese de gobierno, han comenzado a minar, políticamente, al partido que llevó a Andrés Manuel López Obrador, al triunfo electoral.

 

De los famosos treinta millones de votos que supuestamente obtuvo este partido, con los cuales se hicieron del poder, por cierto, de manera omnipotente, ya van quedando muy pocos, al grado de que si se hace una encuesta seria, éstos votos podrían estar disminuyendo escandalosamente, aunque haya quien diga, todavía, que el Presidente de la República, sigue teniendo la aceptación general del pueblo mexicano, en por lo menos el setenta por ciento porcentual.

 

Sin embargo, la realidad es otra.

 

Se sabe que ni siquiera los beneficiados con dos mil quinientos pesos bimestrales, están de acuerdo con el gobierno que se está practicando, ya que vuelven a calificar a López Obrador, como un verdadero peligro para México.

 

Es la primera vez que un Presidente de la República, es criticado duramente por su pueblo en tan solo unos cuantos meses de haber tomado las riendas del poder y lo peor de todo, es que aún con las críticas encima, no cede ni un milímetro en su posición de hacer las cosas a su manera, con pleno autoritarismo y con tendencias políticas exclusivas que no darán frutos positivos para la nación.

 

Hoy, cuando Morena, busca nuevo dirigente, sale a relucir la escasa unidad que existe dentro de su propia militancia. Ahí está, por ejemplo, el candidato más sobresaliente Alejandro Díaz Durán, que piensa, solamente, que si consigue los diez millones de militantes, para que voten dentro de la contienda interna, él ganaría las elecciones, cuando en realidad, la militancia ya no llega a esa cifra que según tienen contemplada.

 

Y es que olvidan que el alma de Morena, es López Obrador, y que fuera de su presencia nadie puede reunir tantos militantes y peor aún tantos votos en su favor.

 

Morena, está sufriendo por el abandono del mismo Presidente de la República, que anda muy ocupado en sus proyectos que no alcanzan la viabilidad necesaria, y no le da un poquito de tiempo a su partido, que bien sabe, que sin él, se desbarata o los desbaratan quienes ahora están en busca de la dirigencia nacional.

 

Morena, sobre las condiciones en que ahora se encuentra, no será fácil que gane la mayoría en las próximas elecciones, porque el pueblo ya no es el mismo de hace un tiempo, más preciso, de aquél memorable primero de julio del año pasado.

Y es que parece que los partidos políticos en general, han entrado en una seria crisis política interna, que desde luego, se reflejará en los próximos comicios, porque es ahí donde la militancia muestra la verdadera cara.

 

Y aunque pocos lo quieran creer, Morena, se fractura con la búsqueda de nuevos dirigentes nacionales, pues de esta contienda interna no saldrá fortalecido, sino al contrario, muchos de sus militantes se irán, porque ya no están de acuerdo en los principios, que no son democráticos, que experimentan quienes se han adueñado de esta organización política, sin darse cuenta que sin López Obrador, no hacen nada, cuando menos, como lo que se hizo en las elecciones presidenciales del año pasado.

 

Mientras tanto, López Obrador, también, se va quedando solo, pues ni siquiera su propio gabinete lo respalda al cien por ciento, como se ha visto recientemente con las renuncias de varios personajes de su cercano círculo de colaboradores.

 

Sí, es cierto, Morena, ya no es la esperanza de México, sino al contrario, tanto ha decepcionado a sus militantes y al pueblo en general, que ya quisieran que este gobierno federal, estuviera por concluir, pues ha llegado la hora de la reflexión y todo indica que por unos cuantos, como sucedió en otros partidos políticos, la fuerza política, se acaba.

 

Ya se verá en la conclusión de este primera año de gobierno y posteriormente en las elecciones intermedias que se presentarán.

 

——————–

 

QUE PASA EN VERACRUZ.

 

EN LOS MÁS RECIENTES acontecimientos, el pueblo veracruzano se cimbra nuevamente.

 

No hay garantía para el pueblo en general de que algún día de estos goce de la tranquilidad suficiente para poder avanzar en su propio desarrollo.

 

El Gobernador del Estado, ya no siente lo duro, sino lo tupido y de acuerdo con algunos analistas, se cree que no llegue, incluso, a los dos años de gobierno que supuestamente está esperando el Presidente de la República, para darle una solución a la entidad veracruzana.

 

Hay, de alguna manera, prisa por solucionar el caso Veracruz, pues el Presidente, no ha dejado de tener el interés en esta entidad, pues para él es una buena veta de votos que necesita para mantener el poder en el siguiente sexenio, o cuando menos para el respaldo que requiere ahora que se encuentra en serios problemas dentro de su gobierno.

 

Y soberbio, como se ha comportado en los recientes meses y días, el Presidente, al igual que el Gobernador veracruzano, también se siente acorralado, aunque en su caso es más difícil que deje el poder, más ahora que se encuentra obnubilado por el mismo.

 

Sin embargo, para el gobernador veracruzano, no hay estrategia alguna que lo pueda mantener en el gobierno, pues las dificultades se le están acumulando día tras día y esto ya lo sabe el que manda a nivel nacional, de tal suerte, que la decisión podría estar ya tomada, esperando solamente que transcurra el tiempo, pero todo parece indicar que al Gobernador, el mundo se le está viniendo encima.

 

——————–

 

¿CAMBIOS EN VERACRUZ?

 

EN EL SUPUESTO CASO de que el Gobernador del Estado, recapacitara sobre las condiciones en que se encuentra su gobierno y decidiera comenzar la reestructura de su administración, haciendo algunos cambios sustanciales que le dieran resultados positivos, hay algunas áreas que por mera necesidad habrían de tener modificaciones en sus titulares.

 

El depositario del poder ejecutivo, dijo hace algunos días que en tres meses, aproximadamente, podrían darse estos cambios y si fuera cierto, desde luego, que se llevarían a cabo estos relevos en dependencias estratégicas.

 

El Gobernador, tiene en sus manos su propia salvación y no llegar a los dos años de gobierno, sin haber hecho lo necesario, o cuando menos, lo que han demandado los veracruzanos.

 

Tiene, necesariamente, que reactivar a su propio equipo de colaboradores para poder salvarse y tener la oportunidad de continuar con su gobierno, pues aunque sea su cuate el Presidente, primero están los intereses políticos y eso debería aprenderlo bien desde ahora para cuando llegue el momento oportuno.

 

——————-

 

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

 

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx