025n1mun-1

Tomado de: La Jornada

Niega Brasilia que sobornara a diputados para archivar una denuncia contra Temer

Brasilia.

El gobierno brasileño negó este domingo haber utilizado recursos públicos para obtener el apoyo de los legisladores que analizaron la denuncia de corrupción contra el presidente Michel Temer. El periódico O Globo publicó en su portada dominical que Temer usó 15 mil millones de reales (alrededor de 4 mil 700 millones de dólares) para obtener la victoria en una comisión parlamentaria que el jueves pasado recomendó archivar el proceso contra él.

Según el diario, que encabezó la noticia con la frase El precio de la fidelidad, la distribución de los recursos fue anunciada durante las pasadas dos semanas, en forma de nuevos programas y liberación acelerada de partidas presupuestales para que los diputados realicen obras específicas en sus estados de origen a cambio de un resultado favorable para Temer en dicha comisión.

Varios diputados derrotados en la votación denunciaron esas supuestas maniobras el mismo jueves. La liberación de recursos para municipios es un procedimiento absolutamente normal, contemplado en el marco de la Constitución, aseveró el Ministerio de Planificación y Presupuesto en un comunicado difundido este domingo. Todos los fondos son ejercidos con criterio y se destinan a la realización de obras esenciales, como proyectos de saneamiento, movilidad urbana, iluminación pública, etcétera, añade la nota oficial.

Temer fue acusado de recibir un soborno de 500 mil reales (150 mil dólares) de JBS, la mayor procesadora de carne del mundo, por conducto de un asesor al que la policía fotografió recibiendo una maleta con ese dinero antes de detenerlo. La fiscalía asegura que dicho monto estaba destinado a Temer, quien lo ha negado categóricamente. Pese a que la comisión parlamentaria recomendó –por 40 votos en favor y 25 en contra– archivar la denuncia, será el pleno –513 diputados– el que decidirá enviarla o no al Supremo Tribunal Federal.

Esa votación, clave en Diputados –en la que la oposición necesita una mayoría especial de 342 sufragios para que el proceso continúe–, está prevista para el 2 de agosto próximo.

Si la causa llegara a la Corte Suprema y los 11 jueces de esa instancia dieran continuidad al proceso, Temer sería suspendido por hasta 180 días.

Rodrigo Maia, presidente de la Cámara de Diputados, asumiría el cargo de manera provisional, abriendo un nuevo capítulo en la crisis que golpea al país tras la destitución de Dilma Rousseff (2010-2016) 14 meses atrás.

En caso de que el mandatario fuera declarado culpable, perdería su cargo y el Congreso debería elegir a su sucesor 30 días después. De lo contrario retomaría la presidencia.

La fiscalía estudia además presentar otras denuncias contra Temer por obstrucción de la justicia y asociación ilícita.